Compartir

Diferencia entre uñas de gel y porcelana

Por Eva Sereno. Actualizado: 26 febrero 2018
Diferencia entre uñas de gel y porcelana

Desde hace un tiempo se ha puesto de moda lucir una manicura perfecta. Muchas son las personas que recurren a centros de estética para lucir uñas de gel o de porcelana. Son dos opciones que, en ocasiones, se confunden, a pesar de existir importantes diferencias, que van más allá del resultado final que se ve en las manos.

En unCOMO, te detallamos la diferencia entre uñas de gel y porcelana, además de contarte cuáles son las principales ventajas e inconvenientes de cada una de ellas. Así podrás elegir bien el tipo de uñas que prefieres, aunque siempre es conveniente que te dejes asesorar por profesionales.

También te puede interesar: Cuánto duran las uñas de gel

Qué son las uñas de porcelana

Las uñas de porcelana se diferencian de las de gel por estar elaboradas con fibra de vidrio. Este material tiene la principal característica de ser bastante frágil, por lo que hay que tener mucho cuidado con su colocación, que siempre debe realizarse en centros especializados.

El trabajo que se realiza para su correcta colocación es bastante laborioso. Y es que, aunque hay uñas de porcelana que se podrían definir como estándar, lo cierto es que el profesional tiene que darles forma y el tamaño adecuado en función de las uñas naturales y de la mano de cada persona para obtener buenos resultados. Quizás puede que también te interese este artículo sobre Cómo cuidar las uñas de porcelana.

Diferencia entre uñas de gel y porcelana - Qué son las uñas de porcelana

Qué son las uñas de gel

Las uñas de gel, a diferencia de las de porcelana, se hacen con oligómeros, que suelen ser viscosos. Esta textura es la que se endurece sobre la uña cuando entra en contacto con las luces de las lámparas ultravioleta, que se emplean para este tipo de manicura.

Estas uñas se caracterizan por tener una colocación mucho más sencilla. Aunque se ponen pegándolas sobre la uña natural, a veces no quedan tan bien encajadas porque no se moldean como sucede con las de porcelana.

Pese a ello, este tipo de manicura está en alza, siendo una de las principales tendencias de moda. A este auge ha contribuido el hecho de que son más económicas de colocar las de porcelana. También puede que te interese el siguiente artículo sobre Cómo cuidar las uñas de gel.

Principales diferencias entre uñas de gel y porcelana

Las uñas de porcelana tienen una serie de características que las diferencian de las de gel. Son particularidades que se notan en varios aspectos que van más allá de su composición y colocación.

  • La dureza: las de porcelana son más duras que las de gel, una particularidad por la que son más resistentes a golpes. Por el contrario, las de gel son más flexibles, lo que facilita que se adapten mejor a la uña y quede más protegida frente a, por ejemplo, golpes o choques con objetos. Esto resulta un tanto curioso porque parece que las uñas más duras protegen más. Sin embargo, debes tener en cuenta que las uñas de porcelana, por esa mayor resistencia, pueden llegar a dañar la uña natural si se rompen por un golpe, mientras que las de gel no tienen ese problema y con ellas se pueden hacer las actividades diarias sin problemas, incluyendo las tareas domésticas.
  • El color: normalmente, si no aplicas un esmalte de color, las de gel tienden a quedar más naturales que las de porcelana, que suelen ser más opacas.
  • El resultado final: el resultado final en las uñas de gel es distinto que las de porcelana porque quedan bastante más gruesas, ya que se deben aplicar varias capas de producto durante la manicura.
  • La duración: entre las uñas de gel y porcelana también varía. En general, las de porcelana suelen durar unos seis meses, mientras que las de gel tienen una menor duración. De todos modos, en ambos casos, tienes que hacer el mantenimiento para ir retocándolas conforme crece la uña. Normalmente, suele ser cada quince días.
  • La eliminación de las uñas: esto también es diferente. Las de porcelana se tienen que quitar con un líquido especial. Por su parte, las de gel se eliminan con un quitaesmalte específico para esmaltes de gel, además de tener que limar la uña.
  • El coste: este es otro aspecto en el que difieren. Las uñas de gel son bastante más económicas que las de porcelana. Los precios varían en función del centro que elijas para hacer la manicura.

Son factores que determinan la diferencia entre uñas de gel y porcelana que te hemos comentado en unCOMO para que puedas conocer todos los detalles y elegir la que más te interese para lucir una "manicura diez". Recuerda que siempre es conveniente que vayas a centros especializados tanto si eliges las de porcelana como las de gel. Si te ha gustado este artículo, puede que también te resulte útil este sobre Cómo fortalecer las uñas después de quitarme las de gel.

Diferencia entre uñas de gel y porcelana - Principales diferencias entre uñas de gel y porcelana

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencia entre uñas de gel y porcelana, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Diferencia entre uñas de gel y porcelana

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Laura
Me encantó el artículo uñas de porcelana y uñas de gel!!!

Diferencia entre uñas de gel y porcelana
1 de 3
Diferencia entre uñas de gel y porcelana

Volver arriba