Compartir

4 exfoliantes caseros para la zona íntima

Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
4 exfoliantes caseros para la zona íntima

Aunque sabemos lo delicada y sensible que es, la zona íntima es una de las partes del cuerpo más ignoradas a la hora de cuidar y nutrir la piel. Pues bien, hidratarla y exfoliarla especialmente antes y después de la depilación es algo que nos puede ayudar a evitar molestias, irritaciones y los tan antiestéticos vellos encarnados, los cuales no se pueden extraer debido a que no crecen correctamente. Si deseas disfrutar de una buena depilación íntima y mantener en perfectas condiciones la piel de esa zona, te aconsejamos que tomes nota de lo que te explicamos en este artículo de unComo y hagas uso de los 4 exfoliantes caseros para la zona íntima que te descubrimos. Con ellos, evitarás la aparición de impurezas y la piel quedará mucho más suave y lisa que antes.

¿Por qué exfoliar la zona íntima y cuándo hacerlo?

La exfoliación es una tarea que permite eliminar todas las células muertas acumuladas en la piel y que le reporta a esta muchísimos beneficios, pues la deja complemente limpia, lisa y suave, previene la formación de impurezas, favorece su oxigenación y regeneración y reactiva la microcirculación sanguínea en la zona en la que se lleva a cabo.

Pero, además de todo lo anterior, la exfoliación es una tarea estética esencial que se debe hacer antes de depilar cualquier zona del cuerpo, incluida la zona íntima. Cuando vayas a eliminar el vello del pubis y las ingles es aconsejable que antes de hacerlo exfolies la piel de esas áreas, por un lado, para que la depilación sea más efectiva y, por otro, para evitar la formación de los llamados pelos enquistados o encarnados. Este tipo de pelos aparecen cuando al crecer no acaban de salir a la superficie y se quedan enterrados bajo la piel, dando lugar en muchas ocasiones a granos rojizos inflamados y dolorosos. Son más comunes cuando se utiliza la cuchilla como método de depilación, pero pueden aparecer también con otras técnicas depilatorias. Por ello, para prevenir su aparición, lo mejor es exfoliar la zona previamente y facilitar así la extracción del pelo, dejando además la piel completamente preparada para recibir los principios activos de cualquier tratamiento o loción que se aplique.

La piel de la zona íntima es extremadamente y delicada, mucho más que la de otras partes del cuerpo, y por ello no se puede utilizar cualquier loción exfoliante, sino que tendrá que se una que tenga un grano fino y que no cause irritaciones en la piel. Y, para ello, una buena opción son los exfoliantes que se pueden preparar en casa con algunos productos naturales, tal y como te mostramos en las siguientes líneas.

En el siguiente artículo, te mostramos cuáles son los tipos de depilación íntima por los que puedes optar.

4 exfoliantes caseros para la zona íntima - ¿Por qué exfoliar la zona íntima y cuándo hacerlo?

Exfoliante de azúcar y aceite de oliva

Una de las mejores recetas para hacer exfoliantes caseros para la zona íntima es la que combina el azúcar con el aceite de oliva. El grano del azúcar es fino y pequeño, por lo que no causará irritaciones, y el aceite de oliva es uno de los productos hidratantes más efectivos que existen, con lo que no se dañará la piel y, por el contrario, se favorecerá su recuperación después de la extracción del vello.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación: en un recipiente, vierte el azúcar y luego añade el aceite de oliva. Mezcla los dos ingredientes hasta obtener una pasta granulosa amarillenta, que es la que tendrás que utilizar como loción exfoliante.

4 exfoliantes caseros para la zona íntima - Exfoliante de azúcar y aceite de oliva

Exfoliante de azúcar y miel

La receta anterior puedes modificarla un poco mezclando el azúcar con miel en lugar de con aceite de oliva. La miel es un producto rico en enzimas naturales y vitaminas que limpia profundamente la piel, elimina las células muertas, aporta nutrición y previene la formación de impurezas impidiendo, a la vez, la proliferación de bacterias que pueden causar infecciones.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de miel

Preparación: agrega el azúcar y la miel en un recipiente y remueve con la ayuda de una cuchara hasta obtener una pasta granulosa bien integrada y espesa.

4 exfoliantes caseros para la zona íntima - Exfoliante de azúcar y miel

Exfoliante de bicarbonato de sodio

El polvo fino del bicarbonato de sodio también es ideal para exfoliar la zona íntima con seguridad y suavidad. El bicarbonato ayuda a desobstruir los poros y a eliminar toda la suciedad acumulada en ellos, al mismo tiempo que exfolia, suaviza y reduce la aparición de granitos y otras impurezas. En este caso, te proponemos dos exfoliantes caseros distintos a base de bicarbonato, así podrás elegir el que más te guste:

  • Bicarbonato y aceite de oliva: mezcla 2 cucharadas de bicarbonato con 1 cucharada de aceite de oliva y remueve hasta que los dos ingredientes se integren por completo.
  • Bicarbonato y avena: mezcla 2 cucharadas de bicarbonato con 2 cucharadas de harina de avena y añade un poco de agua mineral. Remueve todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.
4 exfoliantes caseros para la zona íntima - Exfoliante de bicarbonato de sodio

Exfoliante de avena y aloe vera

El aloe vera es uno de los mejores productos existentes para cuidar y embellecer la piel del cuerpo, pues además de ofrecer una gran limpieza, es hidratante y permite regenerar los tejidos de la dermis cuando esta más lo necesita, ya sea que se encuentre seca, irritada o con impurezas. En esta ocasión, te recomendamos mezclar el aloe con la avena, un cereal también con un gran efecto limpiador, calmante y nutritivo.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de harina de avena
  • 2 cucharadas de aloe vera
  • 1 cucharada pequeña de aceite de almendras

Preparación: en un recipiente, mezcla primero la harina de avena con el aloe vera. Una vez esté listo, agrega el aceite de almendras y mezcla hasta conseguir una pasta homogénea.

Puedes descubrir más recetas como estas en el artículo Cómo exfoliar el cuerpo con productos caseros.

4 exfoliantes caseros para la zona íntima - Exfoliante de avena y aloe vera

Cómo exfoliar la zona íntima

Como hemos comentado anteriormente, la piel del pubis y de las ingles es muy sensible, por lo que un día antes de depilarla es conveniente que la exfolies haciendo uso de algunas de las lociones que hemos mostrado y para que el resultado final sea el esperado, tendrás que hacerlo de la siguiente forma:

  • En primer lugar, toma una ducha de agua tibia y lava la zona íntima con un jabón suave específico. Mantén la zona durante unos minutos bajo el agua tibia para que los poros se abran, así el exfoliante podrá penetrar mejor y la depilación será más efectiva.
  • Aún cuando tengas la piel húmeda, aplica una cantidad de exfoliante y espárcelo por el pubis y las ingles haciendo masajes circulares con los dedos con mucha suavidad.
  • Tras unos minutos masajeando, retira el exfoliante enjuagando con abundante agua.
  • Cuando salgas de la ducha, seca la zona con una toalla limpia y aplica una crema corporal hidratante para que la exfoliación no irrite ni enrojezca la piel.

Tras la exfoliación, ya podrás depilarte el pubis y las ingles tranquilamente. Si quieres hacerlo bien y extraer el vello correctamente, te recomendamos que sigas las recomendaciones del artículo Cómo depilar el pubis.

4 exfoliantes caseros para la zona íntima - Cómo exfoliar la zona íntima

Si deseas leer más artículos parecidos a 4 exfoliantes caseros para la zona íntima, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre 4 exfoliantes caseros para la zona íntima

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Toyota
Como me lo aplico lodejo dirante cuanyo oke
Daiana
Ahí dice unos minutos, puedes dejarlo el tiempo que consideres correcto como cuando te exfolias la cara, que son dos o tres minutos.

4 exfoliantes caseros para la zona íntima
1 de 7
4 exfoliantes caseros para la zona íntima

Volver arriba