Compartir

Cómo aplicar una envoltura húmeda, estimulante o excitante

Por Laura Ruiz. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo aplicar una envoltura húmeda, estimulante o excitante

Las envolturas húmedas se aplican en las enfermedades crónicas y los resultados obtenidos son muy buenos. Las envolturas húmedas, estimulantes y excitantes constituyen un agente muy activo motivo por el cual hay que manejar-las con cierta prudencia.A veces al principio muchas personas no toleran bien las envolturas, sufriendo mucho frío al pronto y si se prolonga la envoltura les puede llegar a molestar el calor.La primera sensación ha de durar sólo unos minutos, reaccionando luego el enfermo, cuya piel está envuelta por una capa de calor húmedo que fomenta sus funciones. Sólo así actuará bien la envoltura.Éste tipo de envolturas está indicado en los casos febriles rebeldes porque se atrae a la superfície la fiebre interna con gran cantidad de sustancias tóxicas, las cuales son eliminadas por los poros de la piel. Por lo tanto la aplicación de las envolturas húmedas proporciona grandes beneficios al enfermo.A continuación te contamos cómo aplicar una envoltura húmeda, estimulante o excitante.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Lo primero que tienes que hacer es retirar todas las ropas de la cama que puedan cubrir al enfermo. Dejando así sólo la almohada encima de la cama.

2

El siguiente paso consiste en extender una manta de lana muy gruesa de dos metros de largo por dos de ancho, a fin de que abarque des de los talones hasta la nuca del paciente.Además tiene que ser lo bastante ancha para que pueda arrebujarse bien por debajo del cuerpo de ambos lados.

3

Encima de la manta tienes que colocar una o dos sábanas humedecidas con agua tibia y bien escurridas.Si el enfermo lo tolera, se puede utilizar agua fría en vez de templada.La manta de lana tiene que ser más ancha que la sábana, de manera que sobresalga a cada lado unos 12 centímetros.

4

Cuando tengas colocadas las sábanas y la manta, tienes que atravesar una toalla húmeda encima de la sábana.

5

A continuación tienes que extender encima al paciente tumbado boca arriba y completamente desnudo, de manera que la sábana sobresalga unos 15 centímetros por encima de los hombros del enfermo. Y después tienes que envolverle el tronco con la toalla, que está encima de la sábana, por debajo de las axilas metiendo las puntas debajo de los costados.

6

El siguiente paso consiste en poner encima la sábana húmeda arrebujándola cruzada, primero debajo de los hombros y el cuello e ir bajando sucesivamente hasta los pies, sujetando primero el borde doblado hacia fuera del lado opuesto al del enfermo y después el más próximo. Tirando del mismo hacia sí y sujetándolo de la misma manera. La parte de los pies y piernas no se cruza de ese modo, sino que se mete entre ellos y por debajo de los mismo, envolviéndolos por separado. La parte sobrante se tiene que doblar sobre los pies y se sujeta entre ellos.

7

Seguidamente se tiene que agarrar el lado opuesto de la manta de lana, es decir, el lado más cercano al enfermo, y se tiene que cruzar por encima de él y meterlo debajo del costado contrario empezando de arriba abajo.

8

Después se tiene que cruzar por encima del otro lado de la manta, metiendo igualmente el ángulo superior debajo de los hombros, dejándolo así sujeto.

9

Es muy importante que la manta de lana sujete bien desde el cuello hasta los pies para que no penetre el aire. Por este motivo, hay que pasar la mano plana de arriba abajo y por todos los lados para que la manta quede bien pegada al paciente.

10

A continuación se tiene que colocar encima las ropas de la cama, es decir, un edredón o algo similar; de manera que abarque desde la cabeza hasta los pies del enfermo.

11

La envoltura húmeda, excitante y estimulante tiene que durar entre una hora y media y dos horas. Excepto en aquellas personas que sean nerviosas, en las que la envoltura tendrá una duración de un hora.

12

Una vez finalizado el tiempo de duración de la envoltura, hay que quitarla y aplicar al enfermo un baño templado durante el cual se le darán frotaciones en los pies.Pero si se quiere también se le puede practicar una frotación húmeda tibia. Para ello, una vez el enfermo esté fuera de la envoltura, hay que mojarle el vientre y el pecho y a continuación los brazos y la espalda, las piernas una tras otra y terminar con frotaciones suaves en seco.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo aplicar una envoltura húmeda, estimulante o excitante, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Consejos
  • La duración de la envoltura depende no obstante de cómo se sienta el enfermo. Por eso, hay que quitarla cuando el paciente se encuentre agitado o incómodo en exceso.
  • Los efectos obtenidos con la envoltura húmeda son parecidos al baño de vapor, pero con la ventaja de que la envoltura es más calmante.

Escribir comentario sobre Cómo aplicar una envoltura húmeda, estimulante o excitante

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo aplicar una envoltura húmeda, estimulante o excitante
Cómo aplicar una envoltura húmeda, estimulante o excitante

Volver arriba