Compartir
Compartir en:

Qué es y para qué sirve la carboxiterapia facial

Qué es y para qué sirve la carboxiterapia facial

Como todo el mundo sabe, inhalamos oxígeno y expulsamos dióxido de carbono cuando respiramos, pero ¿sabías que el dióxido de carbono tiene múltiples beneficios para nuestra piel? Por eso existe la carboxiterapia facial. Es una técnica que ayuda a oxigenar el tejido del cutis y elimina marcas de fatiga, arrugas o incluso ojeras a través del CO2. Cuando los cosméticos no son suficiente la carboxiterapia facial es una solución. Puede aplicarse en zonas sensibles como las ojeras y en una sola sesión se nota la diferencia. si te interesa conocer los detalles, en este artículo de unCOMO te contamos qué es y para qué sirve la carboxiterapia facial y más detalles.

También te puede interesar: Cómo hacer un masaje facial antiarrugas

Qué es la carboxiterapia facial y para qué sirve

La carboxiterapia es un tratamiento médico-estético no invasivo ni quirúrgico que aplica CO2 medicinal debajo de la piel, mediante microinyecciones, en los tejidos afectados.

El dióxido de carbono es un gas que producimos los humanos, animales y las plantas, por lo tanto ya está en nuestro organismo. Al introducir dióxido de carbono en la piel los vasos sanguíneos se dilatan produciendo la oxigenación del tejido. Además, se eliminan varias toxinas a través del sistema linfático, que son las causantes de que nuestra piel sea de un tono poco uniforme y esté apagada como si estuviese cansada. Mediante la carboxiterapia se regenera la producción de colágeno en la piel lo que hace que esta vuelva a tener elasticidad y firmeza y puede prevenir la formación de nuevas arrugas. Las zonas que se pueden tratar incluyen: rostro, ojeras, escote y cuello.

La carboxiterapia para el tratamiento en ojeras es muy eficaz cuando se trata de ojeras oscuras debido a la vascularización subyacente, que produce un color azulado en la zona. El dióxido de carbono produce una vasodilatación automática mejorando la circulación.

Con la técnica de la carboxiterapia puedes conseguir numerosos beneficios para tu piel:

  • Mejorar considerablemente la circulación
  • Reafirmar y unificar el tono de tu piel
  • Recuperar el esplendor y la luminosidad natural de tu piel
  • Mejora la formación de las fibras elásticas y de colágeno mejorando el tono y elasticidad de la piel
  • Tratar las ojeras de color oscuro y las bolsas de grasa

Cómo es el tratamiento con carboxiterapia facial

El tratamiento de carboxiterapia es un procedimiento simple, rápido y ambulatorio (no requiere cirugía ni hospitalización) que causa molestias mínimas y tras su aplicación permite hacer vida normal desde el primer momento. Para ello se necesita un equipo estético especializado que permita definir y controlar la dosis, velocidad del flujo, tiempo y temperatura del gas en las inyecciones localizadas dependiendo el caso para cada tratamiento y paciente. Además, el CO2 utilizado debe ser de tipo medicinal y con un 99% de pureza. Por eso es importante acudir a un centro especializado para su aplicación.

El CO2 se aplica en el tejido subcutáneo mediante una aguja muy fina de 0,3 mm de diámetro. Es muy parecida a la que se utiliza para administrar insulina en personas diabéticas. Para cada tratamiento o paciente el volumen de infiltración del gas y la presión es diferente. Después de las microinyecciones el especialista suele dar un ligero masaje en la zona para que el dióxido de carbono circule y se distribuya.

La duración puede ser entre 15 y 20 minutos según el área que queramos tratar. Se pueden hacer hasta 2 sesiones por semana pero esto lo aconsejará el especialista según el paciente y tratamiento.

Tras el procedimiento la persona puede irse a casa y hacer vida completamente normal. Es un tratamiento indoloro y seguro. No obstante, no hay que olvidar que es un tratamiento médico y por lo tanto puede tener algunos efectos, aunque son poco comunes y de fácil solución, nada grave. Algunos efectos pueden ser:

  • Dolor en el momento de la aplicación: si esto sucede el especialista puede cambiar el punto de inyección.
  • Moratones: es un efecto totalmente normal debido a la inyección. Aunque no suele ocurrir un pequeño número de personas puede presentar moratones. Suelen desaparecer al cabo de los días.
  • Hinchazón: es una reacción normal de la piel, pero desaparece en un par de días.
  • Enrojecimiento de la piel: se debe a la vasodilatación que puede formar rojeces en la zona.

Todos estos efectos, si se produjesen, desaparecen en unos días y no son ni muy comunes ni muy graves. Es totalmente normal cuando se trata la piel ya que se está inyectando una sustancia con agujas y es normal que se produzca una reacción de la dermis, pero no es preocupante.

Contraindicaciones de la carboxiterapia

Este tratamiento, como hemos dicho antes, debe ser aplicado por un especialista en la materia y antes de iniciar el tratamiento debe hacerte una evaluación para ver si existe alguna contraindicación. La carboxiterapia no está indicada en las siguientes situaciones:

  • Si tienes cualquier enfermedad congénita del corazón
  • Si has sufrido un infarto, tienes una angina de pecho, insuficiencia cardíaca muy grave o una enfermedad cardíaca congestiva
  • Si tienes la presión arterial alta
  • Si has sufrido una embolia pulmonar o tienes trombosis aguda
  • Si has tenido un accidente cerebrovascular reciente o sufres de alguna enfermedad de este mismo tipo
  • Las personas que tienden a retener dióxido de carbono sufren trastornos de apnea del sueño o enfermedades pulmonares graves o crónicas. En estos casos no es conveniente usar este tipo de terapia
  • Si estás en tratamiento con diálisis
  • Si sufres ataques de epilepsia
  • Si padeces: infecciones virales crónicas, infecciones cutáneas agudas o periodos de inflamación en zonas locales especificas
  • Gangrena
  • Las mujeres embarazadas o lactantes deben tener cuidado. En estos casos es recomendable consultar antes al médico de cabecera o ginecólogo que lleve el embarazo.
  • Personas que tengan sangrado excesivo o hemofilia, así como quienes sufren de anemias muy fuertes, o cualquier enfermedad hemorrágica

La carboxiterapia es un método muy eficaz pero el dióxido de carbono, aunque lo produzca nuestro propio organismo, en cantidades muy altas puede ser peligroso. Es por eso que hay que consultar a un especialista antes de realizarlo y debe ser aplicado por un experto que controlará los niveles.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es y para qué sirve la carboxiterapia facial, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal o también te puedes descargar la app de moda BeautyTips, la aplicación ideal para estar siempre "Bella".

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Qué es y para qué sirve la carboxiterapia facial

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es y para qué sirve la carboxiterapia facial
1 de 2
Qué es y para qué sirve la carboxiterapia facial