Compartir

Cómo hacer drenaje linfático en casa

Por Marina Ronda. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo hacer drenaje linfático en casa

¿Sabías que es posible eliminar toxinas y grasas con un simple masaje? Se trata del famoso drenaje linfático. Esta técnica tan en boga te ayuda a deshacerte de las toxinas y líquidos que tu cuerpo absorbe y los elimina a través de la orina de forma natural: ¡con sólo un masaje! Es muy sencillo de practicar y, aunque si bien es recomendable que el masaje lo realice un especialista en un centro profesional, es posible realizar el drenaje linfático desde casa sin correr ningún riesgo. En unComo.com te enseñamos cómo hacer drenaje linfático en casa. Las siguientes instrucciones son para una auto sesión de drenaje de aproximadamente 15 minutos. Cada paso deberá realizarse quince veces en repeticiones de tres.

Pasos a seguir:
1

Muchas personas ya están utilizando el drenaje linfático para reducir la celulitis y las varices, evitar retenciones de líquidos, reducir peso, mejorar el sistema inmune, hacer desaparecer los depósitos de grasa o eliminar fluidos que no deberían correr por el organismo. Y es que junto con deporte y una alimentación adecuada, el drenaje linfático es ideal para conseguir el cuerpo 10 que tanto deseas.

El sistema linfático

En primer lugar hay que entender el funcionamiento del sistema linfático y el porqué es bueno drenarlo. Se trata de un sistema de vasos paralelos a la circulación de la sangre que funciona de forma adicional para absorber los líquidos que bebemos o comemos. El objetivo del masaje es estimular este sistema para que funcione lo mejor posible y drene todas las toxinas y grasas que no deberían estar en nuestro cuerpo.

Y entre sus mayores ventajas es lo relajarte que resulta (de hecho, reduce los dolores de cabeza), además de dejarnos la piel (¡también elimina el acné!) y la figura mucho mejor que antes. En unComo.com también te contamos cuáles son los beneficios de los masajes reductores para el cuerpo.

2

De este modo, lo primero que haremos será un masaje en el cuello. Ubica las manos debajo de las orejas, una a cada lado del cuello; a ritmo lento, realiza pequeños círculos en sentido de las agujas del reloj. Recuerda, 3 círculos por 15 repeticiones. El motivo por el que se debe comenzar por el cuello es que las cadenas ganglionales principales se encuentran en el cuello y en la cara.

Cómo hacer drenaje linfático en casa - Paso 2
3

En segundo lugar, pon las manos sobre las clavículas (en la zona entre el cuello y los hombros) intentado encajarlas en los huecos. Presiona suavemente sobre esta región corporal. A continuación, estira los dedos hacia las orejas o hacia arriba (como te sea más cómodo). ¿Notas como todo empieza a fluir mejor? Repite este paso 15 veces antes de continuar con las instrucciones siguientes del drenaje linfático.

4

Cuando notes que la tensión del cuello ha disminuido y te sientes más relajado que nunca, es hora de pasar a la siguiente zona. Coloca la mano derecha en la axila izquierda y presiona de forma suave y lenta hacia dentro, para arriba. En la axila se encuentran los ganglios linfáticos axiales, por eso es importante realizar bien este paso para conseguir un buen drenaje linfático. Cuando hayas repetido 15 veces tres presiones, cambia de mano y de axila.

Deberías empezar a notar ya cómo el cuerpo está mucho más relajado que al principio. Pon ahora las dos manos en el plexo solar (bajo tu pecho, más o menos a la altura de tus pulmones). Respira profundamente y presiona hacia abajo al exhalar. Hazlo tres veces por quince repeticiones. Con esta técnica conseguirás relajar el diafragma y calmar tu ansiedad.

Cómo hacer drenaje linfático en casa - Paso 4
5

Ahora toca las ingles. Las dos manos al mismo tiempo: colocadas a cada lado y presiona suavemente sobre tres lugares diferentes. Acuérdate de las series de tres y las quince repeticiones en cada uno de los pasos del drenaje linfático. Concretamente, el masaje en esta zona del cuerpo nos ayudará a reducir la grasa y las toxinas acumuladas en los muslos internos y en los glúteos. Si quieres puedes incidir más en la zona que desees para tratar una región específica del cuerpo.

6

Por último, para hacer un masaje linfático en casa deberás colocar las manos detrás de las rodillas donde se encuentran seis o siente nódulos linfáticos poplíteos. Estos son muy importantes para el sistema circulatorio de nuestras piernas. Para masajearlos, pon las manos detrás de rodilla justo en el hueco que notarás. Presiona, siempre suavemente, hacia dentro y suelta igual de despacio y delicadamente. Repite el ejercicio. ¡Solo queda a esperar a que tu orina haga el trabajo sucio!

Recuerda que siempre puedes incidir en la zona que más quieras trabajar, aunque respetando las series y las repeticiones que señalábamos al principio. Para conseguir un drenaje linfático profesional deberías acudir a un profesional.

En este artículo de unComo te descubrimos los beneficios de un masaje linfático.

Cómo hacer drenaje linfático en casa - Paso 6

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer drenaje linfático en casa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo hacer drenaje linfático en casa

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Maria estela Rodriguez
Estoy sufriendo de flebitis en las piernas, es muy doloroso y voy a hacer el massage linfatico recomendable en este articulo.

Cómo hacer drenaje linfático en casa
1 de 4
Cómo hacer drenaje linfático en casa

Volver arriba