Compartir

Cómo tener una piel sana

Por Elia Tabuenca. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo tener una piel sana

¿Quieres que tu piel se muestre sana y perfecta? Entonces tienes que tener en cuenta una serie de consejos y tratamientos que te ayudarán a mejorar la apariencia de la dermis y a poder lucir un rostro de porcelana. En este artículo de unComo vamos a indicarte diferentes aspectos que debes tener en cuenta para mejorar la salud de tu piel relacionados no solo con los tratamientos de belleza que tienes que llevar a cabo si no, también, con la alimentación y los hábitos de vida a seguir para que tu cutis se vea mejorado. Sigue leyendo y descubre cómo tener una piel sana con sencillas aplicaciones que podrás hacer fácilmente en tu casa.

También te puede interesar: Cómo usar el hielo en la piel
Pasos a seguir:
1

Para poder tener una piel sana es importante que diariamente la cuides con los tratamientos necesarios: limpia tu cutis en profundidad por la mañana y por la noche para quitar cualquier exceso de suciedad que pueda haber impregnado en la piel y que, si no se limpia, podría causar puntos negros, espinillas, acné, etcétera. Para lavar tu piel tan solo tienes que usar un jabón apto para tu tipo de piel (grasa, mixta o seca) y, después, aplicar un tónico que conseguirá limpiar más profundamente la dermis.

Para enjuagarte, tendrás que usar agua fría pues promueve la humectación de la piel y contribuye a cerrar poros; la caliente, sin embargo, reseca la piel y la vuelve más escamosa. Después del lavado, tendrás que aplicar tu crema hidratante habitual para que el resultado sea impecable.

Además, te recomendamos que al menos una vez por semana te hagas una limpieza y si no tienes tiempo de ir a la estética, en unComo te contamos cómo hacer una limpieza de cutis en casa.

Cómo tener una piel sana - Paso 1
2

Para remover la suciedad y eliminar las células muertas de la piel, no hay nada mejor como optar por una exfoliación 1 o 2 veces por semana, dependiendo de tu tipo de piel. Pero, también, existe un tratamiento muy beneficios conocido como "body brushing" que consiste en cepillar tu piel cuando estés seca consiguiendo, así, eliminar la piel muerta y promoviendo el drenaje linfático, algo perfecto para reducir la celulitis. Si te interesa esta opción, tendrás que ir a la farmacia o a una tienda de productos de estética para comprarte el cepillo especial para la piel; tan solo tendrás que cepillar tu cuerpo antes de cada baño y notarás la diferencia.

En el caso de que prefieras usar un exfoliante debes saber que el resultado es muy parecido al del cepillado pero, habitualmente, solo se recomienda usar 1 o 2 veces a la semana pues podría ser dañino para la piel si se usa en exceso. Puedes optar por los productos que ya vienen preparados pero, si prefieres algo más natural, te recomendamos nuestro artículo en el que te contamos cómo hacer exfoliantes caseros.

Cómo tener una piel sana - Paso 2
3

Pero para tener una piel sana no solo basta con que la cuides de forma externa pues nuestra dermis también es un reflejo del funcionamiento interno de nuestro cuerpo; por lo tanto, si quieres conseguir relucir al máximo con tu cutis no debes olvidar que la hidratación debe hacerse tanto por fuera como por dentro.

Es por esto por lo que se recomienda que se beban 2 litros de agua al día para que el organismo funcione correctamente y que el aspecto de tu piel esté mucho más hidratado por las dos vías. Además, el agua consigue que eliminemos toxinas de forma natural, que el organismo se depure y que nuestro cuerpo esté más limpio y saludable.

Cómo tener una piel sana - Paso 3
4

Pero, además de hidratarte por dentro, es importante que también lo hagas por fuera. Ya te hemos indicado en el primer punto que después de cada lavado de rostro tendrás que aplicarte tu crema hidratante habitual. Pero no solo eso, si no que se aconseja que semanalmente apliques una mascarilla que hidrate en profundidad y que consiga combatir los radicales libres del ambiente.

Puedes optar por usar una crema o mascarilla hidratante que ya esté preparada aunque, en temas de belleza, siempre se recomienda que se usen ingredientes naturales ya que no tienen químicos ni elementos contaminantes que puedan perjudicarte. Una mascarilla con miel, con fresas o con aguacate son algunas de las que te proponemos en el artículo de mascarillas hidratantes caseras.

Cómo tener una piel sana - Paso 4
5

Una piel sana también tiene relación directa con los alimentos que tomamos. Ten en cuenta que somos lo que comemos y, por eso, es importante que optes por una alimentación saludable, baja en grasas y llena de frutas y verduras, solo así, conseguirás que la salud de tu interior se vea reflejada en el exterior gracias a la piel. Las vitaminas, minerales y antioxidantes que nos aportan los vegetales y las frutas son los mejores nutrientes para mejorar la salud de nuestra dermis y, por eso, se recomienda que diariamente tomes estos ingredientes en tu dieta.

Pero, además, también hay otros alimentos buenos para la piel como el aceite de oliva que nos ayuda a lucir un rostro más joven y radiante gracias a su alto contenido en vitamina E y sus ácidos grasos; por ello, se aconseja tomar 2 o 3 cucharadas al día de este alimento para que tu piel note la diferencia. El tomate es otro aliado para la piel ya que es rico en licopeno, un nutriente que protege las células de la piel.

Cómo tener una piel sana - Paso 5
6

El ejercicio físico también contribuye a que la piel se ve más sana pues gracias a la transpiración conseguimos liberar toxinas y, por lo tanto, que nuestras células se oxigenen. Además ten en cuenta que con el paso de los años, la piel pierde elasticidad y tonificación, por lo que gracias al ejercicio conseguirás fortalecerla y mejorar, así, su apariencia externa y su salud interna.

Lo más recomendable es que hagas ejercicio al menos 3 veces por semana y que combines ejercicio cardiovascular (correr, aeróbic, bici, etcétera) con actividades de tonificación que te ayudarán a quemar grasa, a tonificar tu piel y a mostrar una dermis libre de toxinas y regenerada.

Cómo tener una piel sana - Paso 6
7

También debes alejarte del estrés y descansar diariamente unas 7 u 8 horas ya que es la mejor manera de conseguir aliviar los daños que nos hayan causados los radicales libres. Al dormir, se oxigenan nuestras células además de que nuestros tejidos también se reparan y, por lo tanto, la piel notará la diferencia.

8

Para que tener un cutis sano también es esencial que lo mantengas protegido de los rayos solares. Ten en cuenta que el cáncer de piel es uno de los riesgos más graves que pueden ocurrir a causa de una sobreexposición solar y para estar prevenido tan solo hace falta que hagas una cosa: que te pongas crema solar cada día antes del maquillaje. Deberá ser, al menos, de factor 15 para estar prevenido de los rayos UVA.

Cómo tener una piel sana - Paso 8
9

También es importante que mantengas alejados algunos hábitos de vida que pueden afectar la apariencia de tu piel como, por ejemplo, el alcohol o el tabaco. Las bebidas alcohólicas promueven la deshidratación del cuerpo además de resecar la piel; el humo del tabaco, por otro lado, seca la piel pero también constriñe los vasos sanguíneos haciendo que llegue menos sangre a la piel y, por tanto, haciendo que no puedan llegar los nutrientes que necesita.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tener una piel sana, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo tener una piel sana

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo tener una piel sana
1 de 8
Cómo tener una piel sana

Volver arriba