Compartir

Cómo hacer bálsamo labial con manteca de karité

Cómo hacer bálsamo labial con manteca de karité

Cuando pensamos en los bálsamos labiales, nos vienen a la cabeza aquellos de supermercado o de farmacia que sirven para hidratar la piel de los labios y evitar que se pelen, sobre todo en invierno. Sin embargo, hay alternativas que podemos obtener nosotros mismos en casa con ingredientes 100% naturales y con muchas propiedades. Uno es la manteca de karité, una mantequilla que se obtiene de las semillas del árbol Karité, que vive en el oeste de África. ¿Quieres saber cómo hacer bálsamo labial con manteca de karité? En unComo te decimos cómo proteger tus labios con este magnífico producto natural.

También te puede interesar: Cómo hacer bálsamo labial de miel
Pasos a seguir:
1

Primero debemos conocer las propiedades de la manteca de karité para usar el bálsamo labial de la manera más eficaz posible. Esta manteca es un regenerador natural bastante potente con vitaminas A y E. Si lo aplicamos en los labios, actúa creando una especie de película protectora de las agresiones externas, evita la deshidratación de la piel, ofrece protección frente a los rayos UV y ayuda a cicatrizar.

Así pues, puedes usar siempre el bálsamo labial a base de esta manteca de karité, pero hazlo especialmente si tienes tendencia a que tus labios no estén lo suficientemente hidratados o si sufres muchas agresiones externas como el frío.

2

Para hacer nuestro propio bálsamo labial con manteca de karité necesitamos los siguientes ingredientes. Estas cantidades sirven para hacer 30 gramos de producto:

  • 15 gramos de manteca de karité.
  • 15 gramos de aceite de oliva (utiliza uno de máxima calidad).
  • Si quieres darle un toque de color, usa 1 gota de colorante alimentario rojo, del que se usa para preparar postres.

Ya vemos que este bálsamo labial es muy natural y contiene un 50% de manteca y un 50% de aceite.

3

Para la preparación del bálsamo, tenemos que fundir la manteca al baño maría. Para ello, busca dos ollas de diferente tamaño, que una quepa dentro de la otra. En la pequeña, pon la manteca y llena la grande de agua hasta la mitad. Sobre todo, asegúrate de que la pequeña no toque el fondo de la grande. Cuando hierva el agua, la manteca empezará a derretirse en la olla pequeña.

Una vez derretida la manteca, la mezclamos con el aceite de oliva, le ponemos la gotita de colorante y removemos lentamente. Hazlo siempre con mucho cuidado para no interferir en los ingredientes ni perder propiedades.

4

Cuando la mezcla esté bien hecha y tenga un aspecto homogéneo, colócala en un pote de cristal y déjala enfriar a temperatura ambiente. Cuando el pote ya no esté caliente, puedes ponerlo en la nevera durante unas 3 o 4 horas. ¡Ya está listo para usar!

Si solamente lo quieres usar como protector pero sin color, lo único que tienes que hacer es no añadirle el colorante. Eso sí, ten en cuenta que no puedes usarlo junto con un pintalabios, ya que este eliminaría de tus labios el bálsamo protector. Una buena opción es hacer dos bálsamos: uno con color y otro sin color, ¡y podrás usarlo siempre, vayas donde vayas!

5

Si buscas una alternativa al aceite, la cera de abeja puede ser tu perfecta aliada. Sustituye el aceite por una cucharadita de cera de abeja rallada o perlas de cera de abeja, y haz la misma mezcla. Con este cambio, ayudarás a la piel de tus labios a estar todavía más hidratada y protegida frente a la comida, el frío o las demás agresiones externas que sufrimos diariamente.

6

Si te ha gustado esta receta para proteger tus labios de forma natural, no te pierdas la que te mostramos en el artículo Cómo hacer bálsamo labial casero, así como los tratamientos del artículo Cómo hidratar los labios con remedios caseros.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer bálsamo labial con manteca de karité, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo hacer bálsamo labial con manteca de karité

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
tere
muy bueno

Cómo hacer bálsamo labial con manteca de karité
1 de 4
Cómo hacer bálsamo labial con manteca de karité

Volver arriba