Compartir

Cómo depilarse con cera

Por Andrea Huguet Molist. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo depilarse con cera

La depilación con cera tiene ventajas e inconvenientes, pero la verdad es que cada vez más mujeres se animan a probarla. Es un método que al principio duele un poco, pero dura mucho más que la depilación con una maquinilla y la piel se irrita menos. Además, cada vez sale el vello más fino y, por lo tanto, será menos visible, fino y débil. Si no puedes ir a un centro de belleza y prefieres depilarte en casa, apréndete estos trucos que te damos en unComo sobre cómo depilarse con cera y serás una experta en poco tiempo.

También te puede interesar: Cómo depilarse los brazos con cera
Pasos a seguir:
1

Antes de nada tienes que examinar tu piel. Piensa que la cera no se puede aplicar encima de lunares, cicatrices, quemaduras, erupciones u otras lesiones porque podrían irritarse y dolerte durante el proceso. También tienes que preparar la piel: límpiala con agua tibia (nunca con agua caliente), exfóliala e hidrátala. Esto te ayudará a que la depilación duela menos y el vello salga con más rapidez, facilitando así el proceso. Si quieres, puedes usar una crema hidratante antes de la depilación, pero asegúrate que cuando empieces, esté totalmente absorbida.

Otra cosa que debes mirar antes de empezar con la depilación es el tamaño del vello. El ideal para la depilación con cera es entre 13 y 19 mm, así que si lo tienes más largo, es mejor que antes lo recortes con unas tijeras. Y si es más corto, la depilación no será tan eficaz.

Cómo depilarse con cera - Paso 1
2

Ten en cuenta qué zona del cuerpo vas a depilarte, porque necesitan cuidados distintos. Por ejemplo, la depilación de las piernas es mucho más sencilla porque la piel de esa zona es más dura, tiende menos a irritarse o dañarse y, además, no duele tanto. En cambio, zonas como las ingles, las axilas o la cara necesitan estar más preparadas en cuanto a hidratación y limpieza, de modo que les debes prestar más atención.

3

Si te vas a depilar con cera caliente, debes estar muy pendiente de la temperatura. Si está demasiado caliente, dañara la piel y seguramente desistirás de seguir con el proceso. Para evitar estas situaciones, en el mercado ya hay productos que controlan la temperatura para que no suba más de lo deseado.

La cera caliente siempre es la mejor opción, porque precisamente el hecho de sus elevadas temperaturas provoca que los poros de la piel se abran, dejando así salir el vello con mucha más facilidad. Sin embargo, no se puede usar en todas las partes del cuerpo, ya que es apta únicamente para las piernas, las ingles y las axilas. Nunca la uses para la cara, la zona púbica o perianal, podrías dañar tu piel.

4

La cera fría sí que es apta para muchas más zonas del cuerpo y esa es su principal ventaja. Además, no necesita preparación previa, de modo que es un método más rápido, aunque también más doloroso, porque no abre los poros como la cera caliente. Puedes usarla, aparte de en las piernas, axilas e ingles, en la zona facial (bigote y cejas).

También es apta para su uso en la zona púbica, pero debes tener mucho cuidado porque ese tipo de vello tiende a ser mucho más grueso y duro, así que hazlo siempre por zonas y en días distintos. Y recuerda recortar el vello si es demasiado largo para la cera, de lo contrario podrías hacerte daño.

5

Si nos centramos en cómo depilarse con cera, el proceso es muy sencillo. Debemos tapar con una banda de cera (ya sea fría o caliente y con o sin bandas) una parte de la zona que queremos depilar, apretarla bien contra la piel y tirar de ella siempre en la dirección contraria al vello. ¿Por qué? Pues porque así arrancamos muchos más pelos de una sola pasada. Piensa que pasar la cera dos veces en la misma zona es más dañino para la piel que hacerlo solamente una vez.

Cómo depilarse con cera - Paso 5
6

Cuando hayas acabado, si ves que han quedado algunos pelitos sueltos, no vuelvas a pasarte la cera, lo que puedes hacer es arrancarlos con unas pinzas. Asegúrate de quitar bien toda la cera y que no queden restos, esto puedes hacerlo pasando un aceite de bebé por la zona que has depilado. Este producto hará saltar con facilidad los restos de cera que pueda haber, los hayas visto o no.

7

Para terminar, aplica en la zona depilada una crema hidratante, que acelerará el proceso de recuperación de la piel y hará que salgan menos granitos. Eso sí, normalmente salen algunos, no te preocupes, es completamente normal y en un rato desaparecen. Si quieres, antes de la crema hidratante, puedes hacerte una ducha de agua tibia para que la piel se relaje.

Te aconsejamos que consultes el artículo Cómo hidratar la piel después de depilarse para evitar la aparición de irritaciones y granitos en exceso.

Cómo depilarse con cera - Paso 7

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo depilarse con cera, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo depilarse con cera

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo depilarse con cera
1 de 4
Cómo depilarse con cera

Volver arriba