Compartir

Cómo hacer una mascarilla de avena y miel

Cómo hacer una mascarilla de avena y miel

Son muchos los beneficios de la miel para la piel, pues se trata de un ingrediente con una potente acción limpiadora que, además, hidrata, exfolia y actúa de forma positiva contra el acné. Por ello, las personas que se decantan por los remedios y los productos naturales saben que las recetas de mascarillas de miel caseras como la mascarillas de miel y limón, de miel y azúcar o de miel y canela son grandes soluciones caseras.

Hoy, desde unCOMO, te explicamos cómo hacer una mascarilla de avena y miel de forma fácil y rápida para que puedas lucir una piel perfecta, sana y bien hidratada. ¿Preparada?

También te puede interesar: Cómo hacer mascarillas faciales de avena

Mascarilla de avena y miel: para qué sirve

Antes de explicarte cómo hacer una mascarilla de avena y miel, te descubrimos exactamente por qué estos dos ingredientes son tan beneficiosos para la piel.

Beneficios de la avena para la piel

Hidratación, nutrición y limpieza son algunos de los increíbles beneficios de la avena para la piel. Esto se debe a que dicho ingrediente lleva a cabo una potente acción limpiadora que lava tu piel con profundidad a la vez que mantiene intacto su pH neutro. Desde unCOMO te recomendamos hacer uso de este alimento con un jabón de avena casero o siguiendo algunos de estos trucos de belleza con avena.

Por si fuera poco, la avena está llena de lípidos que evitan que la piel se deshidrate y de propiedades calmantes que la convierten en un ingrediente perfecto para combatir la dermatitis, el acné y los accemas. Pero eso no es todo, pues debido a su efecto exfoliante, la avena es ideal también para retirar las células muertas de la piel y controlar los excesos de grasa.

De estos beneficios también puede aprovecharse tu pelo, pues gracias a las mascarillas de avena para el cabello también podrás aportar luminosidad, fuerza e hidratación a tu melena.

Beneficios de la miel para la piel

La cosmética natural hace años que se sirve de la miel para crear productos extremadamente beneficiosos tanto para la piel como para el cabello. Mascarillas exfoliantes, cremas hidratantes y mascarillas con miel para el cabello que proporcionan gran hidratación y limpieza.

Y es que las propiedades humectantes, exfoliantes y regeneradoras de la miel la convierten en uno de los remedios caseros con más ventajas que existen. Gracias a sus vitaminas, ácidos, minerales y enzinas naturales, la miel también ayuda a eliminar celulas muertas de la piel y a regenerarla para que esta luzca más brillante, suave y sana.

Así pues, la mascarilla de avena y miel funciona muy bien para las pieles con acné y sirve para tratar desde los cutis más delicados y grasosos hasta los que más sanos aparentan estar.

Cómo hacer una mascarilla de avena y miel para la cara

Para hacer esta mascarilla necesitarás avena, miel y un poco de agua... ¡eso es todo! Ten a mano un par de recipientes para hacer primero la avena y para poder mezclar el resultado con la miel cómodamente una vez terminados los primeros pasos.

Si bien es cierto que esta mascarilla es un poco más laboriosa que otras mascarillas faciales caseras que también sirven para las pieles con acné, desde unCOMO te ofrecemos unos sencillos pasos para que aprendas cómo hacer una mascarilla de miel y avena de forma rápida:

  1. Antes de nada, tendrás que hacer la avena (3 cucharadas será suficiente) para que quede hecha una pasta. Hay diferentes modos de hacer la avena (y siempre es recomendable echar un vistazo a las recomendaciones de cada marca concreta), pero para esta mascarilla simplemente tendrás que mezclar el producto con agua caliente y remover durante unos minutos hasta que el resultado final sea similar a una masa.
  2. Retira el resultado del fuego y viértelo en uno de los recipientes que hayas preparado anteriormente.
  3. A continuación, suma tres cucharadas grandes de miel a la pasta y vuelve a mezclar durante unos minutos hasta que parezca fácil de aplicar.
  4. Si consideras que el resultado es demasiado sólido, siempre puedes añadir un poco más de agua a la mezcla.
Cómo hacer una mascarilla de avena y miel - Cómo hacer una mascarilla de avena y miel para la cara

Cómo aplicar la mascarilla de avena y miel para la piel

Ya sabes cómo hacer una mascarilla de avena y miel para la piel, así que ahora solo tendrás que esperar a que se enfríe del todo y prepararte para proceder a la aplicación.

Desde unCOMO te recomendamos que laves bien tu rostro previamente para que la mascarilla pueda penetrar en tu piel con más facilidad. A continuación, tendrás que recogerte bien el pelo para no mancharlo con la solución casera. Una vez hayas seguido estos sencillos pasos, ya podrás empezar a aplicarte la mascarilla de miel y avena:

  1. Puedes aplicarte la pasta con tus propias manos o bien con una brocha de maquillaje gruesa, lo que te resulte más cómodo.
  2. Esparce bien la mascarilla por tu rostro y por tu cuello, evitando que los ingredientes se acerquen demasiado al contorno de tus ojos y a tus labios.
  3. Masajea ligeramente las zonas que cubras con la miel y la avena a medida que te apliques la mascarilla.
  4. Deja que repose durante 15-20 minutos aproximadamente y, a continuación, aclara tu rostro con agua tibia.

Mascarilla de avena, miel y limón para el acné

Como ya te hemos adelantado, tanto la miel como la avena son ingredientes fabulosos para las pieles con acné, ya que son potentes limpiadores y exfoliantes que controlarán la grasa de tu piel y purificarán tus poros.

Pero además, ahora te proponemos añadir limón a tu mascarilla de avena y miel casera, ya que el jugo de este ingrediente puede eliminar bacterias y reducir el enrojecimiento de la piel en cuestión de días. Esto se debe a que las propiedades antibacterianas, astringentes y desintoxicantes del limón actúan como un peeling natural muy beneficioso para las pieles delicadas. Para elaborar esta mascarilla hidratante natural, sigue estos pasos:

  1. Mezcla bien tres cucharadas de avena cocinada y tres cucharadas de miel como te hemos enseñado anteriormente.
  2. A continuación, y una vez la mezcla esté fría y lista, añade el jugo de medio limón.
  3. Vuelve a mezclar bien los ingredientes hasta que se haya formado una masa homogénea.
  4. Esparce la mascarilla casera por todo tu rostro, poniendo hincapié en aquellas zonas afectadas por el acné.
  5. Deja que los ingredientes hagan su efecto durante 15 minutos, no más. Pasado este tiempo, retira la pasta de tu rostro con abundante agua tibia.

Desde unCOMO te recomendamos que hagas uso de esta mascarilla de avena, miel y limón para el acné dos días a la semana. A ser posible, úsala antes de ir a dormir, pues así tu piel tendrá tiempo a descansar y a regenerarse durante toda la noche.

Cómo hacer una mascarilla de avena y miel - Mascarilla de avena, miel y limón para el acné

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una mascarilla de avena y miel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
5 comentarios
Su valoración:
Luz Guevara
Excelentes recetas
isabelino guerra
se puede hacer la mascarilla de miel y avena o miel y canela todos los dias
MARIA DEL CARMEN
NO PUEDO ENCONTRAR UNA RECETA QUE SE HACE CON.DOS CUCHRADAS DE ARROZ .SE HIERVE..UNA CUCHARADA DE MIEL . Y CANELA PERO RECUERDO LA CANTIDAD....
Su valoración:
Ornella
Una pregunta, ¿cuáles serían las cantidades exactas? ¿alguien sabe?
Héctor
Cuanta miel se debe usar?

Cómo hacer una mascarilla de avena y miel
1 de 3
Cómo hacer una mascarilla de avena y miel

Volver arriba