Compartir

Cómo proteger la piel de la contaminación

Por Mónica Cervera. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo proteger la piel de la contaminación

Aunque no se puede evitar la contaminación del aire y del agua, sí pueden reducirse los efectos nocivos que estos provocan sobre la piel. Los radicales libres, toxinas, el polvo y la suciedad son algunos de los elementos perjudiciales presentes en el aire que pueden dañar pieles de cualquier tipo, pero manteniendo una rutina de limpieza constante y una buena hidratación, la batalla contra la contaminación está ganada. En este artículo de unComo te mostramos unos sencillos métodos sobre cómo proteger la piel de la contaminación.

También te puede interesar: Cómo proteger la piel del sol

Efectos de la contaminación en la piel

Primeramente, la contaminación del aire contiene toxinas, responsables del envejecimiento prematuro en las zonas de la piel más expuestas, como la cara, el cuello y las manos. Asimismo, el polvo y la suciedad del aire obstruyen los poros y no solo causan acné, sino que también dan una tonalidad grisácea a nuestra piel. Por otro lado, los radicales libres impiden la correcta oxigenación de las células y disminuyen la creación de colágeno, lo cual produce la aparición de arrugas. Por último, la contaminación puede llegar a provocar alergias, eccema, entre otros daños en la piel.

Cómo proteger la piel de la contaminación - Efectos de la contaminación en la piel

Métodos para proteger la piel de la contaminación

Estos son los métodos de protección de la piel más efectivos para luchar contra los efectos de la contaminación del aire:

  • Lavarse la cara cada día, usando un desmaquillante o limpiador para eliminar residuos.
  • Realizar una exfoliación del rostro y el cuello dos veces a la semana para retirar las impurezas.
  • Aplicar una buena crema hidratante cada día.
  • Hidratarse bebiendo dos litros de agua diariamente, lo cual también mejora la circulación sanguínea contribuyendo al mantenimiento de una piel radiante.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina C y antioxidantes.
Cómo proteger la piel de la contaminación - Métodos para proteger la piel de la contaminación

El agua como aliado

La hidratación se considera como uno de los métodos más importantes a la hora de mantener la piel en buenas condiciones. Como se ha mencionado previamente, lavarse con agua potable ayuda a arrastrar las impurezas de la piel retirándolas fácilmente, siendo también necesaria la aplicación de una buena crema hidratante, a continuación, para optimizar la hidratación del cutis, manos y cuerpo.

Sin embargo, el cloro del agua potable puede resultar perjudicial porque contiene químicos que resultan tóxicos incluso en cantidades pequeñas. Al abrirse los poros con el calor del agua durante una ducha o al lavarse la cara, el cloro se filtra en el interior de la piel produciendo la aparición de signos de envejecimiento.

Por lo tanto, una solución para beneficiarse del uso del agua potable sin arriesgarse a sus efectos secundarios es filtrarla previamente para eliminar de esa manera sus toxinas y el cloro.

Cómo proteger la piel de la contaminación - El agua como aliado

La crema hidratante

Una buena y eficaz crema hidratante nutre y aporta los minerales y las vitaminas que requiere la piel para estar saludable. Para elegir la crema hidratante más adecuada para ti, primero debes conocer las características de tu tipo de piel: grasa, mixta, normal, seca y/o sensible. Además, la aplicación de estas cremas protegen de los radicales libres, responsables de la pérdida de oxígeno de las células cutáneas.

Por otro lado, es aconsejable que este producto contenga un factor de protección solar elevado para protegernos de la radiación solar, lo cual evitará la aparición de arrugas provocadas por los rayos UV y radicales libres.

Cómo proteger la piel de la contaminación - La crema hidratante

Alimentos ricos en vitamina C

Las propiedades antioxidantes de los alimentos ricos en vitamina C facilitan la protección de las células contra radicales libres. De esta manera, actúan contra el envejecimiento, a la vez que producen y mantienen los niveles adecuados de colágeno, proteína que fortalece el tejido celular. Entre estos alimentos encontramos en la categoría de frutas y verduras, las naranjas, el pimiento verde, el pimiento rojo, el brócoli, las fresas, los limones o el kiwi.

Como recomendación, hay que recordar que lo mejor es consumir el alimento lo más crudo posible para que todas sus propiedades nutritivas se mantengan, puesto que al cocinarlo las vitaminas se oxidan fácilmente.

Cómo proteger la piel de la contaminación - Alimentos ricos en vitamina C

Exfoliación natural

Finalmente, te proponemos un práctico tratamiento casero de exfoliación para potenciar tu belleza cutánea y evitar así el deterioro de la piel. Esta mascarilla de avena elimina las células muertas. El procedimiento consiste en batir un yogur natural, un par de cucharadas de avena molida y una de miel. Después, lávate la cara con agua caliente para abrir los poros, sécate bien y aplícate la mezcla dando un masaje circular 15 minutos antes de darte un baño. Pasado ese tiempo, enjuágate bien el rostro para retirar el tratamiento con agua fría.

Cómo proteger la piel de la contaminación - Exfoliación natural

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo proteger la piel de la contaminación, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo proteger la piel de la contaminación

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo proteger la piel de la contaminación
1 de 7
Cómo proteger la piel de la contaminación

Volver arriba