Compartir

Cómo hacer un lifting facial casero

Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo hacer un lifting facial casero

No todas tenemos la posibilidad de someternos a tratamientos de belleza costosos como el lifting facial para hacer frente a los signos inevitables de la edad en nuestra piel. No obstante, siempre hay alternativas naturales que increíblemente pueden mejorar muchísimo la apariencia de la dermis y obtener resultados casi igual de espectaculares que los que se obtienen mediante la cirugía estética. Además, la ventaja es que la piel no sufre tanto y gana luminosidad y juventud de una manera completamente inofensiva. Si quieres verte mucho más joven y reducir esas arrugas tan visibles, presta atención a este artículo de unComo, te mostramos los mejores tratamientos para hacer un lifting facial casero, ¡y todo sin gastar mucho dinero!

También te puede interesar: Cómo hacer un masaje facial antiarrugas

Beneficios de hacerse un lifting facial casero

Los tratamientos de lifting facial tienen como objetivo lograr el rejuvenecimiento del rostro a través de la cirugía estética. Principalmente, lo que se busca es tensar la piel eliminando y disminuyendo esas arrugas y líneas de expresión más profundas y marcadas. No obstante, son tratamientos costosos que no están al alcance de todas y que, en muchas ocasiones, ofrecen resultados poco naturales no muy favorecedores.

Como alternativa a la cirugía estética, en unComo te proponemos hacerte un lifting facial casero haciendo uso de algunos productos naturales que realmente pueden ayudarte a rejuvenecer la piel del rostro y lucir un cutis mucho más radiante y bello. Con los siguientes tratamientos, tu piel ganará elasticidad y los músculos faciales se fortalecerán, lo que a su vez te permitirá atenuar arrugas y líneas de expresión, tersar la piel, reducir la papada y evitar la flacidez. Sigue leyendo y encuentra la fórmula perfecta contra el proceso de envejecimiento.

Limpieza facial con agua de arroz

¡El secreto de las mujeres asiáticas! En el mundo de la belleza, si por algo destacan las mujeres japonesas y coreanas es por su cutis de porcelana, perfectamente liso, sin arrugas y sin impurezas. Pues bien, aquí te revelamos uno de sus productos estrella: el agua de arroz, ideal para llevar a cabo una primera limpieza facial en tu tratamiento de lifting facial casero. El agua que se obtiene al cocer el arroz permite refrescar la piel, cerrar los poros y aportarle al cutis una luminosidad increíble. Además, calma la dermis irritada y frena la aparición de puntos negros y otras impurezas.

Para elaborar un limpiador facial de agua de arroz, tan solo tienes que hervir 1/2 taza de arroz en un cazo con 1 vaso de agua. Dejar que hierva y cuando haya alcanzado el punto de ebullición, bajar el fuego y dejar en el fuego durante unos 20 minutos más. Luego, cuela el arroz y reserva el agua de la cocción. Cuando se haya enfriado, utiliza este agua para limpiar tu rostro en profundidad, puedes aplicarlo con la ayuda de un disco de algodón.

Cómo hacer un lifting facial casero - Limpieza facial con agua de arroz

Mascarilla 'efecto lifting' de clara de huevo

El huevo es el producto natural al que debemos recurrir cuando queremos obtener un efecto lifting en el rostro y sentir esa tersura tan especial que caracteriza a este tipo de tratamientos. Concretamente, esto lo podrás conseguir con la clara del huevo, pues al aplicarla sobre la piel hace que esta se vaya tensando y reafirmando, al mismo tiempo que reduce las arrugas existentes y combate las impurezas.

Para prepararla, necesitarás 1 clara de huevo y 1/2 cucharada pequeña de zumo de limón recién exprimido. Mezcla ambos ingredientes en un recipiente hasta que el huevo quede espumoso. Luego, aplica la mascarilla con una brocha por toda la cara y ve cubriendo tu rostro con pequeños trozos de papel higiénico, verás que se quedan adheridos fácilmente. Permanece unos 20 minutos con la mascarilla puesta y cuando el papel se haya secado por completo, tan solo tendrás que ir retirándolo con los dedos. ¡La tersura que se obtiene es espectacular!

Mascarilla de vitamina E

La siguiente mascarilla tiene como protagonista a la vitamina E, la cual está considerada la vitamina de la juventud. Y es que entre otras cosas, frena la acción de los radicales libres en el organismo, principales responsables del envejecimiento de la piel y mantiene la producción de colágeno. El resultado es una piel mucho más flexible, firme y llena de vida.

Toma nota de la siguiente receta para la que vas a necesitas ingredientes como:

  • 2 cápsulas de vitamina E, de venta en farmacias o tiendas especializadas en la venta de productos naturales.
  • 1 plátano maduro
  • 1/4 de taza de leche

Preparación: en un recipiente, mezcla el plátano machado con la leche y cuando obtengas una pasta homogénea, agrega el líquido que contienen las cápsulas de vitamina E. Aplica la mascarilla sobre el rostro y cuello de manera uniforme y deja actuar durante unos 20 minutos. Pasado este tiempo, retira con abundante agua tibia o fría.

Descubre más tratamientos como este consultando el artículo Trucos de belleza con vitamina E.

Cómo hacer un lifting facial casero - Mascarilla de vitamina E

Mascarilla antiarrugas de vitamina C

Si notas que tu piel está muy envejecida y lo que deseas es reducir las arrugas de diferentes partes del rostro, como las patas de gallo, las arrugas de la frente, del surco nasogeniano o las del labio superior, una mascarilla con vitamina C es tu mejor alternativa. La vitamina C estimula la producción de colágeno, es antioxidante y le aporta muchísima energía y vitalidad a la piel.

Para preparar esta mascarillas, vas a necesitar 1 kiwi, 1 naranja y 3 cucharadas de miel. Primero, pela y corta el kiwi en rodajas. Luego, exprime la naranja para extraer el jugo y, finalmente, agrega los dos ingredientes en la licuadora junto a la miel. Procesa y aplica la mezcla resultante sobre el rostro masajeando con movimientos circulares y deja actuar durante unos 20 minutos.

Gimnasia facial: ejercicios que rejuvenecen

Además de los tratamientos anteriores, te aconsejamos que para completar tu lifting facial casero sin cirugía realices algunos ejercicios a diario que te permitirán movilizar los músculos de la cara y, por consiguiente, reactivar la circulación sanguínea y ganar tersura y firmeza.

  • Ejercicio 1: abre mucho los ojos, levanta las cejas y abre la boca dibujando una sonrisa muy amplia. Permanece en esta posición durante unos 20 segundos.
  • Ejercicio 2: coge aire e hincha las mejillas todo lo que puedas. Da unos pequeños golpes sobre ellas con los dedos y mantén la tensión durante unos 20 segundo.
  • Ejercicio 3: simula la forma de unas gafas con los dedos índices y pulgares y ponlos alrededor de tus ojos. Parpadea seguidamente, unas 20 veces, mientras mantienes la tensión.

En el artículo Los mejores ejercicios para combatir la flacidez del rostro puedes ver más movimientos efectivos.

Cómo hacer un lifting facial casero - Gimnasia facial: ejercicios que rejuvenecen

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un lifting facial casero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo hacer un lifting facial casero

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Sandy
Excelente!!!!

Cómo hacer un lifting facial casero
1 de 4
Cómo hacer un lifting facial casero

Volver arriba