Compartir
Compartir en:

Cómo hacer crema de almendras para la piel

1 vez compartido
 
Cómo hacer crema de almendras para la piel

Luce una piel hidratada, reparada y suave gracias a los múltiples beneficios que las almendras pueden proporcionarte. Estos frutos secos son muy beneficiosos para el cuidado de la dermis ya que están compuestos por una gran variedad de ácidos grasos, vitaminas y minerales que conseguirán mejorar nuestra piel haciendo que se muestre en mejores condiciones. En los tratamientos de cosmética se acostumbra a usar el aceite de almendras al ser un producto con base oleosa que aporta una gran cantidad de hidratación pero, ahora, cada vez son más las personas que prueban de crear su propia crema de almendras para aprovechar las propiedades de este ingrediente de la forma más natural posible. En este artículo de unCOMO vamos a descubrirte cómo hacer crema de almendras para la piel de tres formas distintas.

También te puede interesar: Trucos de belleza con aceite de almendras

Beneficios de la crema de almendras para la piel

Antes de empezar a explicarte cómo hacer crema de almendras para la piel vamos a entender por qué se trata de un producto tan beneficioso y que puedes incorporar en tus tratamientos habituales consiguiendo una piel mucho más cuidada y nutrida.

Por un lado, debemos tener en cuenta que las almendras es uno de los frutos secos con una mayor variedad de nutrientes y, por tanto, al aplicarla en forma de crema conseguiremos aportar una gran cantidad de vitaminas y minerales a la dermis haciendo que esta se muestre mucho más cuidada. Ahora vamos a analizar detenidamente todos los beneficios que nos aportará esta crema casera:

  • Rica en vitamina E: uno de los componentes de las almendras es la vitamina E que, además, es uno de los mejores nutrientes para la piel porque está repleto de antioxidantes que nos protegerá de los radicales libres y hará que se frene el envejecimiento prematuro de la dermis, por tanto, evitará la aparición de arrugas, de machas, de bolsas en los ojos, etcétera.
  • Hidratación profunda: gracias a su gran variedad de nutrientes que encontramos en los frutos secos conseguimos darle a nuestra piel una gran variedad de vitaminas y minerales que repararán los tejidos dañados, mejorarán la tersura y aportarán una mayor elasticidad.
  • Reduce las imperfecciones: condiciones de la dermis como puede ser el acné, las espinillas o los puntos negros pueden mejorarse gracias al uso de la crema de almendras porque este ingrediente está compuesto de ácidos grasos esenciales que regulan la producción de sebo y, por tanto, consiguen limpiar, depurar y evitar la aparición de nuevas imperfecciones.

En este otro artículo de unCOMO te descubrimos una gran variedad de trucos de belleza con almendras para que puedas conocer todos los usos que puedes darle a estos frutos secos.

Receta de crema de almendras para la piel

Ahora que ya conoces los beneficios que la crema de almendras puede aportarnos, a continuación vamos a descubrirte cómo hacer crema de almendras para la piel dándote una receta sencilla de elaborar en casa. Para ello necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 25 gramos de aceite de almendras dulces
  • 2 gramos de cera de abeja
  • 10 gramos de lanolina
  • 3 gramos de manteca
  • 30 gramos de agua de rosas (opcional)

Para hacer esta crema casera, lo primero que haremos será derretir la cera de abeja haciendo un baño María y, poco a poco, iremos incluyendo el resto de los ingredientes en el mismo cazo sin dejar de remover para conseguir que todos se vayan integrando a la misma mezcla. Este proceso durará una media de 10 minutos, aproximadamente, cuando termine simplemente retira la mezcla del fuego y deja que se enfríe.

Entonces, ya podrás cogerla con las manos y aplicarla sobre el rostro dejando que actúe unos 15 minutos; retira luego con agua tibia y verás cómo tu rostro está mucho más suave, hidratado y liso. Si quieres, puedes aplicarte una menor cantidad y dejarte la crema en el rostro sin tener que enjuagarte, ¡como prefieras!

Aquí te contamos cómo hacer aceite de almendras por si quieres hacerlo en casa y no comprarlo.

Mascarilla de almendras con miel para la piel

Ahora vamos a proponerte otra receta de crema de almendras para la piel en la que mezclaremos el ingrediente principal con un poco de miel de abeja para, así, potenciar su efecto hidratante y conseguir un resultado mucho más suave y reparado. Para hacer esta crema necesitamos estos ingredientes:

  • 40 gramos de almendras molidas
  • 3 cucharaditas de miel de abeja
  • 3 hojas de menta (opcional)

Para elaborarla comenzaremos picando la menta con un mortero para extraerle el jugo, a continuación, añadiremos las almendras y también las moleremos junto con la menta. En cuanto lo tengas listo, agrega al mismo recipiente la miel; si está demasiado dura, puedes calentarla 1 minuto en el microondas para que la textura sea más blanda y manejable.

Si quieres conseguir una mezcla más homogénea, te recomendamos que pases la batidora para, así, reducir los pedazos de almendra que hayan podido quedar. Cuando lo tengas, simplemente tendrás que aplicar esta crema en tu rostro o piel y dejar que actúe durante 20 minutos, notarás cómo se endurece un poco ¡no te preocupes! Pasado este tiempo, retira con abundante agua y te notarás con un cutis mucho más agradable y limpio.

Crema de almendras para el cuerpo

Por último vamos a ofrecerte otra manera de poder hacer una crema casera de almendras para la piel que resulta ideal para aplicar en tu cuerpo y aprovechar todos los beneficios que hemos enumerado más arriba. Para hacer esta crema necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 250 ml de agua
  • 30 gramos de almendras peladas
  • 15 gramos de azúcar moreno

Lo primero que haremos será licuar las almendras para conseguir una crema con ellas, para ello, tendrás que llenar agua en un jarrón y encender la licuadora a una velocidad media hasta que se licuen por completo. Reserva.

En un vaso aparte, mezcla el azúcar con un poco de agua y, cuando esté disuelta, añade la mezcla de las almendras que hemos preparado en el paso anterior. Ahora, cierra herméticamente este frasco y guárdalo en un lugar seco y fresco.

Cuando quieras usar esta crema corporal bastará con que la cojas con los dedos y la untes por la zona del cuerpo que desees: puede ser tanto cuerpo entero como zonas específicas del rostro. El resultado que conseguirás será una dermis mucho más nutrida, suave y reparada.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer crema de almendras para la piel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Cómo hacer crema de almendras para la piel

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer crema de almendras para la piel
1 de 3
Cómo hacer crema de almendras para la piel