Compartir
Compartir en:

Cómo exfoliar la piel con azúcar y aceite de oliva

Cómo exfoliar la piel con azúcar y aceite de oliva

El aceite de oliva es un producto natural con increíbles propiedades a todos los niveles, sobretodo para nuestra piel. No es de extrañar que sea uno de los ingredientes más usados para la industria cosmética en la fabricación de sus productos.

Pero no hace falta gastarse dinero en caras cremas, mascarillas y exfoliantes, en unCOMO te explicaremos cómo exfoliar la piel con azúcar y aceite de oliva en tu propia casa, sin gastar dinero y con grandes resultados.

Necesitarás:
También te puede interesar: Cómo desmaquillarse con aceite de oliva
Pasos a seguir:
1

El aceite de oliva ofrece valiosos beneficios a nuestra piel que podremos aprovechar con este exfoliante de azúcar y aceite de oliva. Entre los beneficios del aceite de oliva para la piel destacan:

  • Es uno de los hidratantes más efectivos. Se puede usar tanto para el tratamiento de las uñas, del pelo o de la piel. En cualquier caso potencia la hidratación y es un aliado contra el resecamiento.
  • Tiene capacidad de regenerar los tejidos de la piel que puedan estar dañados, ya sea por cicatrices, heridas o marcas.
  • Los ácidos grasos presentes en el aceite de oliva, así como su riqueza en vitamina E y K combaten el envejecimiento prematuro de la piel, manteniéndola joven y suave durante mucho más tiempo.
2

Por si no lo sabías, la exfoliación es un proceso que hace la piel de forma natural, por el cual elimina las células dañadas que hay en ella. No obstante, nosotros mismos podemos acelerar y mejorar sus resultados aplicando los productos correctos de un modo certero; como el azúcar y aceite de oliva.

Lo que conseguiremos con este tratamiento cosmético es eliminar todas las escamas o células de piel dañadas y muertas que se acumulan en las capas más superficiales de la epidermis mejorando el aspecto y apariencia de nuestra cara. Con una buena aplicación, aprendiendo a exfoliar la piel con azúcar y aceite de oliva podremos mejorar los daños de las pieles dañadas por el efecto del sol, rebajar las arrugas, las cicatrices provocadas por el acné y otras enfermedades o rebajar los tonos de las manchas.

¿Quieres sabes cómo exfoliar la piel con azúcar y aceite de oliva? A continuación te lo explicamos.

3

Antes que nada debes frotar y masajear muy suavemente tu cara con una toalla caliente, pero para ello tienes diferentes opciones. La mejor es dejar que una toalla se empape de vapor de agua dejándola encima de agua hirviendo o en un horno para tales efectos, aunque si no tienes el material adecuado, humedecer la toalla con agua caliente sirve perfectamente.

Una vez la toalla esté en condiciones solo debes frotarla con suavidad por encima de tu piel. Con esto conseguiremos que la epidermis se reblandezca y los poros se abran, permitiendo que el efecto del exfoliante de azúcar y aceite de oliva sea mucho más profundo.

4

Antes de empezar con el siguiente paso deberías tener preparado delante tuyo los ingredientes que vas a necesitar: el azúcar y el aceite de oliva. Por lo que se refiere al azúcar, es indiferente si usas del blanco y del moreno, pero el aceite de oliva si que debería ser virgen extra si quieres aprovechar al máximo todos sus beneficios.

Primero de todo deberás verter el aceite en tus manos y esparcírtelo por la cara. No hace falta que uses grandes cantidades, simplemente debe quedar toda tu cara mojada y aceitosa. Una vez ya lo haya hecho será el momento de poner en tus manos dos cucharadas grandes de azúcar y empezar a frotarte las mejillas.

5

El masaje exfoliante debe empezar por las mejillas y de allí extenderse hacia el resto de la cara. Debes frotar suavemente, con presión pero sin apretar demasiado, con la punta de tus dedos dibujando pequeños círculos encima de tu piel.

La exfoliación con azúcar y aceite de oliva debe durar alrededor de 1 minuto, abarcando toda tu cara excepto la zona alrededor de los ojos.

6

Pasado el minuto debes enjuagarte la cara con agua caliente con el objetivo de deshacerte el azúcar que se te pueda haber quedado enganchado, pero aunque te hayas quitado el azúcar el aceite aún permanecerá en tu cara. Para quitartelo necesitarás frotártela con una toalla o un paño, con suavidad para no dañar una piel que en esos momentos estará sensible.

7

Este no es un tratamiento para hacer cada día, sin embargo, ahora que ya sabes cómo exfoliar la piel con azúcar y aceite de oliva puedes utilizarlo una vez por semana para ir eliminando las células muertas que puedan quedar en tu piel y lucir una piel joven, suave y tersa.

Si lo prefieres puedes probar con otros exfoliantes caseros, por ejemplo, en unCOMO te explicamos cómo hacer un exfoliante de azúcar y limón.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo exfoliar la piel con azúcar y aceite de oliva, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal o también te puedes descargar la app de moda BeautyTips, la aplicación ideal para estar siempre "Bella".

Consejos
  • Utiliza una toalla vieja, pues la vas a manchar con el aceite.
  • No hagas este tratamiento si tienes la piel muy sensible.
Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo exfoliar la piel con azúcar y aceite de oliva

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo exfoliar la piel con azúcar y aceite de oliva
1 de 4
Cómo exfoliar la piel con azúcar y aceite de oliva