Compartir

Cómo tratar una ampolla de sangre

Por Irene Juste. Actualizado: 25 octubre 2018
Cómo tratar una ampolla de sangre

Las ampollas de sangre son acumulaciones de este líquido bajo la capa más superficial de la piel. Al producirse una lesión en los vasos sanguíneos, por un golpe leve por ejemplo o un pellizco, la sangre se libera y produce una burbuja, por lo que no llega a abrirse una herida. Para evitar sufrir estas molestas ampollas, debes evitar su causa, ya sean golpes (con protecciones en los pies, por ejemplo al estrenar unos zapatos, mantenerlos secos e hidratados), irritaciones (no usar productos químicos abrasivos para la piel) o infecciones (lavarse las manos a menudo, no tocar llagas ni cortes en la piel de otras personas...).

Estas afecciones pueden darse en cualquier parte del cuerpo, por lo que pueden aparecer ampollas de sangre en la boca, la lengua, los pies, las manos, etcétera. Como son muy molestas y pueden complicarse si se revientan o explotan e infectarse, en este artículo de unCOMO veremos cómo tratar una ampolla de sangre.

Reduce la ampolla de sangre con estos consejos

En cuanto se te produzca la ampolla, lo primero que debes hacer es aplicar frío en la zona. Puedes poner hielo dentro de un trapo fino y apoyarlo sobre tu ampolla de sangre, pero no más de 10 minutos seguidos. Puedes hacerlo 2 o 3 veces, pero descansando de 5 a 10 minutos entre aplicación y aplicación para que la zona no pierda el riego sanguíneo ni se produzca una quemadura por el frío.

Con esto se consigue reducir el flujo sanguíneo por vasoconstricción (los vasos sanguíneos se contraen y circula menos cantidad de sangre) y la ampolla quedará más pequeña. De este modo, si consigues darte cuenta de que te está empezando a salir y aplicas frío, no curarás del todo la ampolla roja pero sí la reducirás mucho y, en consecuencia, las molestias no serán tan fuertes y será mucho más fácil de acabar de curar después.

También se puede reducir el tamaño de la ampolla de sangre elevando el miembro afectado (la pierna, el brazo...) por encima de la altura del corazón. De esta manera, favorecemos el retorno venoso (la sangre no se estanca en las venas y hacemos que la sangre fluya mejor gracias a la gravedad hacia el corazón).

Cómo tratar una ampolla de sangre - Reduce la ampolla de sangre con estos consejos

No revientes la ampolla de sangre para curarla

No importa si tenemos una ampolla de sangre en el dedo de la mano, en el pie, en la lengua, el paladar, etcétera, en cualquier zona hay que tener gran cuidado de evitar que se explote con alguna presión o roce, por ejemplo del zapato, y por supuesto no debemos reventarla nosotros mismos con la intención de limpiarla.

Así, siempre es preferible no reventar una ampolla, tanto las normales que retienen líquido transparente (líquido intersticial) como las de sangre o ampollas rojas. La piel forma una capa protectora frente a infecciones. Si rompemos esta barrera, es muy probable que suframos una infección en la ampolla de sangre. Por lo tanto, hay que mantener la piel el máximo tiempo posible. La sangre se reabsorberá y no dará más problemas. Solo hay que mantener el área de la ampolla limpia y no ejercer presiones excesivas sobre ella.

Qué hacer con una ampolla de sangre: cómo tratarla

Realmente, curar o tratar una ampolla de sangre no requiere complicación alguna. Sencillamente, hay que evitar que se abra, como ya hemos mencionado, y procurar mantener la piel lo más limpia posible, así como evitar los posibles roces o presiones que podrían facilitar que se abra la piel de la ampolla.

Para desinfectar la piel puede usar alcohol, povidona yodada o yodo o clorhexidina, sencillamente empapando un poco una gasa y realizando toques muy suaves sobre la zona de la ampolla con sangre. Esta limpieza puedes hacerla una vez al día.

Asimismo, tendrás que tener paciencia para que el líquido acumulado bajo la piel se vaya reabsorbiendo y esta vaya volviendo a su sitio o incluso se caiga por sí sola una vez termine el proceso. Mientras pasa este tiempo tendrás que vigilar de cerca el avance y estar atento a posibles signos de infección o complicaciones, que veremos a continuación, para tratar la ampolla de sangre con más cuidado hasta que sane del todo.

¿Qué hacer si la ampolla de sangre se ha abierto? En tal caso, tendrás que limpiar muy bien la zona para retirar toda la sangre y luego desinfectar bien la herida, pues será más fácil que se infecte, además de seguir una serie de cuidados hasta que se cure del todo.

Si puedes, es mejor usar algún antiséptico local (mejor la clorhexidina que la povidona yodada) en pomada o líquido. Si no se tiene acceso a estos, lavar bien con agua y jabón la zona afectada y dejar que drene la sangre. Después hay que secar bien y taparlo con gasas estériles o alguna prenda limpia. Nunca se debe retirar la piel que sobre, ni recortarla, cuanta más piel, mejor, pues seguirá protegiendo la capa interior aún abierta la ampolla.

En este otro artículo de unCOMO te contamos Cómo curar una ampolla abierta.

Cómo saber si una ampolla de sangre está infectada

La piel se regenerará en unos días, pero mientras tanto debemos vigilar que no aparezcan signos de infección en la ampolla de sangre, o en la piel de alrededor. Estos signos o síntomas que deben alertarte de una posible infección en la zona son:

  • Más calor en la zona.
  • Rubor o enrojecimiento del propio lugar de la ampolla y de la piel de alrededor.
  • Inflamación en el área.
  • Dolor, tanto si se toca la parte afectada como incluso solo con el roce. En caso de que duela incluso sin tocarla será signo de que la infección está avanzando.
  • Si se revienta la ampolla de sangre por algún roce, otro signo de infección será la presencia de pus en la herida.

Estos signos juntos indican que hay infección, en este momento debes acudir a tu médico y consultar por si necesitas un antibiótico, ya sea tópico o vía oral, para tratar la ampolla de sangre y evitar que la infección se extienda.

Cómo tratar una ampolla de sangre - Cómo saber si una ampolla de sangre está infectada

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tratar una ampolla de sangre, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Cómo tratar una ampolla de sangre

¿Qué te ha parecido el artículo?
9 comentarios
Su valoración:
María H.
Muchas gracias por los consejos bien claros, me sirvio
Verónica
Hola,tengo un bebé de 3 meses..Cuando tenía 20 días se dió un golpe en la frente con mí mentón pasado los días se le hizo una ampolla de sangre parecida a un anfioma .Hasta el día de hoy todavía lo tiene y tengo temor de q se le reviente y no le pare de sangrar..Q hacer???
Julia Graciela NUÑEZ
Ampollas color sangre, que se reabsorben a las dos semanas, brazo, derecho 2 ampollas pequeñas ,
izquierdo una. aparecen esporadicamente. Paciente de 80 años (puede ser fragilidad capilar)
Gracias
josefo
Yo las dejaría como están, porque la sangre es la mejor defensa que tienes y raras veces estas ampollas se infectan. Déjalas como están. Los soldados en la guerra que recibían un disparo, muchos de ellos solían salvar la vida por los plastones formados de sangre tapando sus heridas. Así, que tú decides.
HORACIO
TENGO AMPOLLAS DE SANGRE PEQUEÑAS QUE CADA TANTO DRENAN SANGRE,,, QUISIERA SABER COMO TRATARLAS,,,, GRACIAS
Cristina Alonso
Lo que suele pasar, depende también del tamaño, pero si son pequeñas se suelen secar y luego la piel muerta se cae sola, o a veces se revientan solas de un golpe o por presión de cualquier tipo, entonces habría que desinfectar la zona y dejar la piel que cubra la capa subdérmica el mayor tiempo posible. Un saludo.
Alma Sanchez
y si no revientas la ampolla, sola se cae o que pasa?
Cristina Alonso
Hola Marianela, te recomiendo que acudas a tu médico para que proceda a realizarte las pruebas que considere necesarias y pueda administrarte el tratamiento oportuno. Un saludo.
marianela
tengo dolor en mi talon cunda piso fuerte me duele como si me ubiera torsido

Cómo tratar una ampolla de sangre
1 de 3
Cómo tratar una ampolla de sangre

Volver arriba