Compartir

Cómo evitar que me hagan daño los tacones

Actualizado: 16 enero 2017
Cómo evitar que me hagan daño los tacones

Necesitas ponerte esos tacones de vértigo que te has comprado, pero estás asustada porque temes que te vayan a hacer daño. No te preocupes, desde unComo.com queremos proponerte una serie de soluciones a tu medida. Asi, podrás evitar que te hagan daño los tacones. En este artículo te presentamos cuatro consejos para que te calces esos maravillosos tacones.

También te puede interesar: Cómo caminar con tacones

Al congelador

Este es uno de los trucos más utilizados. Unas dos horas de ponerte los tacones, introduce los zapatos (en una bolsa para que no cojan olores desagradables) dentro del congelador. Con el fría, además de reducir tus pies, la piel se adaptará mejor y no te harán daño.

Plantillas especiales

Si donde te hacen daño es en la parte inferior del pie, puedes utilizar unas mini plantillas de gel o silicona. Evitarán que el pie friccione con la suela del zapato y así te harán menos daño. Las venden en cualquier zapatería y son realmente económicas.

Para las rozaduras superiores

En cambio, si el problema lo tienes en los empeines porque se te clava el material del zapato, lo que debes hacer es untar la parte interior con un poco de crema hidratante. Así, evitarás rozaduras en la parte superior provocadas por esos tacones de escándalo.

Zapatero a tus zapatos

¿Has oído hablar de la horma? Es un utensilio que tienen los zapateros, donde introducirán tus zapatos y durante varios días irán abriendo. De esta manera conseguirán darlo de sí (siempre a lo ancho). De esta manera podrás evitar rozaduras.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar que me hagan daño los tacones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Moda y Estilo.

Escribir comentario sobre Cómo evitar que me hagan daño los tacones

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
jessika
muy buenos consejos ya lo puse en practica

Cómo evitar que me hagan daño los tacones
Cómo evitar que me hagan daño los tacones

Volver arriba