Compartir

Cómo funciona la liposucción sin cirugía

Por Elia Tabuenca. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo funciona la liposucción sin cirugía

¿Quieres despedirte de la grasa localizada de una vez por todas? Una de las formas más efectivas es meterse en el quirófano y someterse a una liposucción para reducir la grasa acumulada mediante una operación; sin embargo, si no quieres un tratamiento tan invasivo debes saber que, actualmente, existen diferentes métodos que pueden conseguir efectos muy similares pero sin el periodo de recuperación de la liposucción y sin la invasión de este tratamiento. En unComo vamos a especificarte cómo funciona la liposucción sin cirugía indicándote todas las técnicas que existen y que pueden ayudarte a perder esos kilos de más.

También te puede interesar: Diferencia entre liposucción y lipoescultura

Cavitación

Una de las técnicas de liposucción sin cirugía menos invasivas es la cavitación. Se trata de un tratamiento que puede hacerse en centros médicos pero también en centros de estética y que está indicado para eliminar la grasa y mejorar la piel de naranja. Esto se consigue gracias a un aparato que se pasa por la zona a tratar y libera ondas de baja frecuencia que consiguen romper las células de grasa.

Después de la sesión es cuando comienza el procedimiento importante ya que es tu cuerpo el que se encargará de eliminar por vía natural (urinaria o por el sudor) esa grasa que hemos roto. Este es el motivo por el que los resultados de este método no son inmediatos y deberás esperar alrededor de 1 semana para poder percatarte de ellos; sin embargo, con una sola sesión no es suficiente y el especialista siempre te recomendará una cantidad concreta dependiendo de la zona a tratar y de tu cuerpo.

Las sesiones de cavitación suelen alargarse durante 45 minutos o 1 hora y después podrás retomar tu vida cotidiana pues, al no ser un tratamiento invasivo, no experimentas sensación de dolor alguna. Las mejores zonas del cuerpo para tratar con cavitación son:

  • Abdomen
  • Caderas
  • Glúteos
  • Piernas
  • Espalda
  • Papada

Son zonas concretas que presenten una acumulación de grasa que no puede reducirse al perder peso o hacer ejercicio, por este motivo, si padeces obesidad no te recomendamos esta técnica pues no te será efectiva. En unComo te contamos de forma detallada cómo funciona la cavitación.

Cómo funciona la liposucción sin cirugía - Cavitación

Criolipólisis

Otra técnica para conseguir eliminar la grasa localizada y la celulitis es la criolipólisis, un nuevo método que se ha convertido en uno de los más demandados dentro del mundo de la estética. Igual que en el caso anterior, puede llevarse a cabo en un centro médico así como en un centro de medicina estética ya que los resultados se consiguen mediante un aparato que tiene como función primordial aplicar un frío intenso en la zona que quiere tratarse para poder terminar con las células adiposas.

Este tratamiento se basa en una investigación llevada a cabo en la Universidad de Harvard donde unos científicos descubrieron que cuando la grasa se congela y se cristaliza es posible llegar a eliminarla sin dañar los tejidos que hay alrededor. Así pues, con la aplicación de frío en la zona que quiere tratarse se consigue que las células se congelen y se eliminen después mediante el sistema linfático del cuerpo (orina o sudor).

Una sesión de criolipólisis consiste en colocar unas ventosas que tienen una forma como de embudo en la zona que quieres tratar. Cuando la máquina se enciende empezará a bajar la temperatura y absorbiendo esa zona del cuerpo llegando a descender hasta a -5ºC o, incluso, -10ºC, este dato siempre variará dependiendo de cada persona y de la zona que se esté tratando.

Se trata de un tratamiento no invasivo pero que puede resultar a ser ligeramente molesto, sobre todo al principio de la sesión, pues el contraste con la temperatura puede producir una sensación de quemazón y ardor en la piel. Después de la sesión es frecuente que se presenten morados en la zona pero no se experimente ningún otro dolor ni molestia relacionada pues es un tratamiento no invasivo que no daña la piel.

Del mismo modo que ocurría con la cavitación, este proceso no aporta resultados inmediatos y también requiere entre 10 a 20 sesiones para poder notarlo en el cuerpo. Se considera una liposucción sin cirugía porque te permite reducir la acumulación de grasa en una zona concreta sin necesidad de someter a tu cuerpo a una intervención quirúrgica ni anestesias.

Si quieres más información acerca de este tema te invitamos a consultar nuestro artículo sobre cómo es la criolipolisis.

Cómo funciona la liposucción sin cirugía - Criolipólisis

Hidrolipoclasia ultrasónica

Ahora vamos a ir un paso más allá y vamos a hablarte de otro método de liposucción sin cirugía que precisa de una intervención a manos de un médico experto. La hidrolipoclasia ultrasónica es un método muy efectivo que está indicado para eliminar la grasa y la celulitis de las partes del cuerpo más rebeldes y difíciles de tratar. No requiere hospitalización ni un quirófano y en menos de 1 hora podrás marcharte a casa con varios gramos de grasa de menos.

Es un tratamiento de una sola sesión y que te permite reducir hasta 4 centímetros de grasa. Combina una sesión de cavitación con la extracción de la grasa que se ha roto por las ondas de baja frecuencia; la extracción se realiza con la introducción de una cánula que se encarga de absorber la grasa disuelta y, por tanto, eliminarla por completo de tu cuerpo. Por este motivo este método es mucho más inmediato que la cavitación y mucho más efectivo.

Un médico deberá valorar tu figura para, así, recomendarte qué zona del cuerpo es mejor para tratar con este método. A continuación, se inyecta un suero fisiológico en la zona que quiere tratarse para poder romper la célula de grasa; con una sesión de cavitación se conseguirá esa rotura y, así, poder proceder a su extracción. Después de esta sesión es imprescindible usar una faja para moldear tu cuerpo y que quede perfecto.

Es una liposucción sin cirugía porque no requiere anestesia de ningún tipo (con el frío del suero que se inyecta se produce una anestesia local) y al día siguiente puedes recuperar tu vida normal. Eso sí: es posible que sientas dolores en la zona intervenida y que te aparezcan algunos morados.

Cómo funciona la liposucción sin cirugía - Hidrolipoclasia ultrasónica

Lipoláser

Y, por último, vamos a hablarte del lipoláser, un método que cada vez está más de moda y cuyos resultados son igual de buenos que la tradicional liposucción. Este tratamiento se encarga de romper la grasa mediante un láser de alta precisión; no requiere la extracción directa de la grasa sino que el propio cuerpo la eliminará de forma natural ya que consigue transformarla en un líquido oleoso.

Como ves, es mucho menos invasiva pues no extrae grandes cantidades de grasa y, además, los resultados se verán cuando nuestro cuerpo se encargue de hacer sus funciones naturales. Lo mejor de esta técnica es que se centra en eliminar esos cúmulos de grasa en el cuerpo que son tan difíciles de quitar y que la liposucción tampoco suele eliminar.

El lipoláser tampoco requiere hospitalización y para reducir las molestias se aplica anestesia local en la zona que quiere tratarse. Esta técnica no absorbe la grasa sino que la licua y posibilita que se elimine naturalmente; el médico deberá hacer unos pequeños cortes en la piel para poder introducir el filamento que se encarga de mover el láser por la zona.

Para una información más detallada te invitamos leer nuestro artículo sobre la diferencia entre liposucción y lipoláser.

Cómo funciona la liposucción sin cirugía - Lipoláser

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo funciona la liposucción sin cirugía, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo funciona la liposucción sin cirugía

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo funciona la liposucción sin cirugía
1 de 5
Cómo funciona la liposucción sin cirugía

Volver arriba