Compartir

Cómo evitar las quemaduras del sol

Por Elia Tabuenca. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo evitar las quemaduras del sol

¡Prepara tu piel para el verano! En las épocas más calurosas es cuando vamos a la playa o a la piscina y exponemos nuestro cuerpo a los rayos solares, algo que, si no se hace con cuidado, puede llegar a dañarnos nuestra dermis y producir quemaduras muy dolorosas y, sobre todo, muy dañinas para nuestro cuerpo. Pero es fácil evitar esta condición si llevas a cabo una serie de precauciones a la hora de tumbarte para tomar el sol y en este artículo de unComo vamos a enumerártelas para que puedas aplicarlas cada vez que acudas a disfrutar del buen tiempo. Sigue leyendo y descubre cómo evitar las quemaduras del sol con sencillos pasos que podrás seguir de forma fácil y efectiva.

Pasos a seguir:
1

Uno de los consejos más importantes que debes tener en cuenta para poder evitar las quemaduras del sol es que ni te expongas en las horas donde el astro está más alto pues, es entonces, cuando los rayos UVA más pueden perjudicar tu piel y producirte las quemaduras. Aunque estas horas variarán mucho dependiendo del lugar en el que vivas, lo cierto es que entre las diez de la mañana y las tres de la tarde deberíamos evitar el sol o, por lo menos, tomarlo con muchas precauciones.

Durante estas horas hay un mayor impacto de los rayos ultravioletas sobre la piel y, por ende, aumentan las posibilidades de padecer quemaduras. En el caso en el que no quieras dejar de ir a la playa para refrescarte durante estas horas, desde unComo te recomendamos que vayas con sombrilla y que te protejas al máximo del impacto para conseguir cuidar tu piel.

Cómo evitar las quemaduras del sol - Paso 1
2

Vayas a la hora que vayas a tomar el sol lo que no puede faltar es tu protector solar, un producto pensado para poder protegernos de los rayos solares y cuidar nuestra piel. Hay diferentes factores de protección solar y, su rango, te garantizará una mayor o menor protección; así pues, los primeros días que acudas a la playa es recomendable que optes por un factor de 45 o superior y, con la piel bronceada, podrás bajar un poco la protección pero nunca menos de 30. En el caso de que tengas la piel muy blanca se recomienda que siempre uses 50 para, así, garantizar un cuidado extremo para tu dermis.

Deberás aplicarte la crema antes de postrarte ante el sol y, después, ir aplicándola nuevamente cada 2 horas como máximo; si te bañas y la protección no es apto para el agua, deberás volverte a poner crema cuando se te seque la piel para volver a crear la película protectora. Por este motivo, siempre se recomienda comprar productos a prueba de agua que mantengan su efectividad incluso con el cuerpo mojado.

No solo deberás ponerte crema cuando el día esté despejado sino que los días nublados también necesitarán protección pues los rayos ultravioletas se cuelan por las nubes. Y, cuando logres tener la piel bronceada, también deberás usar esta crema para seguir cuidado tu dermis. En unComo te damos más consejos para que sepas cuidar la piel en verano.

Cómo evitar las quemaduras del sol - Paso 2
3

Para evitar las quemaduras del sol también es importante que no comiences la temporada pasando largas horas tumbada esperando ponerte moreno pues, lo ideal, es que el bronceado vaya apareciendo de forma gradual y sin perjudicar la salud de tu piel. Así que opta por jornadas breves y, luego, protégete con sombrillas para evitar que contacte directamente.

Lo ideal es comenzar con sesiones de 15 minutos con tu piel correctamente protegida con la crema solar y, siempre, con agua cerca para evitar deshidratarse. Poco a poco podrás ir aumentando el tiempo en el sol y conseguir un bronceado más duradero sin dañar tu piel.

Cómo evitar las quemaduras del sol - Paso 3
4

Además de cuidar la piel, también debemos pensar en la salud de nuestro cabello y es que con el sol se puede llegar a quemar, estropear y perder brillo y suavidad, por eso, en unComo te recomendamos que uses sombreros o pañuelos que protejan tu melena de los rayos y que, además, uses productos para el pelo que contengan protector solar como son sprays o geles aptos para este tipo de uso.

Ten en cuenta que la cabeza es la zona que se calienta más rápido cuando tomamos el sol y, esto, puede producir que se queme el cuero cabelludo además de nuestro pelo. Por eso, es recomendable tener en cuenta la salud del cabello durante el verano y protegerlo también de los rayos solares. En unComo te damos más consejos acerca de cuidar el cabello en la playa.

Cómo evitar las quemaduras del sol - Paso 4
5

Además de esto, después de una sesión de sol es importante hidratar la piel para conseguir que esté en perfectas condiciones, impedir la sequedad y la irritación. Antes de echarte tu crema habitual es recomendable que exfolies el cuerpo para eliminar cualquier resto de suciedad que se haya podido quedar incrustado en los poros, para ello, puedes usar exfoliantes corporales que te ayudarán a eliminar las células muertas; en unComo te damos algunas recetas de exfoliantes caseros para el cuerpo.

Después deberás proceder a aplicar tu crema corporal habitual y, si sientes un poco de ardor o calentura en alguna parte del cuerpo, te recomendamos que apliques aftersun pues es posible que los rayos UVA te hayan hecho un poco de daño. El tipo de crema que se recomienda después del sol es una que contenga elastina y colágeno que reparará los daños de los rayos.

En unComo te damos más consejos para que sepas hidratar la piel después de la playa.

Cómo evitar las quemaduras del sol - Paso 5

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar las quemaduras del sol, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo evitar las quemaduras del sol

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo evitar las quemaduras del sol
1 de 6
Cómo evitar las quemaduras del sol

Volver arriba