Compartir

Cómo hacer un exfoliante de azúcar y miel

Cómo hacer un exfoliante de azúcar y miel
Imagen: elwiriwiri.com

Un rostro libre de impurezas y pieles muertas es fundamental para que la piel tenga un aspecto radiante, joven y fresco, y la clave para conseguir esto con total seguridad es llevar a cabo una exfoliación semanal del cutis. Para que puedas embellecer tu piel desde la comodidad de tu hogar, en unComo te mostramos una receta de un exfoliante casero de azúcar y miel, el cual ofrece espectaculares resultados pues permite limpiar y eliminar impurezas a la vez que hidrata y repara los tejidos dañados de la piel. ¡Toma nota y cuida tu piel como se merece!

También te puede interesar: Cómo hacer exfoliantes con miel
Pasos a seguir:
1

Preparar este exfoliante de azúcar y miel es muy sencillo y solo te llevará unos minutos. Reúne los siguientes ingredientes:

  • 1/2 taza de azúcar blanco
  • 3 cucharas de miel
  • 2 cucharadas de aceite de oliva. El aceite de oliva servirá para hidratar la piel en mayor profundidad. Si lo prefieres en su lugar pues agregar aceite de almendras que es ideal también para nutrir la dermis del rostro y reparar las pieles secas.
2

Una vez tengas todos los ingredientes preparados, introduce primero el azúcar y la miel en una taza o recipiente y mézclalos con la ayuda de una cuchara hasta obtener una especie de pasta un poco espesa. A continuación, añade el aceite de oliva y sigue removiendo hasta que se integre con la pasta.

Cómo hacer un exfoliante de azúcar y miel - Paso 2
Imagen: www.esmitv.com
3

Ahora solo tendrás que aplicar el exfoliante de azúcar y miel sobre la piel del rostro. Procura que esta esté bien limpia y libre de residuos o restos de maquillaje. Extiende el exfoliante por todo el cutis mediante movimientos circulares sin ejercer demasiada presión y evitando aplicarlo en la zona del contornos de ojos. Relájate unos minutos y deja que la pasta actúe durante unos 5 o 10 minutos, luego retira aclarando con abundante agua tibia.

Cómo hacer un exfoliante de azúcar y miel - Paso 3
Imagen: www.todoestetica.com
4

Después de la exfoliación, notarás como tu cutis se revitaliza y se vuelve mucho más sedoso al tacto. Un truco que puedes poner en práctica para potenciar sus efectos es realizar un baño de vapor justo antes de aplicarte el exfoliante, así los poros se abrirán por completo y el rostro quedará más limpio y sin rastro de los antiestéticos puntos negros. Si quieres saber cómo hacerlo con detalle, consulta el artículo Cómo abrir los poros con vapor.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un exfoliante de azúcar y miel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
5 comentarios
Su valoración:
Fabiana
Cuantas veces por semana es recomendable hacerla? Y, no importa si es a cualquier hora del día?
Lourdes
Hola! Una consulta, cuánto tiempo dura el exfoliante en un frasco de vidrio a temperatura ambiente? Ya q son productos perecederos los 3 ingredientes.
Luciana Ruidiaz
hola buenas, queria saber si el exfoliante se puede guardar sin refrigeracion
Su valoración:
Tania
Se puede refrigerar? Y si es así, cuánto tiempo es el recomendado?
Marta Vicente (Editor/a de unCOMO)
Hola Tania, puedes refrigerarlo pero no te recomiendo hacerlo por más de una semana.

saludos
ar99
Se puede hacer sin aceite?
Gloria
La miel que yo tengo es totalmente natural, por lo que es mucho más espesa que la miel comercial, entonces, ¿las cantidades son las mismas? No sé si tenga algo que ver, pero quería sacarme la duda de todas formas. ¡Gracias!

Cómo hacer un exfoliante de azúcar y miel
Imagen: elwiriwiri.com
Imagen: www.esmitv.com
Imagen: www.todoestetica.com
1 de 3
Cómo hacer un exfoliante de azúcar y miel

Volver arriba