menu
Compartir

Tatuaje hinchado: por qué y cómo curarlo

 
Por Carla Martínez Dantí. 17 marzo 2021
Tatuaje hinchado: por qué y cómo curarlo

¿Es normal tener un tatuaje hinchado? Puede ocurrir que observes tu tatuaje inflamado tras hacértelo o, incluso, puede llegar a pasar que tengas el tatuaje hinchado después de meses o años de habértelo hecho por algún motivo. Debes estar muy alerta porque un tattoo inflamado, sobre todo si hay enrojecimiento o dolor, puede ser señal de infección u otros problemas. Por ello, es importante tener en cuenta la fecha en la que aparece la hinchazón respecto a la fecha de realización del tattoo, junto a más aspectos, para determinar las causas y aplicar los mejores tratamientos para curarlo de manera rápida y eficaz.

¿Tienes relieve en el tatuaje? Si es tu caso, sigue leyendo unCOMO porque aquí te contamos por qué tienes el tatuaje hinchado y cómo curarlo.

Por qué se hincha un tatuaje

¿Por qué tengo el tengo el tatuaje hinchado? ¿Cuánto dura un tatuaje hinchado? Cuando acabas de hacerte uno es normal tener el tatuaje hinchado al día siguiente o durante los 3 o 4 días posteriores, debido a que se trata de una reacción natural de la piel que se origina por la lesión del pinchazo de la aguja. Así, un tatuaje hinchado recién hecho es normal, pero si se mantiene hinchado durante días o la inflamación del tatuaje se produce unos meses después de haberte hecho el tattoo, puede ser un indicativo de una lesión más grave, de una alergia o de una infección. A continuación, destacamos algunas de las causas de un tatuaje muy hinchado:

Tatuaje inflamado por infección

La causa principal de la aparición de un tatuaje muy hinchado es la infección. Esta complicación suele presentarse días después de la realización del dibujo y, generalmente, responde a que se trata de un tatuaje mal curado. En estos casos, microorganismos como bacterias, hongos o virus logran entrar en el cuerpo produciendo la inflamación de la piel, además de otros síntomas de infección, como fiebre, dolor muscular, malestar, temblores, secreción en las heridas del tattoo o piel endurecida.

En el caso de que la inflamación del tatuaje haya sido ocasionada por una infección y la hinchazón se prolongue durante 3 o 4 días o bien los síntomas empeoren, es imprescindible acudir al médico para que puedan pautarte el mejor tratamiento específico en cada caso, teniendo en cuenta el tipo y la gravedad de la infección.

¿Cómo se sabe si un tatuaje está infectado? Aquí te lo explicamos.

Tatuaje hinchado por alergia

Un tatuaje hinchado y que pica también puede responder a otra causa más frecuente de lo que imaginas: la alergia. En estos casos, la piel suele tener una reacción en la zona donde se ha realizado el tattoo ocasionando hinchazón, enrojecimiento, comezón, dolor e hinchazón y, en ocasiones, puede incluso producirse descamación de la piel. En los casos del tatuaje hinchado y con relieve por alergia cutánea es menos frecuente que se produzcan temblores, fiebre o malestar general, por lo que estos síntomas pueden diferenciar si la causa de la inflamación es infección o alergia.

Para saber si se trata realmente de una alergia es necesario acudir al dermatólogo en el momento en el que se aprecien los primeros síntomas. Mediante una revisión detallada de la piel se descartarán infecciones y se podrá iniciar el tratamiento específico para la alergia.

Si ves tu tatuaje hinchado y rojo, te recomendamos leer también este otro post sobre Por qué mi tatuaje está rojo.

Tatuaje hinchado: por qué y cómo curarlo - Por qué se hincha un tatuaje

Cómo curar un tatuaje hinchado

Dado que no existe una única causa que provoca la inflamación de un tatuaje, es importante saber cómo curar un tatuaje hinchado en cada caso.

Tratamiento para tatuaje inflamado e infectado

Antes de iniciar un tratamiento para un tatuaje inflamado por infección, primero se debe determinar el agente o microorganismo que ha generado dicha infección. Para ello, es necesario acudir a un médico que mediante un frotis podrá determinar la causa de la infección: bacteriana, fúngica o vírica.

  • Infección por bacteria: en ese caso generalmente se indicará el tratamiento a base de pomada antibiótica con bacitracina o ácido fusídico.
  • Infección por hongos: en estos casos se recomienda la aplicación de pomadas antimicóticas con contenido de fluconazol, ketoconazol o itraconazol.
  • Infección por virus: es el tratamiento más sencillo puesto que solo se debe mantener la higiene del área infectada y dejar que el virus haga su curso. Por lo que se podría curar la infección sin necesidad de tomar medicamentos, si así lo considera conveniente el médico.

Para las infecciones leves las pomadas serán capaces de solventar la infección, no obstante, en casos de mayor gravedad o con síntomas agraviados el médico puede recetar la ingesta de antibióticos u otros medicamentos en comprimidos. Aquí te explicamos más sobre Cómo curar un tatuaje infectado.

Tratamiento para tatuaje inflamado por alergia

El tratamiento de un tatuaje inflamado por alergia es sencillo y puede resolverse con la ingesta de antihistamínicos como la hidroxicina, bilstina o cetirizina, si así lo recomienda el médico especialista y en caso de que la alergia sea leve. Para combatir síntomas más intensos o de mayor gravedad el dermatólogo puede recetar la aplicación de una crema con corticoides para ayudar a reducir el tattoo hinchado y que pica.

Además de estos tratamientos específicos te recomendamos llevar a cabo otras acciones que pueden ayudarte a aliviar la inflamación común de un tattoo, sobre todo si la inflamación aparece recién te has tatuado.

  • Utiliza pomadas cicatrizantes que ayuden a desinfectar el área si el tattoo está infectado.
  • Deja de utilizar cremas o lociones hidratantes y evita mojar la zona, puesto que la humedecerá y la reblandecerá.
  • Lava el tatuaje adecuadamente y con la frecuencia recomendada por el tatuador y seca bien el tattoo dando pequeños toques con papel de cocina, sin frotar.
  • Si es una inflamación producida por la lesión de la aguja, teniendo sumo cuidado desaparecerá a los 3 o 4 días como mucho. En caso contrario, no dudes en acudir a tu médico.
  • Poner hielo en el tatuaje hinchado te ayudará a reducir la inflamación. Nunca apliques directamente el hielo, hazlo a través de compresas o envuelve el hielo en un paño y mantenlo sobre el área tatuada de 10 a 15 minutos. Esto ayudará a reducir la hinchazón durante las primeras 24 horas. Además, con la aplicación de hielo aliviarás el dolor.
  • Deja que el tattoo infectado respire al aire libre para curarlo más rápido. Eso sí, si sales a la calle o estas en contacto con ciertos productos es mejor taparlo con unas gasas o el tipo de material que te haya recomendado el tatuador profesional.

Te aconsejamos echar un vistazo a estos otros posts sobre Cómo cuidar un tatuaje recién hecho y Cuánto tarda en cicatrizar un tatuaje.

Cómo evitar que el tatuaje se inflame y se infecte

Prevenir es la mejor forma de evitar que un tatuaje se infecte y se inflame y, para ello, deberás comprometerte con los cuidados necesarios que requiere el tattoo, sobre todo después de hacértelo, solo así lograrás curar la herida en tu piel y evitar complicaciones. Toma nota de los siguientes consejos y ayuda a tu tattoo a cicatrizar bien.

Tapa el tatuaje

Mantén la zona del tattoo tapada durante las primeras horas después de realizarlo, entre 2 y 4 horas. La mejor cobertura es un plástico o papel film, puesto que ayuda a aumentar la temperatura de la lesión y hace que se retengan sangre y fluidos en ella, ayudando a cicatrizar más rápido y mejor.

Lava el tattoo

Limpia la zona tatuada de 2 a 3 veces por día, durante el primer mes. Para ello, utiliza agua templada y jabón neutro, por ejemplo de glicerina, y evita los jabones perfumados o con alcohol, puesto que pueden irritar la herida e incluso dañar el tattoo. Lava suavemente la zona y sécala dando pequeños golpes con una toalla o gasa, con sumo cuidado, dejando el área completamente seca.

Usa crema para tatuajes

Usa crema antibiótica para reducir la inflamación de los primeros días y, además, ayudarás a prevenir las infecciones. Consulta con tu tatuador a ver qué crema curativa es la más recomendada para ti. Por otro lado, hidrata la herida con cremas cicatrizantes, como el Bepanthol. Cuidado con el uso de otros productos, como la vaselina. Aquí te explicamos los Pros y contras de usar vaselina para los tatuajes.

Ten cuidado en la ducha

Aunque puedes ducharte desde el primer día, es importante tener cuidado con el tattoo. Evita que caiga jabón o champú directamente y al secar no te frotes con una toalla el área tatuada. Así mismo, no podrás bañarte durante las 3 primeras semanas y deberás evitar los baños en la piscina o el mar durante las 2 primeras semanas, o incluso hasta que la herida cicatrice por completo, puesto que las bacterias del agua, y otra suciedad y microorganismos que puede haber en ella, pueden infectarla.

Protégete del sol

El sol directo no es un buen aliado para el tattoo. Además de provocar que la piel se irrite, también puede acelerar la pérdida de brillo y color del tatuaje. Por ello, se recomienda evitar la exposición solar las semanas posteriores a haberte hecho el tatuaje y, en caso de que lo expongas, utilizar siempre una crema solar con alto nivel de protección (de 30 hacia arriba).

Deja el tatuaje al aire libre

Como ya hemos apuntado, es bueno dejar respirar a la piel. Tras las primeras horas en las que debe estar completamente tapado (de 2 a 4 después de haberte tatuado), es necesario que el tattoo esté al aire libre para evitar los peligros de los microbios anaerobios que pueden producir infecciones. Además, se recomienda utilizar ropa holgada que no oprima ni apriete la zona tatuada.

Evita rascarte

Es normal que la formación de costra provoque cierta picazón en el área tatuada. El proceso de cicatrización suele tener una duración de entre 1 y 2 semanas, por lo que esta sensación puede durar ciertos días. Evita rascarte y arrancarte las costras, que deberán caerse por si solas, puesto que en caso contrario alargarás el proceso y puedes complicar la cura del tatuaje.

Si realizas los cuidados y la curación de manera consciente el tattoo cicatrizará pronto y ya no habrá riesgo de sufrir una infección, siempre y cuando no lo expongas al sol o a productos que puedan generarla. Los primeros días tras tatuarte son esenciales para contribuir a la cura de la herida, por ello, te recomendamos seguir todos los pasos y extremar las precauciones si no quieres un tatuaje inflamado por mucho tiempo.

Para terminar, te aconsejamos leer estos otros artículos de unCOMO sobre Por qué salen granitos en el tatuaje, Sobrehidratación de un tatuaje: consecuencias y cómo curarla y Por qué mi tatuaje se ve arrugado.

Tatuaje hinchado: por qué y cómo curarlo - Cómo evitar que el tatuaje se inflame y se infecte

Si deseas leer más artículos parecidos a Tatuaje hinchado: por qué y cómo curarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Belleza y Cuidado Personal.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tatuaje hinchado: por qué y cómo curarlo
1 de 3
Tatuaje hinchado: por qué y cómo curarlo

Volver arriba