Compartir

Retinol para el acné: beneficios y cómo usarlo

 
Por Marga Chas. Actualizado: 18 octubre 2019
Retinol para el acné: beneficios y cómo usarlo

El acné es una afección cutánea muy común que se produce a causa de un exceso de grasa en nuestra piel. Esta grasa es eliminada a través de los poros y, cuando estos se tapan o se infectan, se producen los granos y las espinillas. Es una afección molesta y muy visible, ya que suele aparecer en el rostro. Además, el acné puede producir picor, malestar y dolor, y las espinillas pueden dejar cicatrices o marcas en las zonas en las que aparecen.

Por todas estas razones, son muchas las personas que buscan tratamientos para atacar el acné de forma efectiva. Uno de los activos naturales más potentes contra el acné es la vitamina A. Esta vitamina contiene compuestos orgánicos, llamados retinoides, de los cuales el más conocido es el retinol. El retinol es una de los compuestos más utilizadas contra el acné, así que, en este artículo de unCOMO, te explicaremos por qué se utiliza el retinol para el acné, cuáles son sus beneficios y cómo usarlo.

Beneficios del retinol para el acné

El retinol está presente en muchos tratamientos cosméticos por los múltiples beneficios que aporta a nuestra piel. Principalmente, el retinol para la piel actúa en tres aspectos fundamentales durante el tratamiento del acné:

El retinol tiene efectos calmantes y antibióticos

Los granos y espinillas del acné pueden llegar a infectarse. Durante su evolución se hinchan y revientan dejando heridas que exponen las capas internas de la piel. Rascarlos, tocarlos, o simplemente su contacto con elementos contaminantes externos, puede producir pequeñas infecciones que dificultan su curación. El retinol combate las bacterias acumuladas, por lo que reduce el picor, el malestar y el riesgo de infección en los poros afectados.

El retinol regula la grasa

Además, el retinol es un gran regulador de la grasa que se acumula en las distintas capas de la epidermis. Al equilibrar la producción de sebo, también reduce la aparición de nuevas espinillas. Al mismo tiempo, actúa directamente sobre la inflamación ya existente en los poros, impidiendo nuevas acumulaciones de lípidos. Por lo tanto, el retinol hace que la piel se vea más sana y luminosa.

El retinol reduce los efectos de los cambios hormonales

Una de las principales causas del acné es la existencia de desajustes hormonales, especialmente los que se producen cuando nuestro cuerpo sufre los cambios de la pubertad. El retinol ayuda, de forma natural, a reducir los efectos que los cambios hormonales causan en la piel, por lo que resulta muy acertado en los tratamientos contra el acné juvenil.

Si quieres conocer más sobre la composición del retinol, dónde se encuentra y cuáles son sus usos, no dejes de visitar nuestro artículo Retinol: qué es y para qué sirve.

Retinol para el acné: beneficios y cómo usarlo - Beneficios del retinol para el acné

Cómo usar retinol para el acné

Hay dos tipos de tratamientos de retinol para el acné: los tratamientos internos y los externos. Ambos pueden ser combinados entre sí.

Los tratamientos internos son aquellos en los que ingerimos el retinol, normalmente en forma de suplementos alimenticios. Actúan desde nuestro interior y son los más recomendados en casos de acné severo, acné juvenil y otros tipos de acné que requieren cuidados a largo plazo.

Los tratamientos de retinol en cápsulas son los más populares. Además, suelen combinar retinol con otro tipo de sustancias igualmente beneficiosas para la piel. Se toman cómodamente con un poco de líquido, pero la cantidad, frecuencia y duración del tratamiento deben ser supervisados por un especialista.

Los tratamientos externos son los que aplicamos directamente sobre la piel, como las cremas con retinol o las ampollas de suero de retinol. Pueden utilizarse como un complemento para los tratamientos internos o usarse por separado con fines médicos o cosméticos, todo depende de la concentración del compuesto activo.

Las cremas con retinol tienen una estructura ligera que les permite penetrar hasta las capas más profundas de la epidermis. Están especialmente diseñadas para equilibrar la presencia de grasa, así como también para favorecer la hidratación y la elasticidad de la piel. Hay cremas con retinol de uso cosmético que, aunque no son específicamente indicadas para el acné, son recomendables, pues ayudan a reforzar la estructura cutánea natural.

Las ampollas de suero de retinol se utilizan cuando se busca una mayor concentración del compuesto activo, ya sea para tratamientos más específicos o simplemente porque se pretenden resultados rápidos. La ligereza del suero hace que penetre rápidamente y sus efectos se notan desde las primeras aplicaciones.

Además del retinol, exfoliar el rostro regularmente es ideal para mantener la piel libre de impurezas. Entra a nuestro artículo Cómo hacer exfoliantes para el acné y para descubrir cómo hacer el tuyo propio.

Retinol para el acné: beneficios y cómo usarlo - Cómo usar retinol para el acné

Efectos secundarios del retinol para el acné

Los tratamientos a base de retinol para la piel pueden tener efectos secundarios. El más habitual es la irritación, que puede ir desde un simple enrojecimiento hasta una ligera descamación. No es nada grave y desaparecerá al detener la aplicación.

La irritación suele formar parte del proceso de renovación de la piel, ya que el efecto exfoliante del retinol elimina las capas superficiales dañadas, al tiempo que estimula la regeneración. De cualquier forma, es habitual notar la piel más sensible de lo normal.

Otros posibles efectos secundarios del retinol para el acné incluyen:

  • Aceleración del proceso: la piel expulsa el exceso de grasa por los poros, dando la sensación de que el acné empeora. En realidad, el retinol depura la piel y ayuda a disolver la grasa, por eso da la sensación de que ésta se expulsa con más facilidad.
  • Aparición de manchas: si exponemos nuestra piel al sol durante un tratamiento a base de retinol, pueden aparecer manchas en la piel. La forma de minimizarlo es cuidar la higiene de la piel, evitando la acumulación excesiva de restos de crema y, además, utilizando protección solar.
  • Alergias al retinol: si se notan reacciones alérgicas tras aplicar tratamientos con retinol, será necesario suspenderlo y consultar a un especialista.

De cualquier forma, todos estos efectos secundarios se pueden evitar si se tiene la precaución de probar el tratamiento de forma progresiva. Se recomienda empezar con pequeñas cantidades y espaciar las aplicaciones. De esta forma, permitimos que la piel se acostumbre poco a poco.

Mantener el rostro limpio también es muy importante cuando se trata de prevenir el acné. En unCOMO, te contamos todo lo que necesitas para aprender Cómo hacer jabón para el acné.

Si deseas leer más artículos parecidos a Retinol para el acné: beneficios y cómo usarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario sobre Retinol para el acné: beneficios y cómo usarlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Retinol para el acné: beneficios y cómo usarlo
1 de 3
Retinol para el acné: beneficios y cómo usarlo

Volver arriba