Compartir

Cómo sacar los granos duros que no se quitan

 
Por Carla Martínez Dantí. 2 febrero 2021
Cómo sacar los granos duros que no se quitan

Los granos se producen cuando los poros de la piel se obstruyen, bien por infecciones bacterianas, por llevar una mala alimentación o por sufrir cuadros de estrés y ansiedad. Sin embargo, no todos los granos son iguales. Dependiendo de tu tipo de piel, de la cantidad de grasa que retenga o del exceso de sebo producido, pueden aparecer unos granos u otros, casi siempre duros e incómodos que pueden resultar más o menos difíciles de eliminar, puesto que al encontrarse debajo de la piel, puede que su extracción resulte difícil.

En el siguiente artículo de unCOMO queremos darte algunos consejos para que aprendas cómo sacar los granos duros que no se quitan y lucir un cutis perfecto. Así pues, si quieres identificar a ciencia cierta los tipos de granos que te salen y descubrir cómo acabar con ellos de forma más rápida y menos invasiva, ¡toma nota!

Tipos de granos duros que no se quitan

Antes de saber cómo eliminar un grano, debes saber qué tipos de granos pueden aparecer en la piel para identificar mejor tu problema. Generalmente, hablamos de granos duros cuando nos referimos a protuberancias internas difíciles de eliminar puesto que no tienen punta, pero podemos observar diferentes tipos:

Quistes

Los quistes son granos internos que aparecen debido a la acumulación de grasa tras la piel. Su aspecto es totalmente interno y se aprecian como bultos epidérmicos. Son uno de los granos ciegos más difíciles de eliminar de manera sencilla y suelen requerir del tratamiento con antibióticos tópicos para desaparecer.

Milia

Milia o milium son un tipo de quistes benignos que pueden aparecer en la dermis por un exceso de queratina acumulada en la piel. Son pequeños granos de unos 4 milímetros de diámetro y aspecto amarillento que pueden aparecer por diferentes causas: predisposición genética, consecuencia de una higiene facial escasa, tabaquismo, quemaduras solares...

A menudo, estas protuberancias aparecen cerca de la zona de los ojos. Si quieres más información al respecto, no te pierdas este artículo sobre Cómo quitar bolitas de grasa en los ojos.

Espinillas, barros o comedones

Son el tipo de grano más común, puesto que aparecen en los primeros episodios de acné. Se producen por una obstrucción del folículo piloso, debido a una producción de queratina en exceso. Las espinillas, también conocidas como barros o comedones, tienden a aparecer por todo el rostro, con mayor incidencia en la zona T (frente, nariz y mentón).

Las espinillas son el resultado de pequeñas infecciones bacterianas en el tapón que ha obstruido el poro, motivo por el cual es normal que exista la presencia de pus en ellas. La mala alimentación, la ansiedad, el estrés o los cambios hormonales pueden propiciar la aparición de espinillas.

Puntos negros

Son otro tipo de granos muy comunes, sobre todo en la nariz y su alrededor. Aparecen por una obstrucción de los poros, debido a un exceso de producción de sebo. Asimismo, la contaminación, la falta de higiene o la acumulación de suciedad en la zona pueden propiciar un aspecto aún más graso y negro. Cuando un punto negro o blanco se inflama y su color se vuelve rojizo, hablamos de pápula. Eliminar las pápulas suele ser difícil, dado que al manipularlas pueden dejar cicatrices en la piel.

Desde unCOMO te aconsejamos echar un vistazo a estas efectivas Mascarillas caseras para puntos negros.

Forúnculos

Otro de los granos duros y difíciles de eliminar son los forúnculos. En esta caso, hablamos de protuberancias subcutáneas dolorosos y con pus que aparecen debido a la inflamación o infección de uno o más folículos pilosos. Si los forúnculos se rompen, la supuración puede ser muy abundante, motivo por el cual te aconsejamos visitar artículos como este sobre Cómo tratar el forúnculo paso a paso.

Lipomas

Los lipomas son un tipo de grano que puede aparecer tanto en el rostro como en cualquier otra parte del cuerpo. Se trata de nódulos subcutáneos blandos y móviles al tacto. Su presencia se debe a células grasas de tamaño anormal, motivo por el cual los cuerpos grasos tienen tendencia a presentar lipomas. Si bien no suelen ser malignos, es importante llevar un control sobre ellos, ya que podrían confundirse con tumores y acabar resultando incómodos. Para acabar con ellos se suele requerir una intervención quirúrgica, ya que es esencial extraer el tejido graso en la zona localizada.

Cómo sacar los granos duros que no se quitan - Tipos de granos duros que no se quitan

¿Es bueno sacarse estos granos en casa?

Eliminar los granos ciegos, es decir, toda aquella protuberancia rosácea que nos aparece en la piel, puede ser doloroso y no es nada recomendable tocarlos e intentar sacarlos en casa. Si bien no son tan evidentes como pueden ser las espinillas, su manipulación puede dejar cicatrices y puede no ser efectiva, además de acarrear otro tipo de problemas.

Recuerda siempre que al apretar o manipular un grano enquistado, las bacterias pueden propagarse por otras zonas de la piel y la inflamación puede empeorar sustancialmente. Así pues, lo recomendado en estos casos es evitar apretar estas protuberancias y seguir una buena rutina de higiene y cuidado de la piel, siempre utilizando limpiadores, desmaquillantes y cremas adaptadas a tu tipo de piel. Antes de ir a un dermatólogo para que te ofrezca un tratamiento químico, siempre puedes probar antes algunos remedios caseros basados en productos e ingredientes naturales.

Cómo sacar los granos duros que no se quitan - ¿Es bueno sacarse estos granos en casa?

Cómo eliminar los granos duros con trucos caseros

Desde unCOMO te presentamos algunos remedios caseros que te ayudarán a desinflamar la zona afectada naturalmente y a que la infección del grano desaparezca en menos tiempo. Toma nota:

Aceite de árbol de té

Se trata de un aceite esencial con increíbles propiedades antisépticas, antibacterianas, antiinflamatorias y antimicóticas. Su aplicación en la piel para tratar granos duros puede ayudarte a reducirlos o incluso a eliminarlos por completo con algo de paciencia, de modo que puedes usar este remedio aplicándolo directa sobre la dermis.

Antes de usar el aceite de árbol de té, asegúrate de no ser demasiado sensible al producto. Vierte unas gotas sobre tu muñeca y deja que transcurran entre 10 y 15 minutos para comprobar que no haya reacciones alérgicas. Después, aplica el aceite directamente sobre el grano duro empapando un algodón y dando suaves toques por la zona afectada. En este otro artículo te explicamos más detalladamente Cómo usar el aceite de árbol de té para el acné.

Vinagre de manzana

Las propiedades antisépticas y antibacterianas del vinagre de manzana lo convierten en un remedio eficaz para disminuir el tamaño de los granos duros y curarlos con rapidez. Te recomendamos mezclar media taza de vinagre de manzana con media taza de agua para crear un tónico que podrás utilizar para tratar el grano duro, dejando que se seque sobre el rostro y después enjuagando con abundante agua tibia.

En este otro artículo te descubrimos algunos Beneficios de vinagre de manzana para la piel.

Té verde

El té verde cuenta con fabulosas propiedades antiinflamatorias para combatir el acné, sin embargo, también es ideal para reducir la producción de grasa, reduciendo así el riesgo de que aparezcan granos ciegos.

Para beneficiarte de sus propiedades en la piel, empapa bolsas de té verde con agua tibia y colócalas directamente sobre el grano; de este modo, el té actuará como poderoso astringente para deshacerse del grano.

Vapor

Otra gran opción que deberías tener en cuenta es la siguiente:

  1. Límpiate adecuadamente el rostro con agua tibia, mientras realizas movimientos circulares suaves durante un minuto. Después, seca tu rostro con pequeños toques.
  2. Selecciona un aceite esencial adecuado para el tratamiento del acné. Los mejores son aquellos que cuentan con propiedades antibacterianas, antisépticas, antiinflamatorias o antimicóticas, así que puedes apostar por el árbol de té, el de menta, el de lavanda o el de caléndula.
  3. Pon a hervir agua en un cazo y añade unas gotas del aceite esencial seleccionado. Cuando arranque a hervir, coloca el agua en un recipiente y llévala en un sitio donde puedas estar cómodo.
  4. Ponte una toalla en la cabeza e inclínate hacia el recipiente con agua hirviendo a unos 30 centímetros de distancia. Mantente sobre el vapor durante 10 minutos.
  5. Por último, enjuaga tu rostro con agua tibia y sécala con pequeños toques. Después, aplica tu crema hidratante.

Además de estos remedios específicos, también es recomendable que tengas en cuenta lo siguiente a fin de combatir y evitar la aparición de granos duros:

  • Dieta saludable: mantener una buena alimentación es fundamental para evitar la aparición de granos ciegos. Algunas personas con tendencia a este tipo de acné quístico les afecta en gran medida el consumo de lácteos, azúcares refinados o productos procesados. Por ello, se recomienda llevar una dieta repleta de alimentos con bajos índices glicémicos como las verduras, los frutos secos, las legumbres, la pasta o el arroz integral, el yogur, la cebada, la avena o el salvado de trigo. Evita a toda costa los refrescos azucarados así como la bollería o los alimentos grasosos y fritos.
  • Nutrientes adecuados: por otro lado, debes introducir nutrientes buenos para la piel, como la vitamina A (que podrás obtener con el consumo de frutas y verduras, pescado y carne), la vitamina D (que podrás obtener a partir de la exposición solar diaria y de alimentos como el salmón, el atún o los lácteos) y los ácidos grasos omega 3 (presentes en frutos secos y semillas).
  • Higiene diaria: llevar a cabo una buena rutina de higiene te permitirá mantener tu piel en perfectas condiciones, pues recuerda que el exceso de sudor puede empeorar los granos duros y hacer que sean más difíciles de eliminar. Para contribuir a tu higiene, te recomendamos utilizar cosméticos adecuados a tu tipo de piel y lavar tu rostro dos veces al día.
Cómo sacar los granos duros que no se quitan - Cómo eliminar los granos duros con trucos caseros

Tratamiento médico para eliminar los granos duros

En caso de que con los tratamientos básicos y caseros los granos duros no desaparezcan, te recomendamos acudir a un especialista para que determine de qué tipo de grano se trata exactamente y cuál es el mejor tratamiento específico para tu caso. Este tratamiento, al depender de cada caso, podrá estar basado en medicamentos de venta libre como el ácido salicílico o el peróxido de benzoílo, o bien en tratamientos más específicos basados en antibióticos tópicos. En caso de quistes molestos o dolorosos, sería posible que el dermatólogo te recomendara cirugía para extraer el tejido de grasa acumulada en la zona.

Asimismo, los especialistas pueden recomendarte productos específicos como jabones líquidos o limpiadores, cremas o incluso tratamientos localizados. Siempre deberás seguir las recomendaciones médicas y podrás tomar los medicamentos bajo prescripción, combinándolo con otros tratamientos caseros si así lo deseas.

Por último, debes saber que existen terapias cutáneas y tratamientos estéticos específicos para tratar el acné quístico, que deberán realizarse siempre de la mano de un especialista. Los exfoliantes químicos o el láser son algunos de los procedimientos que te ayudarán a eliminar el acné y los granos duros de forma efectiva.

Cómo sacar los granos duros que no se quitan - Tratamiento médico para eliminar los granos duros

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo sacar los granos duros que no se quitan, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo sacar los granos duros que no se quitan
1 de 5
Cómo sacar los granos duros que no se quitan

Volver arriba