Compartir

Cómo hacer jabón negro casero

Por Beatriz Ruiz. Actualizado: 20 julio 2018
Cómo hacer jabón negro casero

Una de las últimas tendencias en el sector de la cosmética y la belleza es el jabón negro. También conocido como jabón negro de Alepo, jabón beldi, jabón negro árabe, marroquí o africano, es un producto natural de tono oscuro y textura espesa que se originó hace mucho tiempo en esta ciudad de Siria, Alepo, donde era elaborado con ingredientes como el aceite de oliva y la sosa vegetal. Poco a poco, este jabón se hizo popular en diferentes zonas de África (especialmente en Marruecos) donde se convirtió en un tratamiento de belleza básico en las mujeres de dichas regiones. Pero en este viaje, su composición cambió algo, así que el jabón negro de Alepo no es el jabón de Alepo, así para evitar confusiones, es mejor llamarlo jabón negro, jabón negro árabe, marroquí o africano o bien, jabón beldi.

Actualmente, se distribuye por todo el mundo como un cosmético natural que consigue exfoliar y eliminar las células muertas de la piel, entre otros beneficios. Aunque puedes adquirirlo en diferentes tiendas de cosmética, en el siguiente artículo de unCOMO te enseñamos a elaborarlo en tu propia casa. Sigue leyendo y descubre cómo hacer jabón negro casero.

También te puede interesar: Cómo hacer jabón de limón

Propiedades y beneficios del jabón negro para la piel

El jabón negro se ha vuelto en un producto básico en cualquier ritual de belleza. Gracias a su riqueza en nutrientes como vitaminas y minerales, el jabón beldi cuenta con una gran variedad de beneficios y propiedades para la dermis. Estas son las principales propiedades y beneficios del jabón negro para la piel:

  • Exfoliación: debido a su textura, el jabón negro es muy eficaz en los tratamientos de exfoliación, ya que elimina las impurezas y la acumulación de células muertas en la piel. De esta forma, la piel queda totalmente limpia y mucho más suave.
  • Hidratación: es un humectante natural que ayuda a nutrir profundamente la piel debido a su riqueza vitamínica, mejorando hasta el aspecto de los rostros más secos. De hecho, es uno de los mejores remedios naturales para la piel seca. Sin embargo, aunque es muy eficaz en pieles secas, este producto está indicado para todo tipo de pieles.
  • Previene y trata infecciones cutáneas: gracias a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, este jabón ayuda a eliminar otras imperfecciones de la piel como el acné y las manchas. Además, gracias a su efecto calmante también alivia algunos síntomas de las pieles atópicas o sensibles como las erupciones cutáneas, el picor o la sequedad.
  • Previene el envejecimiento prematuro: su riqueza en sustancias antioxidantes, le otorga propiedades que protegen la piel de los radicales libres, principales culpables del envejecimiento prematuro. Además, gracias a sus propiedades reparadoras ayudan a que la piel envejecida vuelva a estar más firme y tersa.
Cómo hacer jabón negro casero - Propiedades y beneficios del jabón negro para la piel

Cómo hacer jabón negro casero - paso a paso

Ahora que ya conocemos algunos de los beneficios de este producto natural para la piel, a continuación te explicaremos cómo elaborar jabón negro casero con un sencillo paso a paso. Sin embargo, antes de empezar a contarte cómo hacer jabón negro árabe, marroquí o africano, aprovechamos este momento para recordarte que antes de empezar te asegures de tener los siguientes ingredientes en casa:

Ingredientes

  • 120 gramos de potasa orgánica (es una ceniza elaborada de distintas fuentes como arcilla, cacao u otros ingredientes naturales).
  • 780 ml de agua destilada.
  • 120 ml de aceite de coco.
  • 120 ml de aceite de ricino.

Elaboración

  1. Ponte unos guantes de plástico y añade en una olla 120 gramos de potasa orgánica con 600 ml de agua destilada tibia. Ahora pon el fuego alto durante un par de minutos hasta que la mezcla comience a hervir.
  2. Cuando el agua alcance su punto de ebullición tendrás que poner a calentar la mezcla a fuego medio durante media hora aproximadamente hasta que notes que la potasa está bastante sólida y endurecida. Es importante que durante el proceso vayas removiendo la mezcla de vez en cuando para que la potasa no rebalse o se quede pegada en el fondo del recipiente.
  3. Una vez que la potasa tenga una textura bastante espesa, quita la olla del fuego y deja que la base que acabas de crear se enfríe un poco.
  4. Ahora tienes que añadir en otra olla el aceite de coco junto con el aceite de ricino y calentarlos a fuego lento hasta que el de coco termine derritiéndose y se mezcle con el otro. Revuelve la mezcla con frecuencia durante el proceso para que se diluyan bien.
  5. Mientras los aceites se van mezclando, tendrás que poner una tercera olla a fuego lento con 70 gramos de la base de potasa que elaboraste en los anteriores pasos junto con 180 ml de agua destilada. Deja la olla calentrar durante 5-10 minutos hasta que la base se haya disuelto en el agua.
  6. Ahora tendrás que añadir la base de potasa disuelta en la olla donde se estaban calentando los dos aceites y remover los ingredientes para que queden bien mezclados.
  7. Una vez que la mezcla quede muy espesa, retírala del fuego, deja que se enfríe un poco y luego vierte la mezcla en un molde para hacer jabones artesanos. Tendrás que dejar que se enfríe hasta que quede totalmente solidificado.
  8. Luego saca el jabón del molde y córtalo en trozos más pequeños. Ya tendrás listo tu jabón negro casero.

Cómo usar el jabón negro casero

Ahora que ya tienes listo el jabón negro o árabe, tan solo te queda saber cómo usar el jabón negro correctamente. Para ello, puedes seguir estos sencillos pasos:

  1. Antes de nada, limpia bien tu rostro de restos de suciedad y maquillaje y luego enjuágalo con abundante agua tibia para abrir los poros de la piel. Si vas a aplicarlo en todo el cuerpo, te recomendamos que hagas lo mismo, primero dúchate de forma normal para eliminar posibles restos de cremas si las has usado previamente, si no no es necesario.
  2. Corta un poco de jabón negro casero, o en caso de que no esté muy sólido no necesitarás cortar y solo con los dedos ya podrás coger un poco, y ahora mójalo con agua tibia.
  3. Cuando el jabón haya hecho un poco de espuma, aplícala por todo el rostro o la parte del cuerpo que quieras tratar, frotándolo suavemente haciendo movimientos circulares.
  4. Deja que actúe en tu piel durante unos minutos y luego enjuaga de nuevo con abundante agua tibia.
  5. Finalmente, seca tu rostro dándole toques suaves con la ayuda de una toalla, sin frotar.
  6. Guarda el jabón para utilizarlo en otras ocasiones.
Cómo hacer jabón negro casero - Cómo usar el jabón negro casero

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer jabón negro casero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo hacer jabón negro casero

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Marcia
Me gusta 👍🏼

Cómo hacer jabón negro casero
1 de 3
Cómo hacer jabón negro casero

Volver arriba