Compartir
Compartir en:

Cómo conseguir una mirada despierta

Paso a paso
Valoración: 4,5 (68 votos)
1 comentario
13 veces compartido
 
Cómo conseguir una mirada despierta

Ojos hinchados, bolsas ojeras, etc. No hace falta ser famosa para querer borrarlas de un plumazo, sin pasar por el quirófano ni convertir el asunto en debate nacional. Las ojeras no distinguen entre sexo, edad ni tipos de piel. Aprender a disimularlas para salir a la calle con una mirada despierta y límpia.  Los mejores aliados son la constancia, buenos hábitos y cosméticos que ayuden a deshinchar la zona con fórmulas antiinflamatorias y drenantes. Hay pequeños trucos que no cuesta nada y funcionan bien.

También te puede interesar: Cómo disimular una mirada cansada
Instrucciones:
1

No beber muchos líquidos antes de ir a la cama porque durante el sueño casi no se eliminan y, al despertar, lavar la cara con agua fría para activar la circulación.

2

Descansar las horas necessarias, olvidar el tabaco y el alcohol y reducir el consumo de sal y cafeína son casi una obviedad. Y la cosmética.

3

En los gestos básicos del cuidado personal de hombres y mujeres no debería faltar un buen contorno de ojos que hidrate en profundidad esta delicadísima zona, combata las patas de gallo, aclare las ojeras y mantenga a raya las bolsas. Se trata de rejuvenecer la mirada, hacer más despierta y de evitar el aspecto de recién levantados cuando ya es la hora del vermut.

4

Hay muchísimos productos y diferentes texturas para elegir, según las necesidades y hasta los gustos de cada uno. Eso sí, en todos los casos hay que tener en cuenta que estos productos no han de estar nunca en contacto con los ojos para evitar posibles reacciones alérgicas.

5

El principio más inteligente de la belleza, por encima de cualquier tendencia, es destacar y camuflar los defectos. Para eso se inventaron los iluminadores, unos pequeños lápices que tienen sitio de honor en los bolsos de las mujeres con prisas y en los bolsillos de los hombres preocupados por su aspecto. Lo mejor es elegir un tono más claro que el de la propia piel y empezar su aplicación por la zona más pegada al tabique nasal. Su único secreto es usar la cantidad justa y bien difuminada, un toque bajo los ojos, a ambos lados de la nariz y sobre los surcos más o menos marcados entre el labio superior y la nariz, mejoran la imagen en un segundo

6

Unas pestañas rizadas, espesas y largas son la mejor firma para uns ojos curiosos y vivos. Para conseguirlo se ha inventado casi todo, desde los postizos a extensiones, y hasta un nuevo suero para hacerlas crecer, pero lo fundamental es cuidarlas con tanto mimo como la piel del rostro y desmaquillarlas con un producto específico.

7

Tener buena cara sin maquillaje es posible. Ahora que la mujer real quiere hacerse oir por encima del sueño y el Photoshop, se puede estar guapa en versión relity exprés.

8

Para bajar la hinchazón de los ojos también ayudan los antifaces que se guardan en la nevera, las rodajas de pepino de toda la vida, las bolsitas de té o manzanilla frías colocadas sobre los ojos cerrados y hasta un par de cucharillas de postre recién salidas del congelador.

9

Un poco de iluminador bajo los ojos, sobre el párpado y el arco subciliar cuando no hay tiempo para el maquillaje, un toque de colorete, máscara, brillo para labios y lista.

10

Para romper con la rutina basta con cambiar el omnipresente negro de la máscara por el berenjena, el marrón, el gris o el azul que triunfan en las pasarelas de moda. Combinarlo con los colores de la ropa y con los tonos del pinta-labios es un acierto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo conseguir una mirada despierta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal o también te puedes descargar la app de moda Bellatips, la aplicación ideal para estar siempre "Bella".

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Cómo conseguir una mirada despierta

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
danny
como quitarme la comezón del embarazo......

Cómo conseguir una mirada despierta
Cómo conseguir una mirada despierta