Remedios caseros para la caspa grasa - ¡despídete de ella!

Remedios caseros para la caspa grasa - ¡despídete de ella!

¿Te has cansado de tener caspa grasa? ¿Has probado algunos productos y no te han funcionado? Lo más importante para combatir este problema capilar es empezar por conocer los principales motivos que pueden estar provocándolo. De esta forma, conseguiremos saber si con un simple cambio de hábitos podemos solucionarlo o si, además, necesitamos aplicar algunos tratamientos preferiblemente naturales para regular el pH de nuestra piel y combatir esta afección capilar.

Así que, si buscas una solución a este problema, además de visitar a tu dermatólogo, te recomendamos que pruebes alguno de los remedios caseros para la caspa grasa que te ofrecemos con detalle en este artículo de unCOMO.

Causas de la caspa grasa

Esta condición capilar puede darse por diversos motivos y factores que afectan a nuestro cuero cabelludo. Algunos motivos por los que sale la caspa tienen solución fácil y otras no disponen de una solución tan directa, pero con la ayuda de ciertos tratamientos naturales y con los conejos de un dermatólogo siempre puede solucionarse. Así que, para poder controlar este problema tan antiestético, hay que empezar por conocer algunas de las principales causas de la caspa grasa:

  • Dermatitis seborréica
  • Psoriasis
  • El hongo pityrosporum orbiculare
  • Una mala alimentación
  • El uso excesivo de productos químicos en el cabello
  • Padecer mucho estrés
  • Higiene inadecuada del pelo

Limón

Tanto el zumo como la cáscara de este cítrico contienen propiedades astringentes y antibacterianas que servirán para evitar o combatir la presencia de microorganismos que producen caspa y, también, para reducir la segregación de grasa en el cuero cabelludo.

Para usar este remedio de forma correcta y despedirte de la caspa grasa necesitarás 1 limón y 200 ml de agua. Pela el limón y con la cáscara haz una infusión, cuando esté lista añade un poco del jugo del cítrico. Con un spray o poco a poco con tus dedos o un pincel para aplicar tinte, aplica la loción por toda la piel afectada. Deja que actúe hasta que se seque y retíralo con agua abundante. Puedes repetirlo dos veces al día durante los días que necesite para mejorar este problema capilar.

Asimismo, te aconsejamos que mientras lleves este remedio en el cabello no te expongas al sol puesto que la reacción con el cítrico hará que tu pelo se aclare.

Además, este remedio es ideal para juntar con otros de los que te proponemos a continuación como el bicarbonato de sodio. Descubre en este otro artículo más detalles sobre cómo usar el limón para la caspa.

Aceite de árbol del té

Entre las propiedades más destacables del aceite esencial de árbol del té se encuentran su gran capacidad antiséptica, antibacteriana y antifúngica. Por este motivo, es un producto natural perfecto para combatir problemas en la piel que estén relacionados con bacterias y con hongos, como puede ser el caso de la caspa grasa y la seborrea.

La mejor forma de aplicar el aceite de árbol del té es poner unas pocas gotas directamente en las zonas más afectadas de la piel de nuestra cabeza o bien, para que el efecto sea más potente pero no nos reseque en exceso la piel, podemos mezclar unas gotas con otro remedio como el vinagre de manzana o con manzanilla.

Debes dejar que actúe el máximo de tiempo posible, por lo que si puedes ponértelo por la noche y retirarlo a la mañana siguiente con agua abundante mejor.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana exfolia la piel, limpia en profundidad, reduce la producción de sebo y combate las bacterias. Así que, si quieres despedirte de la caspa grasa apúntate este truco para eliminarla.

Mezcla a partes iguales vinagre de manzana y agua y remueve, vierte la mezcla en un pulverizador o moja la yema de tus dedos para aplicarla mejor en la piel de tu cabeza. Asegúrate de que toda la piel queda bien mojada con este producto y permite que actúe durante 45 minutos o 1 hora, después enjuágate con agua abundante y tibia y lávate el pelo con tu champú habitual. Puedes hacer este tratamiento natural entre 3 y 4 veces a la semana.

Además, puedes ver más detalles sobre su aplicación en este artículo sobre cómo usar el vinagre de manzana para la caspa.

Ciprés

El ciprés tiene una gran capacidad astringente, antiséptica y antibacteriana, por este motivo usarlo contra este problema es una buena estrategia. De esta forma lograremos combatir los posibles microorganismos que haya en nuestra piel y estén produciendo este problema capilar y conseguiremos reducir la producción de sebo.

Para usar esta planta de forma correcta deberás hervir un litro de agua y añadir un manojo de ramitas de ciprés. Pasados 10 o 15 minutos de ebullición tendrás que permitir que se enfríe y entonces hacerte un masaje en la cabeza con esta infusión.

Puedes dejarlo hasta 30 minutos para lograr un mayor efecto, pero transcurrido este tiempo tendrás que enjugar tu pelo con agua tibia abundante y con tu champú habitual. Tendrás que aplicarte esta infusión cada día tantos días como sean necesarios hasta notar una disminución importante de esta afección capilar.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es una de las mejores opciones entre los remedios caseros para la caspa grasa puesto que nos sirve para controlar la seborrea capilar o el exceso de producción de grasa en el cuero cabelludo. Para hacer este tratamiento sencillamente deberás mezclar un poco de agua con 2 cucharadas de bicarbonato, hasta que consigas una pasta. Si quieres aportar más potencia a este remedio puedes añadir unas gotas de zumo de limón como hemos comentado en el apartado anterior sobre esta fruta.

A continuación tendrás que aplicar la mezcla directamente en tu cuero cabelludo y hacer masajes con una presión ligera y circulares, para que de esta forma el bicarbonato actúe en la dermis, la exfolie y se active la circulación. Tras el masaje, puedes dejar que este producto acabe de actuar durante 10 minutos más y entonces lo retires con agua abundante y tibia.

En el artículo Cómo usar el bicarbonato para la caspa encontrarás más detalles sobre la aplicación correcta de este producto.

Infusiones relajantes

Como una de las principales causas de este problema del cuero cabelludo es el exceso de nervios y el estrés, una de las mejores formas de combatir la caspa grasa y de conseguir resultados duraderos es logar relajarnos. Así que, es una buena idea tomar algunas infusiones relajantes y calmantes que nos ayuden a disminuir la ansiedad y el estrés, de forma que nuestra dermis pueda también calmarse y equilibrarse. Estas son algunas de las mejores infusiones relajantes que te recomendamos:

  • Melisa o toronjil
  • Manzanilla
  • Tila
  • Pasiflora o flor de la pasión
  • Valeriana
  • Amapola de California

Para prepararlas solo tendrás que poner agua a hervir y en el momento en que esta esté en el punto de ebullición añadir las hierbas que prefieras tomar, permite que hierba durante 5 o 10 minutos y retírala del fuego. Deja que la infusión repose unos 5 minutos más y cuando esté tibia ya puedes tomarla.

Te recomendamos que elijas una sola hierba, preferiblemente la que te recomiende tu médico, y que tomes una infusión diaria antes de irte a dormir durante los días que sean necesarios para que logres la relajación que buscas y olvides el exceso de estrés. Verás que pasado este tiempo tu problema capilar ha disminuido notablemente.

Además, te aconsejamos que sigas este remedio pero que lo combines con alguno de los anteriores que puedes aplicar directamente en la piel para lograr mayores efectos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la caspa grasa - ¡despídete de ella!, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Consejos
  • Cuida tu alimentación, puesto que un exceso de grasa y aceite en la dieta hará que tu cuerpo produzca más caspa grasa.
  • Consulta siempre con un dermatólogo para conocer mejor la causa de este problema en tu caso y actuar directamente contra ella.
  • Si alguno de los remedios te produce algún tipo de reacción o picor al poco rato de aplicarlo, enjuaga rápidamente tu cabello con agua fría abundante.
  • Para mantener la piel de tu cabeza en buenas condiciones te aconsejamos que uses exfoliantes, al menos, un par de veces al mes.