Compartir

Cómo hacer exfoliantes con sal

Por Débora De Sá Tavares . Actualizado: 16 enero 2017
Cómo hacer exfoliantes con sal

La exfoliación es esencial para lucir una piel hermosa, libre de células muertas y con los poros adecuadamente cerrados, siendo un paso básico al momento de limpiar profundamente nuestro rostro. Pero no hace falta adquirir productos comerciales para exfoliar a la perfección tu cuerpo, basta con aliarte con algunos ingredientes naturales como la sal para conseguir los resultados que esperas.

La cosmética natural está más de moda que nunca, por eso no te lo pienses más y apúntate a la onda del ahorro con estas ideas. En unComo.com te explicamos cómo hacer exfoliantes con sal que te ayuden a potenciar toda la belleza de tu piel.

También te puede interesar: Cómo hacer un exfoliante de naranja

Propiedades de los exfoliantes de sal sobre la piel

Así como es posible realizar exfoliantes de azúcar común y hacer que nuestra piel luzca genial, también podemos usar la sal para este propósito pues los granos de la misma ayudarán a acabar con las células muertas que se acumulan en la dermis, haciendo que luzca más luminosa y hermosa.

Pero además de favorecer la eliminación de células muertas, la sal ayudará a:

  • Absorber adecuadamente el exceso de grasa.
  • Favorecen la eliminación de las toxinas de la piel, garantizando una limpieza más profunda.
  • Ayuda a disminuir la inflamación de la dermis.
  • Combinada con algún aceite esencial, la sal es adecuada para hidratar el rostro y eliminar la sequedad de la piel.

A pesar de sus propiedades, es importante evitar el uso de la sal sobre el rostro, las pieles sensibles, irritadas, con heridas o cortaduras. Estos exfoliantes se recomiendan especialmente para el uso corporal.

Cómo hacer exfoliantes con sal - Propiedades de los exfoliantes de sal sobre la piel

Consejos básicos para exfoliar tu cuerpo

Exfoliar el cuerpo es un paso de belleza imprescindible para lucir una dermis en perfecto estado, pero resulta importante hacerlo de manera adecuada para garantizar la correcta eliminación de las células muertas y una buena limpieza. Por eso es importante que:

  • Tu cara o piel estén perfectamente limpias antes de exfoliarla, no debes hacer este proceso nunca con la piel sucia.
  • Al aplicar el exfoliante no es necesario frotar agresivamente la dermis, basta con realizar suaves movimientos circulares siempre hacia arriba, de este modo actuaremos sobre la piel sin maltratarla. Para esta tarea usa siempre las yemas de tus dedos.
  • Una vez que has terminado de aplicar el producto, retíralo con agua fría de este modo favoreces el cierre de los poros y un mejor resultado final.
  • Luego podrásla crema hidratante de tu preferencia aprovechando que tu piel absorberá mejor sus nutrientes.
Cómo hacer exfoliantes con sal - Consejos básicos para exfoliar tu cuerpo

Exfoliante de sal y lavanda para la piel seca

Si además de exfoliar tu piel quieres hidratarla, nutrirla y favorecer su belleza, entonces este exfoliante de sal a base de aceite esencial de lavanda es la mejor alternativa. El aroma de este aceite favorece además la relajación, por lo que se trata del aliado ideal para dejar a un lado el estrés tras un largo día.

Para hacer este exfoliante corporal de sal necesitas:

  • ½ taza de sal marina o sal gorda
  • ½ taza de aceite de coco, de almendras o de oliva.
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda.

Mezcla todos los ingredientes y coloca en un recipiente. Usa en la ducha después del baño, puedes aplicarlo 1 vez a la semana.

Cómo hacer exfoliantes con sal - Exfoliante de sal y lavanda para la piel seca

Exfoliante de sal y aceite de oliva para nutrir la dermis

¿Buscas exfoliantes con sal que sean simples de elaborar? Si el problema es que no tienes a mano aceites esenciales de ningún tipo y quieres una opción rápida, entonces el de oliva es tu aliado.

Los beneficios del aceite de oliva para la piel son múltiples, hidratándola en profundidad y favoreciendo su nutrición, por lo que se trata de una alternativa ideal que conviene incorporar a tu rutina de belleza. Para hacerlo necesitas:

  • 4 cucharadas de sal marina o gorda.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Mezcla todo y aplica en la piel con suaves movimientos circulares después de la ducha. Puedes usarlo cada 7 días.

Cómo hacer exfoliantes con sal - Exfoliante de sal y aceite de oliva para nutrir la dermis

Exfoliante cítrico de sal para aportar energía

Cítricos como el limón, la naranja o el pomelo son perfectos para aportar vitalidad a nuestra piel y hacer que recarguemos la energía después de un buen baño, por eso es ideal incorporar el zumo de estas frutas en la elaboración de los exfoliantes de sal.

Para hacer esta alternativa necesitas:

  • ½ taza de sal marina o gorda.
  • ½ taza de aceite de oliva, de almendras o de coco.
  • El zumo de un limón o el jugo de media naranja.

Mezcla bien los ingredientes y aplica en tu cuerpo al final del baño con suaves movimientos circulares. Retira enjuagando y seca tu piel con normalidad, puedes usarlo 1 vez a la semana.

Cómo hacer exfoliantes con sal - Exfoliante cítrico de sal para aportar energía

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer exfoliantes con sal, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo hacer exfoliantes con sal

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer exfoliantes con sal
1 de 6
Cómo hacer exfoliantes con sal

Volver arriba