Compartir

Draping, técnica de maquillaje que rejuvenece el rostro

 
Por Beatriz Ruiz. Actualizado: 5 octubre 2017
Draping, técnica de maquillaje que rejuvenece el rostro

¿Quieres que tu rostro luzca mucho más joven o iluminado? Esta temporada se ha puesto en la lista de tendencias de belleza el draping, técnica de maquillaje que ilumina y rejuvenece el rostro. Aunque parezca una novedad, el drapeado es un método nacido en los años 70 y consiste en crear en tu cara un efecto estilizado y luminoso a través del uso de varios tonos de colorete.

En este artículo de unCOMO, te explicamos qué es exactamente el draping y, además, te enseñaremos de una forma fácil y sencilla a realizar esta técnica de maquillaje para que luzcas un rostro natural e iluminado. Sigue leyendo y descubre más cosas sobre esta nueva tendencia de belleza.

También te puede interesar: Trucos de maquillaje para iluminar el rostro

Qué es la técnica de maquillaje "Draping"

Esta técnica de belleza, aunque ahora mismo sea la última tendencia en maquillaje, lleva existiendo desde hace unos cuantos años. Este método nació entre los años 70 y 80 gracias a Way Bandy, un maquillador que trabajó con muchas estrellas, entre ellas, Diana Ross, Jerry Hall y la cantante Cher, entre otras más.

El draping, también llamado drapeado, es una técnica de maquillaje muy similar al contouring. Sin embargo, mientras en esta última, se utilizan diferentes bases y correctores de maquillaje por todo nuestro rostro para contornearlo y conseguir un efecto muy estilizado, en el drapeado utilizamos, simplemente, diferentes tonalidades de colorete solo en la zona de los pómulos y, en ocasiones, por la barbilla.

Con este método, también conseguiremos estilizar las facciones de nuestra cara. Sin embargo, el efecto es mucho más natural y rejuvenecedor que el que conseguimos con el contouring.

Consejos para hacer el maquillaje draping

Aunque la base para hacer esta técnica de maquillaje es tener diferentes tonos de blush, es muy importante que sigas las recomendaciones que, a continuación te explicamos, para que consigas hacerlo de manera correcta:

  • Elige bien tu base de maquillaje: para crear un efecto natural con esta técnica, es recomendable que escojas entre una base ligera, una BB cream o, directamente, no llevar maquillaje.
  • Lleva las cejas al natural: con este método no queda muy bien con las cejas muy rellenadas. En el caso de las tengas muy poco pobladas, intenta que se vean lo más naturales que puedas.
  • Qué colorete elegir: es muy importante que escojas bien el color de tu blush. Si quieres utilizarlo por el día, es mejor un tono cálido, pero, si quieres salir por la noche, es mejor que elijas un tono rosado o rojizo.
  • Dos tonos de colorete: cuando hayas escogido el color base, ahora te tocará elegir dos subtonos. Uno debe ser oscuro para dar profundidad a los pómulos. Y el otro, tiene que ser de un tono muy claro para iluminar algunas zonas y conseguir contornear los pómulos.
  • En el caso de que no quieras comprar ningún blush, también puedes realizar el drapeado con el colorete que usas de manera habitual y un iluminador.
  • Maquillaje para los ojos: para esta técnica de maquillaje, menos es más. No debes utilizar ninguna sombra de ojos, ya que estropearás el efecto natural. Por tanto, aplícate simplemente un poco de máscara de pestañas.
Draping, técnica de maquillaje que rejuvenece el rostro - Consejos para hacer el maquillaje draping

Técnica de maquillaje draping según tu rostro

Otro aspecto que debemos tener en cuenta para maquillarnos es la forma de nuestro rostro. Por tanto, te explicamos cómo debes aplicar el colorete para hacer bien esta técnica, dependiendo del tipo de perfil que tiene tu cara:

  • Rostro ovalado: en este caso, la técnica es muy sencilla. Aplica el tono claro debajo del contorno de los ojos y el tono oscuro debe bordearlo, desde las mejillas hasta las sienes.
  • Rostro cuadrado: para suavizar este perfil, aplicaremos el color sobre las manzanas de las mejillas haciendo círculos. El tono claro debe trazar una línea diagonal desde la parte exterior del ojo hasta antes de terminar la nariz.
  • Cara redonda: para estilizar esta forma, debemos aplicar la tonalidad oscura a lo largo de toda la parte superior de los pómulos. La tonalidad clara deberá aplicarse justo por encima del colorete oscuro.
  • Cara alargada: para ensanchar este tipo de perfil, tenemos que aplicar el tono oscuro de manera horizontal por debajo del pómulo y difuminarlo y, después, utilizar el tono claro justo encima haciendo círculos pequeños.

Cómo hacer draping paso a paso

Sigue este sencillo paso a paso para hacer de manera perfecta esta última tendencia de maquillaje:

  1. Hidrata tu piel antes empezar a maquillarte.
  2. Si tienes imperfecciones, corrígelas con algunos correctores.
  3. Utiliza tu base de maquillaje habitual por todo el rostro. Recuerda que es mejor que sea un maquillaje bastante ligero.
  4. Aplica el colorete más oscuro creando la forma de una manzana alrededor o justo debajo del pómulo.
  5. Ahora usa el tono claro de blush: este debe aplicarse alrededor de la silueta que has dibujado con el otro colorete. Es decir, debe ir en la parte alta de tus mejillas.
  6. Recuerda aplicar los diferentes tipos de colorete según la forma de tu rostro.
  7. Cuando tengas los dos tonos aplicados en el rostro, comienza a difuminarlos para conseguir un efecto más natural y luminoso.
  8. Por último, aplícate un poco de máscara de pestañas y un pintalabios. Es recomendable que utilices tonos de color rojo para que luzcas un look impactante.
Draping, técnica de maquillaje que rejuvenece el rostro - Cómo hacer draping paso a paso

Si deseas leer más artículos parecidos a Draping, técnica de maquillaje que rejuvenece el rostro, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Draping, técnica de maquillaje que rejuvenece el rostro

¿Qué te ha parecido el artículo?

Draping, técnica de maquillaje que rejuvenece el rostro
1 de 3
Draping, técnica de maquillaje que rejuvenece el rostro

Volver arriba