Compartir

Cómo hacer un enjuague bucal casero

Cómo hacer un enjuague bucal casero

Para mantener tu boca limpia y conservar toda su salud, no solo vale con lavarse los dientes. Los enjuagues bucales son un complemento necesario para completar la limpieza bucodental y así garantizar una limpieza total. En unComo.com apostamos por los remedios naturales y hechos en casa, por ello en esta ocasión te explicamos cómo hacer un enjuague bucal casero. Apúntate al enjuague alejado de químicos, conservantes, edulcorantes y otros productos artificiales. Refresca tu aliento y cuida tu boca con esta sencilla receta. ¡Toma nota!

También te puede interesar: Cómo hacer champú de aloe vera casero

Enjuague bucal con bicarbonato

Como sabes tener un buen enjuague bucal es básico para mantener la boca limpia y garantizar su salud. Por ello te recomendamos preparar tu enguaje bucal casero a base de bicarbonato. El motivo es que entre todos los beneficios del bicarbonato destacan sus efectos sobre los dientes y el esmalte ya que consigue matar las bacterias y, además, blanquea la dentadura. Este es un preparado rápido, sencillo y muy efectivo. Toma nota.

Tan solo necesitarás añadir un cuarto de cucharada de bicarbonato en unos 60 ml de agua. Para aumentar el efecto y el frescor en boca de este enjuague te recomendamos añadir un par de gotas de algún aceite esencial refrescante como la mente o el tea tree. Mezcla todos lo ingredientes en una botella y ya tienes tu enjuague bucal casero preparado para usar. ¡Notarás sus beneficios!

Enjuague bucal con bicarbonato

Enjuague bucal con fines medicinales

Si se han infectado tus encías o si padeces alguna enfermedad bucodental, te aconsejamos preparar un enjuague antibacteriano que te ayude a superar este tipo de problemas. A continuación te mostramos dos productos que te ayudarán a combatir las infecciones.

  • Sello de oro

Una de las mejores plantas para asegurar el alivio en tu boca es el sello de oro ya que cuenta con múltiples propiedades antibióticas. Tan solo debes añadir una cucharadita de sello de oro seco en una taza de agua caliente y dejarlo reposar como si fuera una infusión. Cuando se haya enfriado, cuela la hierba para quedarte tan solo con la mezcla líquida.

Te recomendamos dejarla en la nevera para que esté bien fría antes de usarla. Y recuerda: límpiate la boca con este enguaje medicinal unas tres veces al día. ¡Notarás cómo se sanan tus encías!

  • Clavo de olor

Otro buen remedio es usar clavo para preparar tu enjuague bucal ya que es un producto antibacteriano que te ayudará a prevenir enfermedades bucodentales. Para este preparado necesitarás unos 30 gr de clavo en polvo o en su defecto mirra y entre 50 y 100 gr de romero o, en su defecto, hidrastis, una planta medicinal de uso común en América.

Mezcla todos los ingredientes con agua hirviendo y deja que reposen durante toda una noche. Al día siguiente, cuélalo y ¡listo! Ya tienes un enjuague bucal antibacteriano casero, para garantizar la salud de tu boca.

Enjuague bucal con fines medicinales

Enjuague bucal con limón

El limón es un producto perfecto para mantener la salud de tus dientes porque ayuda a mantener el blanco de tu dentadura gracias a sus propiedades blanqueadoras. Pero, además, por su aporte en vitamina C consigue proteger los dientes y encía de infecciones y/o bacterias preservando mejor la salud de tu boca.

Para crear tu propio enjuague bucal a base de limón necesitarás unas 20 gotas de aceite esencial de limón, 30 gotas de aceite esencial de bergamota y tres cuartos de taza de vodka. Colócalo todo dentro de una botella y déjalo reposar durante una semana. Eso sí, mientras se macera la solución es conveniente agitarla una vez al día para asegurarte que los ingredientes se mezclan adecuadamente. Pasada la semana, añádele a la botella 3 partes de agua por cada parte de enjuague, para diluir la solución.

¡Listo! Ya tienes este perfecto enjuague bucal casero preparado para limpiar cada rincón de tu boca. Recuerda no beber la mezcla, sino simplemente hacer gárgaras para garantizar tu salud bucodental.

Enjuague bucal con limón

Enjuague bucal con aceites esenciales

Una muy buena opción para crear tu enjuague bucal casero es a base de aceites esenciales. Puedes hacer una mezcla de aceite esencial de menta, de anís estrellado, de limón o romero. Con unos 30 ml de cada uno será suficiente para conseguir una buena cantidad de producto. Coloca todos los ingredientes dentro de una botellita oscura y agítala con fuerza para que todo se mezcle adecuadamente.

A la hora de usarlo, recuerda echar entre dos y tres gotas de tu enjuague casero en un vaso de agua y removerlo antes de introducirlo en la boca. Recuerda no tragar el enjuague, simplemente hacer unas cuantas gárgaras para que su efecto limpiador llegue a todos los rincones de tu boca y sientas un frescor y una limpieza absoluta.

Si te gusta el sabor de la menta, tenemos otra propuesta para ti: coloca dentro de un vaso de agua algunas hojas de esta refrescante hierba (también puedes añadir a la mezcla hojas de anís y romero). Deja que las hierbas desprendan su esencia a modo de infusión, durante unos 20 minutos. A continuación, deja que se enfríe la mezcla y consérvala en una botella para su uso diario. La sensación de frescor en tu boca será inmediata después de cada uso.

Enjuague bucal con aceites esenciales

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un enjuague bucal casero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo hacer un enjuague bucal casero

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer un enjuague bucal casero
1 de 5
Cómo hacer un enjuague bucal casero

Volver arriba