Compartir
Compartir en:

Cómo decolorar el pelo en casa sin dañarlo

Paso a paso
 
Cómo decolorar el pelo en casa sin dañarlo

Seguramente alguna vez has pensado en decolorar tu pelo para cambiar radicalmente tu color de cabello pero, al final, no te has atrevido por miedo a que no supieras decolorarlo correctamente y terminar con un resultado poco deseado. El cabello decolorado o el pelo platino es uno de los looks más populares y más atrevidos que nunca pasan de moda. Además, es una de las tendencias para el pelo que más favorece a las mujeres que se atreven con este look. Es por ello que, en este artículo de unCOMO, te enseñamos cómo decolorar el pelo en casa sin dañarlo paso a paso de manera sencilla y con productos profesionales para el pelo que son fáciles de comprar.

También te puede interesar: Cómo decolorar el pelo de la espalda
Instrucciones:
1

La mejor forma de decolorar sin dañar lo menos posible tu pelo es utilizar una serie de productos de decoloración que encontrarás en las tiendas especializadas en peluquería. Apunta en tu lista de la compra los siguientes productos que necesitarás para decolorar tu pelo en casa:

  1. Decolorante en forma de polvo y aditivo colorante para que el primero sea más efectivo.
  2. Oxigenta: dependiendo de tu color natural de pelo escogerás utilizar más o menos volúmenes. Lo más recomendable es que preguntes al personal de la tienda para escoger el más adecuado.
  3. Corrector de color: este producto es necesario para eliminar los tonos amarillos del pelo que deja el proceso de decoloración.
  4. Champú de color morado o azul que sirve para matizar el color de cabellos blancos y platinos.
  5. Por último sino tienes en casa, tendrás que comprar una brocha para tintarte el pelo, un recipiente para el tinte y papel de aluminio o film.
2

Para decolorarte el pelo en casa sin dañarlo es muy importante que unos días antes hayas utilizado una mascarilla que nutra e hidrate profundamente tu cabello. Además debes evitar teñirte el cabello con cualquier otro tinte al menos un mes antes de la futura decoloración.

La decoloración es un proceso muy agresivo para el pelo y, por ello, es necesario prepararlo días previos con el uso de acondicionadores y mascarillas nutritivas para el pelo. Este tipo de mascarillas las podrás encontrar en cualquier supermercado o también puedes hacerla tu misma con ingredientes naturales que te ayudarán a hidratar el cabello de manera profunda. Esta parte es aún más importante si previamente a querer decolorarte ya tienes el pelo dañado.

3

Una vez hechos los pasos previos, lo primero que hay que hacer para decolorar el pelo en casa es mezclar en el recipiente una parte del envase del polvo decolorante con dos partes del corrector de color o las cantidades que te indique el envase y lo removemos con una cuchara hasta que esté bien mezclado. Cuando esté hecha la mezcla, añadimos el aditivo colorante mirando las instrucciones que vendrán en el envase para poner la cantidad adecuada a la mezcla. Remueve de nuevo con la cuchara y ya tendrás preparado el decolorante.

4

Antes de comenzar a decolorarte el pelo sin dañarlo, ponte una camiseta que ya no vayas a utilizar y cubre tus manos con unos guantes de látex o de goma. Para evitar que el decolorante manche parte de tu rostro y el cuello aplícate vaselina o alguna crema hidratante por estas zonas. De esta forma, será más fácil eliminar los restos de decolorante.

5

Cuando hayas protegido tu piel, coge unas pinzas y divide tu pelo en diferentes secciones enrollándolas hacia arriba, dejando suelta la sección de pelo que vayas a empezar a decolorar. Aplica la mezcla decolorante con la brocha empezando por las raíces hasta las puntas. Cuando termines de decolorar una sección del cabello, cúbrela con el papel de aluminio y suelta la siguiente sección que vayas a decolorar de tu pelo. Repite este proceso hasta que tengas decolorado todo el pelo.

Para decolorar el pelo en casa sin dañarlo, es recomendable que durante el proceso no frotes el decolorante en tu pelo ya que podría quemarlo y dañarlo seriamente.

6

Una vez teñido todo el pelo con el decolorante y cubierto con papel de plata, tienes que dejarlo reposar entre 15 y 30 minutos. Durante ese período de tiempo, tienes que ir revisando que el pelo se está aclarando. Si han pasado más de 15 minutos y tu pelo se ve todavía muy oscuro, aplica en esa zona más decolorante y déjalo reposar 10 minutos más. Si quieres decolorar el pelo sin dañarlo, el tiempo de reposo no puede durar más de 45 minutos.

7

Cuando haya terminado el tiempo de reposo, enjuaga tu pelo con agua fría hasta retirar todos los restos del decolorante. Ahora enjuaga brevemente tu cabello con agua caliente y lava tu cabello con el champú matificador de color morado. Este champú está indicado para reducir o eliminar mediante pigmentos morados, los tonos anaranjados y amarillentos que puede dejar el proceso de decoloración. Aplica el champú, deja que actúe durante 5 minutos y aclara tu pelo con agua fría.

Por último, puedes volver a utilizar la mascarilla nutritiva para volver a hidratar el pelo después de los posibles daños durante el proceso de decoloración.

8

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo decolorar el pelo en casa sin dañarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo decolorar el pelo en casa sin dañarlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo decolorar el pelo en casa sin dañarlo
1 de 4
Cómo decolorar el pelo en casa sin dañarlo