Compartir

Cómo cuidar la piel bronceada

Por Sara Armas. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo cuidar la piel bronceada

Después de las vacaciones de verano la piel se resiente por la exposición constante al sol, y si no has tomado las medidas adecuadas para protegerla, esto puede traerte algunas consecuencias que notarás con el paso de los años. Preparar nuestra piel antes de tomar el sol es tan importante como darle los cuidados apropiados cuando el verano haya terminado, de esta forma se recuperará y mantendrá el bronceado por más tiempo. La hidratación y la exfoliación serán la calve en este proceso por eso en unComo te mostraremos cómo cuidar la piel bronceada.

Pasos a seguir:
1

El primer paso para cuidar tu piel bronceada sera exfoliar tu piel para esto puedes comprar algún exfoliante comercial o preparar uno en casa. Recuerda que no debes utilizar el mismo exfoliante del cuerpo en el rostro, ya que esta piel es más delicada y debes utilizar ingredientes más suaves. Este ritual es recomendable que lo hagas 1 vez a la semana al momento de tomar una ducha para proteger el tejido y no causar irritaciones.

Para esta exfoliación necesitarás los siguientes ingredientes:

  • ½ taza de azúcar moreno
  • 3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de aceite de almendras

Mezcla todos los ingredientes y aplícalo sobre la piel húmeda y siguiendo las líneas de tu piel, puedes usar un guante de crin, este dejará tu piel mucho más sedosa y permitirá que el exfoliante penetre mejor. Este proceso te ayudará a eliminar las células muertas o pieles que quedan por la exposición excesiva al sol, permitiendo que se formen nuevas células y favoreciendo la producción de colágeno. Si quieres conocer otros exfoliantes corporales te recomendamos el artículo cómo exfoliar el cuerpo con productos caseros

Cómo cuidar la piel bronceada - Paso 1
2

Para exfoliar tu rostro te proponemos dos mascarillas que te ayudarán a quitar las impurezas y recuperar la hidratación perdida por la exposición al sol.

Exfoliante de avena y yogur

  • ½ taza de avena
  • 1 cucharada de azúcar (opcional)
  • 1 yogur natural

Lava tu rostro con agua tibia, mezcla todos los ingredientes en un bol, la avena eliminará las impurezas y le aportará la hidratación que necesita y aplícalo sobre el rostro todavía húmedo con movimientos circulares hacia arriba. Retira el exfoliante con agua fría.

Exfoliante de plátano

  • 1 plátano maduro
  • 4 cucharadas de azúcar

En un bol pisa el plátano con un tenedor y agrega el azúcar hasta que tenga una consistencia espesa. Previamente debes lavar tu cara, si lo deseas puedes cambiar el azúcar por sales de Epsom. Realiza el mismo procedimiento que el exfoliante anterior para retirarlo.

Cómo cuidar la piel bronceada - Paso 2
3

Una vez hayas exfoliado tu cuerpo y rostro, llega el momento de la hidratación, otra forma para cuidar la piel bronceada. Lo primero que debes saber es que es necesario utilizar una hidratante para tu tipo de piel, tanto la del cuerpo como la del rostro. Las mascarillas hidratantes se encargarán de nutrir y reparar la piel en profundidad, si decides comprarlas te recomendamos las que contienen ácido hialurónico, colágeno, silicio, aceites nutritivos o baba de caracol.

Si por el contrario quieres una opción natural, te recomendamos la siguiente:

Mascarilla de caléndula

  • 1 cucharada de hojas de milenrama
  • 1 cucharada de flores seas de caléndula
  • 1 cucharada de avena
  • Agua

Pon a hervir el agua y mezcla todos los ingredientes hasta que se forme una pasta, apaga el fuego y deja que se enfríe por 15 minutos. Colócalo sobre el rostro, déjalo por 20 minutos y retira con agua fría. Si tienes la piel enrojecida o inflamada esta mascarilla te ayudará.

Es importante resaltar que a la hora de mantener el bronceado, el punto clave es la hidratación con cremas con una consistencia bastante espesa y sobre todo no olvides los codos, rodillas y pies.

Cómo cuidar la piel bronceada - Paso 3
4

Otros cuidados para la piel bronceada que debes tener en cuenta son:

  • Protector solar, aunque no estés en la playa los rayos solares igualmente afectan tu piel, usa los que tienen un factor de protección mayor de 30.
  • Lociones refrescantes, úsalas después de la exposición al sol.
  • No olvides tus pies, ellos también sufren con las altas temperaturas, así que te recomendamos usar un exfoliante para ellos.
  • Usa jabones neutros.
  • Dúchate con agua tibia, ya que el agua muy caliente hace que los vasos sanguíneos se dilaten provocando picazón.
  • Usa cremas hidratantes después de tomar una ducha.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar la piel bronceada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar la piel bronceada

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo cuidar la piel bronceada
1 de 4
Cómo cuidar la piel bronceada

Volver arriba