Compartir

Cómo quitar el gelish en casa

 
Por Erika Palma. 14 abril 2020
Cómo quitar el gelish en casa

El gelish es un tipo de esmalte semipermanente que, como otros de su tipo, puede ser difícil de quitar en casa. Suele durar unas 3 semanas, así que para mantener la buena apariencia de las uñas, debe removerse o renovarse en ese período. No obstante, puede que no te haya gustado cómo te quedó o que no tengas tiempo para ir a que te las quiten en un centro de belleza. Si ese es el caso, en unCOMO queremos contarte cómo quitar gelish en casa.

En este artículo te daremos todas las claves y las técnicas que necesitas para remover el gelish, incluso si no tienes acetona o aluminio. Es conveniente que lo hagas correctamente para que no dañes las uñas, ¡así que sigue leyendo y comencemos!

También te puede interesar: Cómo aplicar gelish paso a paso

Método 1: cómo quitar el gelish rápido

El primer método que te proponemos requiere que tengas acetona y aluminio en casa, aunque más adelante te daremos otras opciones si no cuentas con ninguno de estos dos productos. Es una de las formas más utilizadas para quitar esmaltes de larga duración en casa. Solo tienes que seguir estos pasos.

  1. Moja una mota o un disco de algodón en acetona para que quede bien impregnada del producto.
  2. Coloca el algodón encima de la uña y cúbrelo con una tira de papel aluminio. Haz lo mismo con cada dedo.
  3. El aluminio potenciará los efectos de la acetona, así que deja tu mano reposar por unos 40 o 50 minutos.
  4. Retira el aluminio y comprueba que el gelish ha comenzado a despegarse de tu uña. Si no es así, envuelve y deja por más tiempo.
  5. Utiliza un palito de naranja para retirar el gelish desprendido y termina de quitar el esmalte con acetona.

Ventajas: podrás quitar el gelish sin acetona pura y sin productos especializados.

Desventajas: colocar el papel aluminio en los dedos puede resultar un reto. Si es posible, pide ayuda para colocarlo.

Si quieres conocer Cómo quitar el esmalte de uñas permanente, te invitamos a visitar nuestro artículo y descubrir otras técnicas efectivas para quitar la pintura de uñas en casa.

Cómo quitar el gelish en casa - Método 1: cómo quitar el gelish rápido

Método 1: cómo quitar el gelish sin acetona

Si necesitas quitar tu esmalte gelish y no tienes acetona en casa (o no quieres utilizarla), la única solución para remover el esmalte es limar las uñas. Para ello, debes tener mucho cuidado y utilizar una lima de grano fino para evitar dañar tu uña natural. Sigue estos pasos para lograrlo:

  1. Comienza limando la capa de brillo con un taco o la propia lima.
  2. Sigue limando hasta eliminar la capa de color. Para ello, no debes friccionar con la lima, sino hacer suaves movimientos en una única dirección.
  3. Para finalizar, recuerda aplicar siempre aceite de cutículas (si no tienes puedes utilizar aceite de oliva o aceite de almendras dulces) y crema hidratante en las manos.

Si tienes dudas, es conveniente dejar un poco de producto para evitar causar daños y eliminar capas de lámina ungueal que dejen tus uñas en un estado débil y quebradizo.

Ventajas de este método: si tienes la piel sensible y tus uñas sufren con la acetona, con esta técnica evitas la utilización de este producto.

Desventajas: retirar el producto solo con lima es arriesgado y puedes acabar limando más de la cuenta y dañando tu uña.

Independientemente del método que utilices, es importante que cuides tus uñas después de retirar esmaltes agresivos. Aquí te contamos Cómo nutrir las uñas para que las mantengas sanas e hidratadas siempre.

Método 2: cómo quitar el gelish sin aluminio

Si eres de las detractoras del papel de aluminio para remover el gelish, este método es para ti. Muchos descartan el método del papel aluminio por lo complicado de su aplicación, ya que puede caerse y cuesta mucho colocarlo en las dos manos sin ayuda.

Pues bien, el método que podemos recomendarte para quitar el gelish en casa sin aluminio es la aplicación de acetona pura. ¿Cómo hacerlo? Es muy sencillo, solo necesitas acetona pura, un bol de cristal, una lima fina o taco y un palito de naranjo.

  1. Lima con el taco o lima fina para quitar la capa de brillo y facilitar el retirado.
  2. Aplica un poco de vaselina alrededor de las cutículas para evitar que el producto tenga contacto con todo el dedo.
  3. Vierte un poco de acetona en un bol e introduce los dedos. Recuerda que solo es necesario que el producto cubra las uñas, por lo que no es necesario que eches mucha cantidad.
  4. Mantén las uñas en el producto aproximadamente 15 minutos.
  5. Pasado este tiempo, retira las manos del líquido y, con un palito de naranjo o empujador metálico retira el producto poco a poco. Comienza en la zona de cutícula y ve deslizando hacia abajo. No es necesario hacer fuerza, el producto debe desprenderse con poco esfuerzo. Si no es así, vuelve a introducir las uñas en el líquido y repite la operación.
  6. Una vez retirado, aplica un poco de aceite de cutícula o aceite de oliva en la uña y en la zona de la cutícula.

Ventajas: es un método rápido, efectivo y con una aplicación muy sencilla.

Desventajas: la acetona pura reseca la piel y puede hacerte daño si tienes alguna herida.

Una vez te hayas quitado todo el esmalte, seguro que tendrás ganas de reemplazarlo o arreglarte las uñas para que se mantengan bonitas. Para ello, te invitamos a leer nuestro artículo Cómo arreglar las uñas.

Cómo quitar el gelish en casa - Método 2: cómo quitar el gelish sin aluminio

Método 4: cómo quitar el gelish con guantes

Si te gusta el gelish y sueles quitarte tú misma el producto de las uñas, seguro que conoces los utensilios para facilitar el retirado en casa como los tapones o dedales de silicona. Se trata de unos pequeños dedales que se llenan de acetona en los que introduces el dedo para que la uña quede remojada con el producto.

Pero si no tienes un dedal en casa y no tienes opción de adquirirlo, te proponemos una alternativa casera. Para ello solo necesitas unos guantes (pueden ser de látex), un palito de naranjo y acetona pura.

  1. Lima el esmalte con una lima fina o taco pulidor para eliminar el brillo de la uña.
  2. Sopla un poco el guante para que entre aire y la zona de los dedos coja forma.
  3. A continuación, echa acetona dentro de los guantes hasta que las puntas de los dedos queden llenas de producto.
  4. Una vez hecho eso, introduce la mano en el guante y deja el brazo caído para no derramar el líquido. Para colocarte el otro guante tienes dos opciones: que alguien te ayude o esperar a terminar el proceso en la primera mano.
  5. Deja un tiempo de exposición de 15-20 minutos.
  6. Pasado este tiempo, saca la mano del guante y, con la ayuda de un palito de naranjo o un empujador metálico retira el producto con suaves movimientos que comiencen en la zona de la cutícula y terminen en el borde libre.
  7. Para finalizar, aplica aceite de cutícula y crema hidratante en las manos.

Ventajas: no necesitas papel de aluminio y es un método menos engorroso que el de enrollar las uñas en papel.

Desventajas: si no tienes quien te ayude, es un proceso más lento porque tendrás que hacer una mano primero y, luego, la otra.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo quitar el gelish en casa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo quitar el gelish en casa
1 de 3
Cómo quitar el gelish en casa

Volver arriba