Compartir

Cómo curar una ampolla abierta - los mejores consejos

Por Irene Juste. Actualizado: 25 mayo 2018
Cómo curar una ampolla abierta - los mejores consejos

Si tienes una ampolla, esta puede dolerte mucho e incluso dificultarte aspectos cotidianos, como andar o escribir, según donde tengas este problema en la piel. Aunque duela, es mejor que esté cerrada, pues una ampolla reventada puede infectarse con mucha facilidad y, por ello, no se recomienda hacerlo uno mismo. Puede que, por ejemplo, con un simple roce del zapato, esta se abra por sí sola y tendrás que tener cuidado. Para tratar una ampolla reventada lávate bien las manos, lava bien la parte afectada con jabón neutro y agua y deja que se seque, antes de aplicar algún medicamento y taparla.

Si te interesa conocer cómo curar una ampolla abierta paso a paso y más consejos para los cuidados posteriores, hasta que esta desaparezca, en unCOMO, te invitamos a leer el siguiente artículo en el que te lo detallamos todo.

También te puede interesar: Cómo curar una ampolla por quemadura

Cómo curar una ampolla reventada paso a paso

Tener una ampolla puede ser muy doloroso, algo que a veces se pasa cuando se revienta o se levanta la piel, ya que el líquido retenido se libera. No obstante, la curación es mejor si no se abre, ya que al hacerlo y convertirse en herida, que puede sangrar o no, existe la posibilidad de que haya una infección, se alargue su cura e, incluso, que llegue a doler más. Sin embargo, en caso de que se reviente, es necesario conocer cómo curar una ampolla abierta en la mano, en la planta del pie o en el talón, pues son los lugares más comunes. Sigue estos pasos para tratar la ampolla reventada:

  1. Lávate bien las manos.
  2. Lava bien la zona afectada con jabón neutro y agua fresca abundante.
  3. Deja que la ampolla se seque al aire, aunque seques la piel de alrededor con una toalla limpia y suaves toques.
  4. No te toques la piel levantada.
  5. Aplícate una crema o pomada antibacteriana en la zona abierta de la piel, con cuidado y toques suaves.
  6. Coloca una venda o gasa limpia sobre la lesión y coloca esparadrapo alrededor para que quede fija, sin apretar la herida.
Cómo curar una ampolla abierta - los mejores consejos - Cómo curar una ampolla reventada paso a paso

Cómo curar una ampolla en el pie en carne viva

Cuando la herida es algo más grave y también se ha levantado piel sana y no solo la que cubría la ampolla, por ejemplo por el roce del zapato, la forma de curar la herida en carne viva es muy similar. Estas indicaciones sirven para estas heridas en cualquier parte del cuerpo, como el pie o la mano, pero si se da en mucosas lo mejor es acudir al médico directamente.

  1. Lava tus manos y la parte afectada y seca con cuidado.
  2. La diferencia con los pasos anteriores es que, antes de aplicar la pomada antibiótica, se recomienda aplicar un poco de agua oxigenada, que ayuda a detener la pequeña hemorragia y a limpiar profundamente.
  3. Cuando se seque, aplica un poco de yodo, con la ayuda de una gasa limpia, y deja que se seque al aire unos minutos.
  4. Limpia de nuevo la herida con mucho cuidado y esta vez, en vez del agua oxigenada y el yodo, aplica la pomada antibiótica y tapa la herida.

Ahora que ya sabes qué se puede hacer para curar una ampolla con la piel levantada, e incluso encarnada, tendrás que prestar atención a los cuidados y curas que siguen hasta que se cure del todo y desaparezca.

Cómo curar una ampolla infectada

¿Cómo curar una ampolla infectada en la planta del pie o en la mano? Esta es otra pregunta común, ya que una vez que la piel se levanta es muy fácil que la herida se infecte, algo que puede pasar aunque no haya sangrado. Así, si observas que el dolor aumenta, la lesión no para de supurar y que aparece pus, entonces se te ha infectado y necesitas curarla con más paciencia. Lo mejor es que un médico vea tu herida y te indique si es necesario que hagas algo más para tratarla. No obstante, estos son los pasos básicos a seguir:

  1. Lava bien tus manos con jabón neutro.
  2. Lava la zona afectada con jabón neutro y agua abundante, asegúrate de que no queda pus a la vista, aunque la herida supure líquido.
  3. Nunca aprietes la herida, solo limpia la superficie.
  4. Deja que la ampolla abierta se seque al aire.
  5. No te toques la piel levantada, a no ser que cuelgue mucho trozo. Si es así, puedes recortar la piel sin que las tijeras entren en contacto con la herida.
  6. Aplica una pomada antibacteriana o antibiótica en la piel herida, mejor que sea una pomada indicada por tu médico.
  7. Coloca una gasa limpia sobre la ampolla y fíjala con esparadrapo.
  8. Toma antibióticos orales, siempre tal y como te recete el médico.

Conoce en este otro artículo de unCOMO más detalles sobre Cómo identificar y curar una herida infectada.

Cuidados para una ampolla abierta

Cuando ya has hecho las primeras curas para este tipo de lesión en la piel, tienes que seguir revisando cómo está la herida y curarla si es necesario de nuevo o bien, solo aplicar un poco más de crema antibiótica y volver a tapar. Es recomendable que lo hagas 2 o 3 veces al día.

Sobre ampollas reventadas o en carne viva, nunca apliques apósitos para tratar ampollas, ya que estos solo están hechos para curarlas cuando están cerradas, permitiendo que el cuerpo las reabsorba bien sin llegar a hacerse herida. Si se colocan sobre la lesión abierta, lo más probable es que duela más y se cree una infección.

Cómo curar una ampolla abierta - los mejores consejos - Cuidados para una ampolla abierta

Cómo prevenir las ampollas

Por último, en unCOMO te damos una serie de consejos para evitar la aparición de ampollas en los pies:

  • Calza zapatos de tu talla, ni más grandes ni más pequeños, para evitar los roces.
  • Si las necesitas, usa plantillas que estén en buen estado, que sean cómodas y te permitan apoyar bien el pie en cada pisada.
  • Usa calcetines adecuados, por ejemplo, elige calcetines deportivos si vas a hacer algo de ejercicio y evita los que te hagan sudar los pies.
  • Evita el sudor en los pies, ya que este reblandece la piel y facilita la aparición de heridas. Puedes usar, aparte de calcetines adecuados, antitranspirantes, como desodorantes o polvos de talco, así como lubricantes para pies, vaselina o vendajes especiales, sobre todo cuando vas a caminar mucho.
  • Cambia tu calzado con frecuencia.

Evitar las ampollas en otras partes del cuerpo, se limita a prevenir las rozaduras, por ejemplo del bolso, la mochila o incluso algunas joyas, así como evitar sufrir quemaduras, usando protección adecuada, ya sea en la cocina o realizando otros tipos de tareas o actividades.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar una ampolla abierta - los mejores consejos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo curar una ampolla abierta - los mejores consejos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Paula
me fueron super bien los consejos para curar una ampolla abierta!! y ahora ya se mas de como prevenir las ampollas en los talones y lo hare porq me ha pasado mas veces en el tendon en el pie y no quiero mas! mil gracias

Cómo curar una ampolla abierta - los mejores consejos
1 de 3
Cómo curar una ampolla abierta - los mejores consejos

Volver arriba