Cómo ponerse las lentillas

Cómo ponerse las lentillas

Las lentillas o lentes de contacto son el objeto que permite ver bien sin tener que usar gafas. Las lentillas son muy cómodas excepto cuando hay que ponerlas y quitar. Parar ponerse y quitarse las lentillas hace falta un poco de práctica y al principio, un poco de paciencia. A continuación explicaremos de forma detallada como hay que ponerse unas lentillas sin dañarse a uno mismo ni a las lentes de contacto.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

El mejor lugar para ponerse las lentillas es en el baño, delante de un espejo y del lavabo bien iluminado, preferiblemente con una luz frontal de bombilla.

2

Límpiate las manos con jabón neutro y luego secatelas bien antes de empezar a ponerte las lentes de contacto.

3

Coge la lentilla cuidadosamente del estuche y utiliza alguna solución para desinfectarla y lavarla. En función del producto que se utilice, requerirá o no de otro líquido para enjuagarla después.

4

Hay que poner la lentilla sobre la yema del dedo. Las lentes de contacto se adhieren al dedo con solo tocarlas. Se debe colocar tal y como se pondrá después, es decir, la parte exterior de la lentilla es la que debe de estar en contacto con el dedo.

5

Sin parpadear, acerca la lentilla hacia el ojo y prueba que se vaya pegando en el ojo desde abajo hacia arriba. Hazlo lentamente para no llenar de burbujas de aire la lente.

6

Una vez que la lente se encuentra colocada, conviene parpadear un par de veces para que se acomode bien y para asegurarse que ha quedado en su lugar.

7

Frota suavemente sobre el párpado con el ojo cerrado, para asegurarte de que la lente de contacto no se moverá.

8

Si te molesta la lentilla, te pica, no ves bien, etc. Lo mejor es que te la quites y te la vuelvas a poner, si no te molesta ponte de la misma forma la lentilla en el otro ojo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ponerse las lentillas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Moda y Estilo.

Consejos
  • No te pongas las lentillas en sitios con poca luz o en sitios donde las condiciones higiénicas no sean buenas.
  • Hay que prestar especial atención al estuche y elegir la lentilla que se corresponda con cada ojo.
  • Es recomendable mientras te pones la lentilla que mires hacia arriba se ajustará mejor la lentilla al ojo.