Compartir

Cómo limpiar la piel sensible

Por Marta Vicente. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo limpiar la piel sensible

Como sabemos, cada tipo de piel (normal, seca, mixta o grasa) requiere de un cuidado especial para lucir bella y saludable, pero sobre todo una rutina de limpieza específica adaptada a sus exigencias. Pero y cuando tenemos piel sensible, es decir aquella que se irrita y enrojece con extrema facilidad al aplicar determinados productos o cosméticos, ¿cómo debemos cuidarla y limpiarla? En este caso, es más importante que nunca extremar las precauciones y seleccionar muy bien todas las lociones que vayamos a aplicarnos. Descubre en el siguiente artículo de unComo cómo limpiar la piel sensible paso a paso, y olvídate de tener que estar sufriendo por el aspecto de tu rostro a cada instante.

También te puede interesar: Cómo cuidar la piel sensible
Pasos a seguir:
1

La piel sensible del rostro presenta unas características y unos signos visibles concretos que conviene conocer a fin de tener la certeza de que es este nuestro tipo de piel y no otro. Así, sus principales características son:

  • Es altamente irritante y aparecen rojeces con frecuencia debido a su finura y a una melanina escasa que no le proporciona la protección suficiente.
  • Las secreciones sebáceas en este tipo de piel son mucho más reducidas, algo que provoca que sea mucho más vulnerable ante los agentes externos contaminantes.
  • La falta de suavidad y el envejecimiento prematuro son otros de los signos visibles en las pieles sensibles.
  • Es probable que alterne episodios de normalidad con otros en los que esté muy irritada, enrojecida, tirante, seca e incluso con presencia de descamaciones y erupciones.
Cómo limpiar la piel sensible - Paso 1
2

Si tu cutis corresponde a este tipo de piel, entonces es fundamental que, además de someterte a un estudio dermatólogico para determinar si hay factores causantes que puedan agravarla, repares diariamente en su cuidado y limpieza, pues si se usan los productos adecuados de manera constante es posible protegerla frente a agresiones externa, mantenerla sana y evitar los daños secundarios.

3

Para limpiar la piel sensible, se requiere especialmente el uso de productos hipoalergénicos, estos tienen propiedades que impiden las reacciones alérgicas, no contienen perfumes, alcohol u otros componentes que puedan irritarla, sino todo lo contrario permiten mantener la humectación de la dermis y su suavidad. En primer lugar, se recomienda utilizar una leche limpiadora sin aclarado, la cual debe aplicarse en cantidades reducidas mediante suaves movimientos circulares. Para retirarla, utiliza un disco de algodón y ¡listo!

Cómo limpiar la piel sensible - Paso 3
4

Una vez el cutis esté bien limpio y libre de impurezas, es el turno de refrescarlo y descongestionarlo con un tónico facial formulado específicamente para piel sensible. Con este producto, se eliminarán por completo todos los residuos de la leche limpiadora y el cutis quedará revitalizado y mucho más suave al tacto. Aplícalo empapando un disco de algodón y pasándolo por todo el rostro con delicadeza, deja actuar durante unos minutos antes de utilizar cualquier otro producto.

5

Si lo prefieres, puedes sustituir el tónico facial que hemos mencionado en el paso anterior, por un producto que ha resultado ser un verdadero descubrimiento para limpiar la piel sensible y aportarle toda la protección que necesita: el agua termal. La clave de su éxito reside en sus propiedades calmantes y protectoras, las cuales ayudan a aliviar las rojeces y los picores, y combaten el envejecimiento prematuro de forma efectiva. Descubre este producto a fondo consultando el artículo Beneficios del agua termal para el rostro.

Cómo limpiar la piel sensible - Paso 5
6

Para finalizar con la rutina de limpieza de la piel sensible, es fundamental nutrirla con una crema hidratante que contenga sustancias descongestivas, calmantes, regeneradoras y estimulantes del colágeno. Así, las lociones que en su fórmula cuenten con componentes como la glicerina, el panthenol o la vitamina E pueden ser estupendas opciones.

7

No olvides la importancia de proteger tu piel frente a los rayos solares aplicando, aún en los días nublados, un bloqueador solar con un factor de protección elevado y que esté recomendado dermatológicamente.

8

Así mismo, será fundamental que además de realizar esta limpieza por la mañana y por la noche, tengas en cuenta algunas medidas a la hora de maquillarte, pues hay ciertos cosméticos que podrían dañar gravemente la salud de tu piel. Te aconsejamos consultar los consejos del artículo Cómo maquillar la piel sensible, así podrás lucir un cutis impecable y bonito sin poner en riesgo su apariencia.

Cómo limpiar la piel sensible - Paso 8

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limpiar la piel sensible, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Melita Pinedo Vásquez
Me parece excelente e importante este artículo, pues lo pondré en práctica . Justo esto estaba buscando muchas gracias.

Cómo limpiar la piel sensible
1 de 5
Cómo limpiar la piel sensible

Volver arriba