Compartir

Cómo hacer exfoliantes con avena

Por Débora De Sá Tavares . Actualizado: 20 enero 2017
Cómo hacer exfoliantes con avena

¿Para qué comprar un exfoliante comercial cuando puedes hacerlo en casa con los mejores ingredientes? No hay duda de que la cosmética natural está en boga, por eso en unComo te ofrecemos las mejores soluciones para que puedas elaborar tus propios productos, potenciando al máximo el uso de ciertos ingredientes y aprovechando sus propiedades.

Y cuando se trata de avena sus beneficios sobre la piel son amplios, ayudando a eliminar las células muertas, a limpiar la dermis, a reducir la comezón o inflamación y también a hidratarla, convirtiéndose en un perfecto aliado para una piel hermosa. Para que consigas potenciarla al máximo nada mejor que usarla para exfoliar tu cuerpo o rostro, por eso te explicamos cómo hacer exfoliantes con avena y lucir una piel de lujo.

También te puede interesar: Cómo hacer exfoliantes con miel

¿Por qué la avena es buena para la piel?

Este cereal no solo es fabuloso para nuestra salud general, mejorando el tránsito intestinal y ayudándonos a reducir el colesterol y el azúcar, sino que tiene grandes efectos sobre la dermis:

  • Es un buen aliado para limpiar la piel, absorbiendo la suciedad, controlando la grasa y los brillos y ayudando a cerrar la poros.
  • La avena es un gran hidratante, ofreciendo humectación y ayudando a mejorar la apariencia del rostro y el cuerpo.
  • Es perfecta para eliminar las células muertas de la piel gracias a su efecto exfoliante.
  • Calma la dermis, reduciendo la presencia de irritaciones, dermatitis, comezón y molestias.
  • Es un ingrediente que mantiene el pH natural de la tez, por lo que puede ser empleado en pieles secas o sensibles sin problema.
Cómo hacer exfoliantes con avena - ¿Por qué la avena es buena para la piel?

Claves para exfoliar tu piel

Aunque es un proceso al que conviene someter nuestra piel una vez a la semana, la realidad es que muchas personas no tienen claros los pasos a seguir para una perfecta eliminación de las células muertas. Es importante saber cómo hacerlo con el fin de evitar resecar nuestra piel o dañarla al ejercer mucha presión, algo que sucede habitualmente en zonas sensibles como el rostro o el pecho.

Por eso te dejamos dos artículos que te guiarán a la perfección en todo el proceso:

Exfoliante de avena y limón para pieles grasas

Si además de querer eliminar las células muertas deseas controlar la presencia de grasa en tu rostro, esta es la opción perfecta para ti. La avena cumple una función exfoliante e hidrante, mientras que el limón aporta antioxidantes, vitamina C y cuenta con un efecto astringente eliminando la grasa y dejándote una piel perfecta.

Para elaborar este producto necesitarás:

  • 1 cucharada de copos de avena.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • El zumo de medio limón.

Comienza por triturar en una licuadora, procesador de alimentos o batidora el azúcar y la avena hasta obtener un polvo no demasiado fino. Luego añade a la mezcla el zumo de limón creando una pasta, si es necesario incorpora un poco de agua para mejorar la consistencia. Con el rostro limpio, aplica y frota suavemente con movimientos circulares, luego retira con agua tibia y luce una piel hermosa. Aplica 1 vez a la semana, siempre de noche para evitar que el limón manche tu piel.

Cómo hacer exfoliantes con avena - Exfoliante de avena y limón para pieles grasas

Exfoliante de avena y miel para una máxima hidratación

La avena y la miel son la combinación perfecta para limpiar tu piel, eliminar las impurezas y potenciar la hidratación y suavidad, pues ambos ingredientes son ideales para darle humectación a la piel.

Para hacer este exfoliante con avena necesitas:

  • 2 cucharadas de copos de avena.
  • 1 cucharada de miel.

Mezcla ambos ingredientes hasta hacer una pasta, aplica en el rostro previamente limpio con movimientos circulares y suaves durante 1 minuto, luego deja actuar dos minutos más y remueve con agua tibia. Tu piel estará tersa y hermosa como nunca. Puedes aplicarlo 1 vez a la semana.

Cómo hacer exfoliantes con avena - Exfoliante de avena y miel para una máxima hidratación

Exfoliante de avena y leche para una piel suave

Cleopatra se bañaba en leche como uno de sus principales rituales de belleza, esto se debe a que este ingrediente es perfecto para humectar la piel y aportarle una gran suavidad. Junto a la avena, que además de hidratar limpia, conseguirás que tu rostro luzca espectacular en pocos minutos.

Lo que necesitas para preparar este exfoliante es:

  • 2 cucharadas de avena.
  • 1 cucharada de leche en polvo.
  • 1 cucharada de agua.

Mezcla en un recipiente la avena y la leche en polvo y luego añade la cucharada de agua, removimiento hasta formar una pasta. Si lo necesitas, añade un poco más de líquido hasta que la textura sea manejable. Aplica sobre el rostro limpio con suaves movimientos circulares y deja actuar durante 5 minutos, luego remueve con agua tibia y disfruta de una piel suave y hermosa. Puedes aplicarlo 1 vez a la semana.

Cómo hacer exfoliantes con avena - Exfoliante de avena y leche para una piel suave

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer exfoliantes con avena, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo hacer exfoliantes con avena

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer exfoliantes con avena
1 de 5
Cómo hacer exfoliantes con avena

Volver arriba