Compartir

Cómo hacer sales de baño relajantes

Por Carla Martínez Dantí. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo hacer sales de baño relajantes

No hay nada más relajante que terminar el día con un buen baño regenerador para eliminar el estrés y las tensiones rutinarias. Para alcanzar el estado de relajación necesitarás una bañera, agua tibia y sales de baño. Las sales, ricas en minerales, son un producto perfecto para llevar a cabo tratamientos terapéuticos, cuidar la piel y la desintoxicación del organismo, gracias a sus múltiples propiedades beneficiosas.

Si quieres hacer un baño relajante a bajo coste, presta atención al siguiente artículo de unComo.com donde te explicamos cómo hacer sales de baño relajantes de manera casera. Disfruta de unos minutos de paz, calma y tranquilidad mientras embelleces tu piel y cuidas tu organismo. ¡Mímate!

También te puede interesar: Cómo preparar un baño relajante en casa
Pasos a seguir:
1

Para hacer sales de baño de manera casera es imprescindible utilizar sal gorda - marina - y algún aceite esencial que ayude con su aroma a la relajación. Te recomendamos el aceite de lavanda o el de rosas, pero puedes seleccionar el que más se adapte a tu gusto. Para darle un toque de color, bastará con utilizar un colorante vegetal.

2

Coloca en un bol o recipiente un puñado de sal gruesa y añádele unas gotas de colorante vegetal, como la clorofila o la curcumina. Para conseguir un color uniforme y homogéneo. Recuerda que con poca cantidad será suficiente para darle color. No obstante, si deseas que tus salen tengan tonos fuertes, tan solo deberás añadir más gotas a la mezcla.

Cómo hacer sales de baño relajantes - Paso 2
3

Cuando la sal gorda ya tenga el color que deseas, es hora de añadirle el aroma. Escoge el aceite esencial que desprenda una fragancia que te guste y pon unas gotitas sobre el bol de sal y colorante natural. Mézclalo bien para que los granos de sal se empapen del aroma. Añade tanto aceite como fragancia desees que tengas las sales. Este es un elemento fundamental para relajarte mediante aromaterapia.

Cómo hacer sales de baño relajantes - Paso 3
4

Con la mezcla acabada, es hora de guardar la sal en frascos de cristal o bolsitas de tul para su próximo uso. Con ambos envasados conseguirás que además de almacenar las sales le den un toque elegante a tu baño.

5

Para preparar tus sales de baño relajantes de forma casera, debes procurar que los ingredientes que utilices para realizar la mezcla sean de primera calidad. En caso contrario, podrían producirte irritaciones. Por ello te recomendamos la sal marina en exclusiva o una mezcla a mitades de sal marina y sal gruesa. Por otro lado, la proporción entre sal y aceites aromáticos sería de 30 o 40 gotas de fragancia por cada 100 gramos de sal.

6

En cuanto a los aceites y fragancias, te recomendamos los primeros, pues tienen efectos terapéuticos y relajantes que te ayudarán a tranquilizarte durante el baño. Consulta cuáles son las propiedades de cada aceite esencial, sobre todo si vas a regalar las sales de baño a otra persona.

Cómo hacer sales de baño relajantes - Paso 6
7

Una vez tengas ya tus sales de baño preparadas, es el momento de preparar tu baño para disfrutar de un momento de auténtico relax y desconexión. Es importante que hagas de esta habitación de tu casa, un lugar maravilloso lleno de aromaterapia, música relajante y una luz tenue e íntima; en este artículo de unComo te damos algunas ideas para que sepas preparar un baño relajante en tu propia casa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer sales de baño relajantes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Consejos
  • Si sufres de hipertensión deberá ser tu médico quien te recomiende el uso de sal marina para un baño relajante.
  • A la hora de envasar las sales, procura que los frascos de cristal estén totalmente limpios para evitar que olores se mezclen.

Escribir comentario sobre Cómo hacer sales de baño relajantes

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer sales de baño relajantes
1 de 4
Cómo hacer sales de baño relajantes

Volver arriba