Compartir

Cómo limar las uñas para que no se rompan

Por Marta Vicente. Actualizado: 20 enero 2017
Cómo limar las uñas para que no se rompan

Las uñas débiles y quebradizas es un mal que afecta a muchísimas mujeres y una de las principales razones por las que no consiguen lucir una manicura bonita y duradera. Es una condición que puede ser debida a múltiples factores, pero entre los más comunes se encuentran los malos hábitos de cuidado e higiene, el uso de esmaltes de uñas de pésima calidad, la falta de nutrientes en la dieta, la sequedad y el contacto continuo con productos químicos. Para poner remedio y tener unas uñas resistentes y sanas, es esencial hacerse la manicura correctamente y prestar atención a tareas como al limado y la hidratación. Sigue leyendo este artículo de unComo y descubre cómo limar las uñas para que no se rompan.

Pasos a seguir:
1

Habrás visto que en el mercado hay muchísimos tipos de limas para uñas de diferentes tamaños, materiales, grosor, forma, etc., y saber elegir la adecuada es algo muy importante para mantener las uñas en perfectas condiciones, especialmente cuando están frágiles y quebradizas.

No vale cualquier lima y lo mejor es que compres una que sea de buena calidad; las expertas en manicura y nail art coinciden en que las que ofrecen mejores resultados y, además, con muchísima diferencia son las limas de cristal, aunque lo cierto es que son un poco más caras. Su duración es muy larga, son muy higiénicas, su grano es uniforme y su superficie muy suave, además son las mas aconsejadas para uñas que se rompen o parten con facilidad.

Por el contrario, se deben evitar las limas de cartón que son muy endebles y las de metal, ya que estas últimas provocan que las uñas se escamen y se abran en distintas capas.

Cómo limar las uñas para que no se rompan - Paso 1
2

El limado de uñas es una tarea que poco a poco irás mejorando con la práctica, pero debes tener claro que es muy necesaria para darle a las uñas una forma bonita y conseguir que crezcan bien y de manera más saludable. Para empezar, lava tus manos con agua y jabón para dejarlas completamente limpias y retirar cualquier resto de suciedad que haya debajo de las uñas. Si tienes restos del esmalte anterior, es importante que lo quites con un quitaesmalte sin acetona, pues esta última puede debilitarte aún más las uñas.

Al finalizar, seca muy bien tus manos con una toalla antes de empezar a limar las uñas porque si están húmedas y blandas no podrás trabajar bien.

Cómo limar las uñas para que no se rompan - Paso 2
3

Comprueba la longitud de tus uñas y si están muy largas, te aconsejamos que primero las cortes un poco con un cortauñas, así evitarás que se partan y estén más debilitadas. A continuación, si quieres limar las uñas para que no se rompan, tendrás que tener en cuenta lo que te detallamos a continuación:

  • Sitúa la lima en una esquina de las uñas y deslízala con movimientos firmes desde la parte de afuera hacia el centro. empieza por el lado derecho y, luego, termina por el izquierdo.
  • Es importantísimo que al limar las uñas sigas una única dirección, ya que de lo contrario provocarás que se levanten y los bordes estén mucho más débiles y tiendan a partirse.
  • Luego, con el lado más suave de la lima, acaba de pulir las uñas y retirar los sobrantes.
  • Cuando ya tengas todas las uñas limadas, pasa cada una de ellas por un trozo de tela y comprueba que no se quedan atrapadas en la misma. Si alguna se atora, vuelve a limar un poco más hasta dejarla perfecta.

¿Quieres darle a las uñas una forma especial? Si deseas lucir una manicura distinta, puedes limar las uñas cuadradas, en punta, redondeadas, etc., pero para ello tendrás que deslizar la lima de una forma u otra en función del acabado que quieras conseguir. Consulta el siguiente artículo para saber Cómo dar forma a las uñas de las manos.

Cómo limar las uñas para que no se rompan - Paso 3
4

Cuando las uñas están tan débiles y en cualquier momento se rompen, necesitan de productos que ayuden a fortalecerlas y a mantenerlas resistentes frente a los agentes externos que puedan dañarlas.

Hay diferentes opciones naturales a las que puedes acudir para endurecer las uñas después de limarlas y antes de pasar a darles color o esmaltarlas; y entre todas ellas, destacan algunos aceites naturales que consiguen aportarle a las uñas las vitaminas y los nutrientes necesarios para estar fuertes, como por ejemplo el aceite de oliva, el aceite de ricino, el aceite de almendras, el aceite de argán y el aceite de romero. Aplicas unas gotas del aceite seleccionado sobre la superficie de las uñas y espera a que el producto se absorba durante unos 10 minutos. Si te realizas este tratamiento de manera habitual, verás cómo tus uñas mejoran y dejan de estar tan blandas.

Cómo limar las uñas para que no se rompan - Paso 4
5

Otra alternativa eficaz es preparar un endurecedor de uñas casero con productos que combaten su fragilidad, ayudan a reforzarlas y aseguran un crecimiento más rápido y saludable. Para llevar a cabo la receta, necesitarás un esmalte de uñas transparente, ajo, cápsulas de vitamina E y zumo de limón.

  1. Añade el líquido de una cápsula de vitamina E en el esmalte de uñas transparente.
  2. Pela 3 dientes de ajo y tritúralos con la batidora. Vierte el jugo de ajo en el esmalte transparente.
  3. Exprime medio limón y añade unas 20 gotas de su jugo en el esmalte.
  4. Cierra el esmalte y agita enérgicamente para que todos los ingredientes se mezclen. Cuando veas que ha cambiado de color, significará que estará listo para ser aplicado.
Cómo limar las uñas para que no se rompan - Paso 5
6

Además de saber cómo limar las uñas para que no se rompan, te aconsejamos que te fijes en las siguientes recomendaciones para impedir que sigan debilitándose y partiéndose tan fácilmente:

  • Evita sumergir las manos en el agua durante mucho tiempo y protégelas con guantes de goma cuando vayas, por ejemplo, a fregar los platos o a realizar las tareas del hogar.
  • No rasques ni presiones superficies duras con las uñas.
  • Aplica en las uñas una crema hidratante para manos varias veces al día.
  • Cuida tu alimentación e incorpora el consumo de nutrientes que ayuden a tener las uñas fuertes, como por ejemplo las vitaminas A, B, D, el zinc, el calcio y el ácido fólico. Amplía esta información consultando el artículo Alimentos que ayudan al crecimiento de las uñas.
  • Utiliza esmaltes de uñas de calidad y antes de aplicarlos, extiende una capa de endurecedor.
Cómo limar las uñas para que no se rompan - Paso 6

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limar las uñas para que no se rompan, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo limar las uñas para que no se rompan

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo limar las uñas para que no se rompan
1 de 7
Cómo limar las uñas para que no se rompan

Volver arriba