Cómo hacer flor de sal

Cómo hacer flor de sal

La flor de sal es una forma de sal pura de origen marino que se puso de moda inicialmente en Francia hace unos 20 años. La flor de sal consiste en los ligeros cristales de sal que se forman y flotan en la superficie de las salinas con los primeros efectos de la concentración de la sal. Se produce a la caída del sol o al amanecer ya que el contraste térmico propicia la formación de la fina capa de cristales de flor de sal. Es muy apreciada en cocina por su textura fina y crujiente su sabor suave y sus propiedades ya que no se apelmaza. Es un producto difícil de recoger, de producción muy limitada y por lo tanto caro y a veces difícil de encontrar. Sin embargo está al alcance de todos los que viven cerca del mar ya que podemos fabricar flor de sal en casa siguiendo estos sencillos pasos:

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Recoge agua del mar.

2

Si lo deseas y lo consideras necesario hierve el agua de mar durante muy poco tiempo, solo el necesario para su desinfección.

3

Pon el agua en una bandeja poco profunda y déjala reposar unas horas preferiblemente al sol.

4

Pon la bandeja en la nevera. Al cabo de unas horas, dependiendo de la profundidad de la bandeja, ya se irá formando una tela de cristal: Ya tienes la flor de sal. Vigila el proceso con frecuencia ya que si se evapora todo el agua lo que obtendrás es sal, no flor de sal.

5

Recoge la tela de flor de sal con un tenedor. Verás que es delicada y se va rompiendo formando pequeños cristales.

6

Puedes guardar la flor de sal como prefieras ya que no necesita condiciones de preservación especiales. En un tarro de cristal queda muy bonita.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer flor de sal, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Consejos
  • El color final de la flor de sal que obtengas puede ser muy variado: transparente, blanco, gris e incluso rosáceo. El color dependerá de la composición y la concentración de minerales de la zona donde hayas recogido el agua de mar.
  • Los cristales resultantes son más grandes que los granos de sal tradicional. Échalos sin miedo por encima de los platos que quieras condimentar, la flor de sal se disolverá con facilidad al entrar en contacto con los alimentos calientes.
  • Es recomendable usarla en la última fase de emplatado de los platos y aunque puede usarse en cualquier tipo de cocina es preferible aprovecharla para platos en los que el toque final de sal es vital: ensaladas, ensaladas tibias, carnes a la plancha y a la brasa, verduras braseadas.
  • El paso de la nevera simula el contraste térmico que se produce en las salinas y acelera el proceso pero tambien se puede obtener flor de sal sin meter la bandeja en la nevera