Cómo hacer aceite de lavanda casero

Cómo hacer aceite de lavanda casero
Imagen: otramedicina.imujer.com

El aceite de lavanda es uno de los más utilizados tanto en medicina como en cosmética y perfumería por sus múltiples propiedades. Su aroma es muy agradable y, por ello, suele usarse también a modo de ambientador para perfumar las habitaciones o incluso los armarios. Tanto si quieres hacerte un masaje con aceite de lavanda como si prefieres ambientar tu hogar con él, suele ser un producto costoso si lo buscas de calidad. De manera que, ¿por qué no hacer tu propio aceite? Los productos caseros son siempre más económicos que los industriales. En este artículo de unComo te mostramos una forma muy sencilla de hacer aceite de lavanda casero para que la pongas a prueba y le des el uso que prefieras.

Pasos a seguir:
1

Para hacer aceite de lavanda casero necesitarás flores frescas de lavanda. Si tienes una mata de lavanda en casa y se ha estropeado un poco o incluso florecido, no te preocupes porque estas flores también sirven.

2

Pon todas las flores en una taza o cualquier otro recipiente y déjalas secar al sol durante unas horas. Es muy importante que el lugar donde las dejes sea seco, es decir, aunque de la luz directa del sol no debe hacer calor.

Imagen: decoestilo12.com
3

Para seguir con la preparación del aceite de lavanda casero, necesitarás aceite de almendras, que puedes hacer tú mismo. Si no tienes los ingredientes para hacer aceite de almendras, el aceite de oliva también sirve, pero ten en cuenta que el resultado final no será tan bueno, porque el aroma de lavanda no será tan intenso.

4

Cuando las flores de lavanda estén bien secas, machácalas un poco con un mortero. No las tritures demasiado porque pueden perder su esencia.

5

Luego, introduce el aceite de almendras en una olla o cazo, 3 tazas de aceite por 1 de flores de lavanda. Si prefieres un olor menos intenso, añade 2 tazas de aceite en lugar de 3. Si las flores no están en una taza, intenta coger un recipiente del mismo tamaño para las medidas del aceite de almendras.

Imagen: granvelada.com
6

Calienta el aceite de almendras a fuego lento. Cuando el aceite esté caliente, añade las flores secas de lavanda y deja la mezcla en el fuego durante 2 o 3 horas.

7

Después, deberás colar el aceite, meterlo en un frasco con tapa y guardarlo en un lugar oscuro para que no le de la luz y lo estropee.

8

¡Y listo! Como ves esta es una forma muy sencilla de hacer aceite de lavanda casero. Con esto no conseguirás un aceite esencial como el que venden en las perfumerías, puesto que para ello se requiere de un proceso mucho más largo y complicado. No obstante, el resultado es bastante satisfactorio y con él puedes hacer jabón de lavanda, o utilizarlo para dar masajes o ambientar tu hogar. Si te gustan los aceites, también puedes mirar cómo hacer aceite de coco casero y aceite de romero.

Imagen: emodno.com

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer aceite de lavanda casero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.