Cómo limpiar zapatos de cuero

Los zapatos de cuero requieren un especial cuidado para mantenerlos en óptimas condiciones, eliminando la suciedad y dejándolos brillantes y suaves. Para ello, hay varias técnicas que llevadas a cabo con cierta constancia, aumentarán la esperanza de vida de tu calzado. Solamente tienes que tener a mano un paño limpio y suave, papel de periódico, agua y vinagre, así como algunos productos especializados, como acondicionador de cuero o cera de calzado. A continuación en unComo te mostramos cómo limpiar zapatos de cuero.

Whatsapp 11 Twitter 0 Google +
Instrucciones
  1. En primer lugar, te recomendamos eliminar la suciedad de los zapatos cada vez que te los quites, ayudándote de un paño de textura suave. Si los zapatos tienen cordones, lo ideal es lavarlos aparte en la lavadora para que queden impolutos.

    Para eliminar roces, utiliza un paño húmedo con sal para frotar el calzado, pero no mojes demasiado su piel. Por otro lado, también hay disponibles uno limpiadores especialmente diseñados para tratar el cuero que puedes encontrar en las zapaterías.

    Respecto al secado, nunca pongas tus zapatos de piel o cuero al sol porque estos podrían llegar a decolorarse.

  2. Además, para retirar las manchas provocadas por la sal puedes crear una solución a base de agua y vinagre blanco a partes iguales, mezcla ambas capas y aplícala con un paño sobre las zonas afectadas de tus zapatos. Después, sécalos con un paño limpio y suave, y repite este procedimiento hasta que la sal desaparezca.

  3. Si cuentas con un aceite o cera para zapatos de cuero, primero elimina la suciedad y el polvo con un trapo limpio y seco. Luego, impregna un paño suave del aceite o cera del que dispongas, lee atentamente sus instrucciones para asegurarte de estar procediendo correctamente, aplica el producto y deja que se absorba completamente. Por último, elimina el exceso de producto con un paño seco y espera 24 horas para que actúe.

  4. Después del paso anterior, es recomendable pasar por el cuero del zapato un trapo húmedo sin ejercer demasiada presión, y luego ponerlo a secar pero nunca a la luz del sol. Si se trata de zapatos de charol, puedes utilizar aceite de origen vegetal en un trapo seco para darles brillo, pero realiza una prueba previamente para asegurarte de no dañar el calzado.

  5. En cuanto a pulir los zapatos de cuero, se aconseja llevar a cabo la siguiente acción mensualmente. Primero, coloca papel de periódico sobre el suelo o la mesa para protegerlos. A continuación, coge un producto pulidor, preferiblemente en crema, y aplica un poco en una zona oculta de uno de los zapatos para asegurarte de que este no afecta al color. Después, aplica el pulidor en un trapo limpio y suave y frota sobre el zapato con movimientos circulares.

    Asimismo debes tener en cuenta que las costuras son delicadas de tratar porque normalmente son de otra tonalidad, así que no presiones demasiado ni insistas en esa zona. Por último, retira el pulidor con otro trapo suave con movimientos circulares. Si prefieres que tu calzado brille, esparce unas gotas de agua por encima de este antes de pulirlo.

  6. Asimismo, para evitar que el cuero se estropee o se cuartee, se aconseja recurrir a un acondicionador de cuero, producto que podrás adquirir en cualquier zapatería, y aplicarlo en los zapatos un par de veces al año. De esta manera, lograrás que queden suaves y no aparezcan grietas. En el siguiente artículo puedes ver más consejos sobre Cómo cuidar zapatos de cuero.

  7. ¿Te ha resultado útil este artículo? Si quieres saber más técnicas para limpiar zapatos de otros materiales, no te pierdas los siguientes artículos:

  8. Si deseas leer más artículos parecidos a cómo limpiar zapatos de cuero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Zapatos, botas y marcas de calzado o te suscribas a nuestro boletín de novedades.

Comenta, opina, pregunta sobre cómo limpiar zapatos de cuero:


Vídeos destacados
Remedios y consejos de Belleza Vídeo Recetas Cupcakes Personajes de Inside Out (Intensa Mente / Del Revés)