Compartir

Cómo hacer una crema reductora casera

Por Ana Pérez. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo hacer una crema reductora casera

¿Cansada de gastar pequeñas fortunas en cremas para reducir la grasa localizada? La verdad es que preparar tu propio producto en casa es sencillo, económico y los resultados son excelentes. En unComo.com te enseñamos cómo hacer una crema reductora casera a un precio módico y con productos asequibles.

Necesitarás:
También te puede interesar: Cómo hacer aceite reductor casero
Pasos a seguir:
1

Elige una crema hidratante cualquiera que tenga una buena consistencia. No hace falta que te digamos que puede ser de las más baratas porque solo la precisamos como base para mezclar los ingredientes que realmente actuarán con su efecto reductor.

2

Además vas a necesitar un par de bolitas de alcanfor neutro y yodo blanco para uso externo. Ambas cosas podrás adquirirlas en cualquier farmacia. Por cierto, recuerda que estos ingredientes, sobre todo el alcanfor, debes manipularlos con cuidado para que no sufras efectos tóxicos.

3

Tritura las bolas de alcanfor hasta pulverizarlas. Ve añadiendo el polvo de alcanfor, lentamente, a la base de crema que has elegido y ve removiendo hasta que el alcanfor quede completamente disuelto e integrado para la crema reductora.

4

Añade una cucharada sopera de yodo blanco al combinado de crema y alcanfor y vuelve a mezclar hasta que estés segura de que todos los ingredientes están perfectamente repartidos y hayan impregnado toda la pomada. No es difícil, puedes ayudarte de una espátula de plástico o cualquier otro instrumento. Eso sí, lo que emplees debe estar perfectamente limpio para que la crema reductora casera no quede contaminada.

5

Si deseas que tu crema reductora tenga un efecto calor, en ese caso deberás realizar todo el proceso anterior añadiendo a la base medio tubo de pomada con efecto frío, de las que se utilizan para aliviar tirones, contracturas y dolores musculares. Es muy importante que, si vas a emplear este ingrediente, leas el prospecto para asegurarte de que no eres alérgica y sobre posibles efectos secundarios.

6

Una vez que has aprendido cómo hacer una crema reductora casera, ahora toca saber cómo aplicarla y, para ello, solo tienes que untarla sobre la zona que quieres reducir (glúteos, abdomen, cartucheras...) y dar un suave masaje. Si notas que la piel se pone roja o que te quema demasiado, lávate la zona con agua y retira la pomada.

7

Por último recuerda que además de utilizar el producto, el ejercicio y una dieta equilibrada te ayudarán a conseguir tus logros.

8

En el caso de que quieras adquirir una loción comercial, te aconsejamos consultar los tips del artículo Cómo elegir una crema reductora.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una crema reductora casera, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo hacer una crema reductora casera

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
silvia valdez montelongo
muy buenas todas sus recetas quisiera saber que puedo ponerle de conservadores para que me duren minimo una semana en el refrigerador muchas gracias
fernanda
estoy interesada en hacer cursos para elaboracion de cremas . con bases de hierbas o todo lo mas natural quese pueda
glennys
Glennys .muy bien me gusto mucho la reseta casera

Cómo hacer una crema reductora casera
Cómo hacer una crema reductora casera

Volver arriba