Compartir

En qué consiste la ultracavitación

Por Daniela Innecco. Actualizado: 16 enero 2017
En qué consiste la ultracavitación

Seguramente has escuchado hablar de la liposucción sin cirugía, un tratamiento que ofrece las bondades de esta intervención sin necesidad de pasar por el bisturí. Pues se trata de la ultracavitación, el tratamiento estético más innovador para eliminar la grasa localizada, reducir medidas y mejorar la apariencia de la celulitis.

La ultracavitación es lo último de la medicina estética para aquellas personas que desean ayudarse en el proceso de la pérdida de peso o que simplemente desean moldear su cuerpo destacando su cintura, disminuyendo el grosor de los michelines o despidiéndose para siempre de las cartucheras. Si quieres saber en qué consiste la ultracavitación, cuáles son sus resultados y de qué va una sesión, lee detenidamente esta nota de unComo.

También te puede interesar: Beneficios de la ultracavitación

¿Qué es la ultracavitación?

La ultracavitación es un tratamiento estético ultrasónico más potente que un ultrasonido convencional como el que se utiliza para los ecos abdominales. La ultracavitación consiste en aplicar en la zona que se desea tratar un cabezal ultrasónico especial, el cual formará burbujas en el interior del tejido graso y estas se romperán para liberar el contenido de los adipocitos (células grasas).

El ultrasonido de la ultracavitación es diferente a los convencionales debido a la frecuencia que irradia (40khz) y debido a una potencia baja (40W) la cual es la responsable de la formación de las burbujas y del rompimiento de las células grasas. Una vez que se rompen los adipocitos la grasa viaja por el sistema linfático y se expulsa a través de la orina y las heces, lo cual propicia resultados rápidos de observar.

En qué consiste la sesión de ultracavitación

En la primera sesión de ultracavitación el médico especialista determinará por cuál zona es mejor comenzar. Aplicará un gel en la piel y procederá a pasar el cabezal del ultrasonido por la dermis. La ultracavitación es indolora, no invasiva y muy cómoda de realizar.

Después de la sesión de ultracavitación la persona debe tomar la menos 2 litros de agua para estimular el sistema linfático y acelerar el proceso de expulsión de la grasa. No existe ninguna indicación o reposo después de realizar el tratamiento, por lo que la persona podrá continuar su vida de forma normal. Tampoco se producen efectos secundarios.

El número de sesiones que se necesitan varían según los requerimientos de la persona y cantidad de grasa localizada. Lo recomendable es realizar 8 sesiones en 3 meses, sin embargo esta indicación solo puede ofrecerla el especialista.

Resultados d ela ultracavitación

Los resultados de la ultracavitación se pueden apreciar desde la primera sesión, ya que la expulsión de la grasa a través del sistema linfático permite la pronta reducción de medidas. Sin embargo, para resultados más rápidos también se recomienda realizar masajes linfáticos, los cuales estimularán el tránsito d ella grasa hasta la orina y las heces para facilitar su expulsión.

Los resultados esperados de la ultracavitación son: disminución de la piel de naranja debido a la ruptura de las células que la producen, mejor circulación, reducción de medidas, pérdida de la grasa localizada, mejor apariencia de la piel. La ultracavitación es pensada para la eliminación de la grasa mas no para combatir la flacidez, por lo que muchos especialistas recomiendan complementar el tratamiento con sesiones de radiofrecuencia.

Cuidados necesarios y precauciones

Aunque la ultracavitación no sugiere el uso de anestesia, es un tratamiento ambulatorio y no ofrece efectos secundarios, existen algunos cuidados que debes tomar en cuenta. Hacer ejercicios y llevar una dieta hipocalórica ayudará a que el tratamiento sea más efectivo, se noten más los resultados y se queme más grasa, sin contar que es la única manera de evitar no perder los efectos de la ultracavitación.

Este tratamiento, como todos, tienen sus excepciones, por lo que NO se recomienda aplicar ultracavitación a mujeres embarazadas, personas con prótesis metálicas, heridas abiertas, cáncer, sobrepeso importante, enfermedades renales o hepáticas.

La ultracavitación no deja marcas, no produce calor en la piel, debe realizarse con un producto ultrasónico especializado, no duele, no tiene consecuencias a corto y largo plazo, no causa heridas, no lastima la piel ni los huesos y la única manera de evitar efectos negativos como los anteriormente mencionados es acudiendo a un médico especialista en estética para que realice el tratamiento.

Si deseas leer más artículos parecidos a En qué consiste la ultracavitación, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Peso e imagen corporal.

Escribir comentario sobre En qué consiste la ultracavitación

¿Qué te ha parecido el artículo?

En qué consiste la ultracavitación
En qué consiste la ultracavitación

Volver arriba