Cómo hacer jabón de limón

Cómo hacer jabón de limón
Imagen: gaelleevenements.com

Elaborar nuestro propio jabón nos aporta múltiples beneficios, entre los que destacan la elección de sus componentes y la seguridad de su calidad. Uno de los más aromáticos es el jabón de limón, ideal para las pieles sensibles y grasas, pues sus propiedades astringentes y limpadores permiten eliminar las impurezas de la piel. Asimismo, es antiséptico y desinfecante, por lo que es un tratamiento perfecto para todas aquellas personas con problemas de acné, espinillas, puntos negros, etc. Sigue leyendo este artículo de unComo y descubre cómo hacer jabón de limón.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Para elaborar tu propio jabón de limón necesitarás reunir aceite esencial de limón, la ralladura de la piel de un limón, medio limón cortado a rodajas, 50 ml de sosa cáustica, 150 ml de agua, 350 ml de aceite de oliva virgen extra y cápsulas de vitamina E.

2

Lo primero que vamos a hacer es elaborar una infusión de limón. Para ello, pon a calentar los 150 ml de agua e incorpora el medio limón cortado a rodajas. Cuando la tengas lista, retírala del fuego, deja que se enfrie, cuélala para quitar las rodajas de limón y colócala en un recipiente de plástico.

Imagen: elartedevivirespana.com
3

Ahora, deberás incorporar poco a poco la sosa cáustica a la infusión de limón y mezclar hasta que se integren los ingredientes. Para ello, te recomendamos que uses guantes de látex y te encuentres en un espacio bien ventilado, pues se trata de un producto agresivo que puede dañarte.

4

Una vez mezclados los ingredientes anteriores, resérvalos para que se enfrien. Mientras tanto, pon a calentar el aceite de oliva. Si lo deseas puedes utilizar aceite de almendras o, incluso, mezclarlos. Si tu rostro es con tendencia muy oleosa, puedes reducir la cantidad de aceite e incrementar la de agua de manera proporcional.

Imagen: lamesadelconde.com
5

Cuando la mezcla de sosa cáustica se haya enfriado, añade el aceite de oliva caliente poco a poco y remuévelo bien. Deberás mover la masa del jabón de limón hasta que empiece a espesarse y tomar consistencia. Para agilizar este proceso puedes batirlo. En el momento en el que esto ocurra, vierte 10 gotas de aceite esencial de limón. Si lo deseas, puedes elaborar tu propio aceite de limón siguiendo estos sencillos pasos.

Imagen: pordentroporfuera.com
6

Ahora añade la ralladura del limón para intensificar el aroma, reserva un poco para decorar, y una o dos cápsulas de vitamina E. Cuando la ralladura se haya mezclado por completo y la mezcla sea uniforme, coge un molde y viértela. Luego, puedes espolvorear por la parte superior la ralladura sobrante y decorar, así, tu jabón de limón.

7

Una vez en el molde, deberás dejar reposar el jabón de limón casero durante 15 días como mínimo para que endurezca y puedas utilizarlo. Pasado este tiempo, comprueba que realmente está listo, desmóldalo y ¡listo! Como ves, se trata de un proceso muy sencillo que te permitirá elaborar tu propio jabón. Recuerda que si tu piel es muy grasa deberás reducir la cantidad de aceite de oliva y aumentar la de agua. Si te gustan los jabones caseros, no te pierdas nuestros artículos de jabón de caléndula, de azufre, de romero y de lavanda.

Imagen: indiamart.com

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer jabón de limón, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.